Cómo superar el miedo a ser criticado

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 9 mayo, 2018
Francisco Pérez · 9 mayo, 2018

¿Te has sentido criticado alguna vez? ¿Cómo te sentiste? Quizá hayas desarrollado miedo a ser criticado a raíz de un episodio parecido. Ser criticado no es plato de buen gusto para nadie, sobre todo cuando la crítica es mala.

Y es que existen diferentes tipos de crítica. No todas las críticas son negativas. Existen críticas constructivas que nos ayudan a mejorar diferentes aspectos de nosotros, pero incluso este tipo de críticas puede que no nos gusten o que nos pillen en un momento en el que no seamos especialmente receptivos.

El miedo a ser criticado

La mayoría de las veces, cuando recibimos una crítica, la vivimos como un ataque personal. Algunas personas la viven como un comentario hiriente, vergonzoso. Esto hace que nos sintamos heridos o nos pongamos a la defensiva.

¿Alguna vez os habéis parado a pensar en el objetivo de la persona al deciros eso? Si al recibir una crítica no nos paramos a pensar por qué está tan enfadada esa persona y hasta qué punto tiene o no razón, nos pondremos a la defensiva. No sacaremos nada de provecho.

Mujer preocupada porque no saber responder a las críticas

Si nos serenamos y aclaramos la cuestión, quizá veamos que podemos modificar algo de nuestro comportamiento que no ha sido muy adecuado. Entonces, la crítica nos servirá para aprender y mantener una buena relación con esa persona. Así, dejarás de sentir miedo a ser criticado.

Por otro lado, puede pasar que la persona esté equivocada y tenga un punto de vista que no compartimos. Si no lo expresamos de manera asertiva, podemos ceder en todo por temor a la crítica. Entonces, estaremos potenciando la manipulación por parte de la otra persona y nuestros sentimientos de baja autoestima.

Aceptar críticas adecuadamente es ventajoso

El primer paso para perder el miedo a ser criticado es, precisamente, aprender a ser criticado. Esto se consigue, en primer lugar, aprendiendo a reaccionar con calma ante una crítica. Las ventajas de reaccionar con calma ante una crítica son las siguientes:

  • Aprendemos a controlar emociones negativas.
  • No nos sentimos atacados.
  • Aprendemos a separarla de nuestra autoestima. Una crítica es solo una opinión.

Hombre con miedo a ser criticado

Al estar tranquilos y reaccionar con calma ante las críticas, podemos atender mejor a estas. Las ventajas son numerosas:

  • Podemos evaluar si la crítica es buena o si es un intento de manipulación.
  • Si es buena, podemos aprender de ella y no estropear la relación con esa persona.
  • Si es buena, pero la persona no ha sabido realizarla, podremos comprenderla y mostrar la manera de decirnos las cosas.
  • La crítica podría ser un intento de manipulación. En este caso, frustramos a la persona al estar tranquilos y relajados.
  • Al no reaccionar coléricamente, no mostramos nuestros puntos débiles, sensibles.
  • Nos autoafirmamos, somos nosotros los jueces últimos de nuestra conducta. Si nos hemos equivocado, rectificar es de sabios. Cuando no nos hemos equivocado, serenamente nos reafirmamos en nuestra postura. Si la otra persona continúa, no entramos al trapo.
  • Nos permite salir airosos de una situación que, en la mayoría de las ocasiones, se torna muy desagradable.

¿Qué pensamientos negativos interfieren con el enfrentamiento a las críticas?

Existen una serie de pensamientos que no nos ayudan en lo más mínimo a la hora de enfrentarnos a las críticas. Si modifico estos pensamientos, empezaré a dejar de tener miedo a ser criticado.

Pensamientos sobre uno mismo

“Ya he metido otra vez la pata ¡qué desastre! ¡Qué vergüenza, lo hice mal!”. Cuando pienso esto, tengo la creencia de que siempre debo ser competente y que si me equivoco soy poco válido.

En este caso, el pensamiento racional sería el siguiente: “¿Lo he hecho mal? Bueno, primero vamos a ver si me he equivocado realmente. Si es así, tengo derecho a equivocarme. ¿Cómo me va a convertir una equivocación en una persona poco válida? Sólo me convierte en lo que soy: humano”.

Mujer preocupada

Pensamientos acerca de la situación

“Qué situación más incómoda, humillante. No la aguanto, tengo que irme”. La creencia que hay detrás de esta afirmación es que las cosas deben ser siempre fáciles y cómodas. Deben salir como yo quiero. El pensamiento racional sería el siguiente: “La situación es incómoda pero ¿no la aguanto? ¿Qué es mejor, huir o hacer frente a las situaciones?”. Es una situación incómoda… pero escúchala, puedes aprender de la situación.

Pensamientos acerca del otro

“Me está ridiculizando, me quiere poner en evidencia, lo hace para agredirme, le encanta pillarme los fallos”. La creencia detrás de estos pensamientos es que hay gente mala que merece ser castigada. Los demás siempre deben ser amables y darme lo que necesito. Si no es así, no valen nada.

Este pensamiento puede ser cambiado por otro más racional. Podrías decirte, por ejemplo: “¿cómo puedo saber su intención? No puedo leer el pensamiento de los demás. ¿Y si lo hace para fastidiar? Si así fuera, a veces los humanos no somos tan buenos como sería deseable. Yo tampoco soy perfecto”.

Como vemos, se puede superar el miedo a ser criticado. Para ello, primero deberemos aceptar que nos critiquen y reaccionar con calma. Después, tendremos que cambiar ciertos pensamientos acerca de la crítica.