¿Cómo superar las secuelas de una relación tóxica?

Las relaciones tóxicas suelen ser tan nocivas como absorbentes. Salir de ellas puede no ser un proceso sencillo, pero es posible. Si es tu caso, o quieres ayudar a alguien, estas estrategias pueden ayudarte.
¿Cómo superar las secuelas de una relación tóxica?
Helena Sutachan

Escrito y verificado por la psicóloga Helena Sutachan el 18 noviembre, 2021.

Última actualización: 18 noviembre, 2021

Es posible que alguna vez en nuestra vida hayamos estado, tal vez incluso sin darnos cuenta, en una relación tóxica. Esta expresión se utiliza a menudo para hacer referencia a la presencia de comportamientos como abuso físico y verbal, chistes y comentarios denigrantes, celotipia, entre otros.

Terminar y superar una relación tóxica puede ser un reto, pero cuando te reencuentres contigo mismo, te darás cuenta de que todo el trabajo duro valió la pena.

En este artículo identificaremos los efectos psicológicos de este tipo de relaciones y algunas estrategias para superarlas y salir de esas experiencisa fortalecidos y renovados.

¿Cómo sé que estoy en una relación tóxica?

Una relación tóxica se diferencia de una relación sana en que en la primera no parece haber un beneficio para ninguna de las partes. Muchas veces en las relaciones tóxicas no existen metas comunes y compartidas y no hay preocupación por el crecimiento personal propio ni de la pareja. Esto redunda en vínculos sostenidos desde la dependencia emocional y la subordinación y en prácticas nocivas, como la manipulación, la victimización, el chantaje emocional, el gaslighting, la violencia, entre otras.

Las relaciones tóxicas pueden tener un impacto directo en la salud mental, generar síntomas de ansiedad y depresión, trastornos alimentarios e, incluso, provocar comportamientos autolesivos. Sumado a esto, tienen un impacto negativo en nuestra autoestima y en nuestra confianza de construir vínculos sanos en el futuro.

Por supuesto, el primer paso para dejar atrás una relación tóxica es reconocer que estás en una. Esto implica empezar a tener una visión realista de la relación, de la pareja y de todos aquellos elementos que sientes que te perjudican.

Para salir de la relación tóxica es muy importante buscar ayuda, restablecer las redes afectivas y buscar apoyo en tu círculo de confianza. También será fundamental planificar la ruptura, incluso tener un plan financiero, para evitar posibles contratiempos que te impidan tomar la decisión.

Pareja sentada en el salón

Consejos para superar un vínculo tóxico

A continuación, encontrarás algunos consejos para superar las secuelas de una relación tóxica:

1. Buscar apoyo

Una de las cuestiones más importantes tiene que ver con restaurar tu círculo social. Es posible que durante tu relación te hayas distanciado de muchas personas y hayas roto algunos vínculos. Uno de los rasgos de las relaciones tóxicas es que pueden hacernos caer en el aislamiento y la soledad por miedo a las críticas y a los juicios sobre nuestro rol en la relación.

Así, para poder empezar de nuevo es fundamental reencontrarte con tus seres queridos, forjar amistades nuevas y rodearte de personas con las que puedas compartir tus sentimientos e inseguridades frente a la ruptura.

2. Autocuidado

Por otra parte, es posible que durante tu relación te hayas puesto en segundo plano y hayas descuidado algunos aspectos de tu bienestar. Para empezar, podrías retomar intereses y pasatiempos que te ayuden a reconectarte contigo mismo. También podrías empezar a practicar un deporte o explorar algún talento escondido para descubrir facetas de ti que te eran desconocidas y que te ayudarán es este proceso de autodescubrimiento.

En cualquier caso, es importante que destines tiempo a actividades de las que disfrutes. Sumado a esto, recuerda que debes atender tu salud física y mental. Procura evitar hábitos que puedan llegar a ser nocivos para ti, como beber en exceso, tener una dieta poco saludable o tener conductas sexuales de riesgo.

3. Aceptar y dejar ir

Sumado a lo anterior, si bien es normal sentir culpa y arrepentimiento, es necesario aceptar esas emociones para progresivamente dejar de experimentarlas. Aceptar el pasado y lo que ocurrió es fundamental para extraer valiosos aprendizajes.

No olvides los motivos por los que pusiste fin a la relación, estos serán de utilidad para evitar que cuestiones tu decisión. En ocasiones, tendemos a recordar solo los buenos momentos o a pensar que no podremos vivir sin la otra persona, pero estos pensamientos pueden haberse originado en la misma naturaleza tóxica de nuestra relación.

Es posible que hayamos sido manipulados y que hayamos cultivado un profundo miedo a la soledad y el abandono. Aprender a identificar estos miedos y a trabajar sobre ellos es vital para superar el fin de una relación nociva.

Mujer preocupada mirando por la ventana

4. Fortalecer la autoestima y el autoconocimiento

Desde luego, restablecer el amor propio es un paso trascendental para superar las secuelas de una relación tóxica. Por una parte, mantenerte firme en tu decisión te ayudará a fortalecer la autoconfianza, ayudándote a construir vínculos más positivos en el futuro.

Puedes también identificar las propias conductas que pudieron haber alimentado la relación tóxica y buscar transformarlas. Por supuesto, esto no implica victimizarte ni autoculparte, sino reconocer que, por ejemplo, pudiste haber sido más asertiva y manifestar tus incomodidades y disgustos a tiempo o que te faltó autoconfianza para dejar la relación antes.

5. Buscar ayuda profesional

Por último, el resultado de todas estas estrategias será mejor si buscas acompañamiento profesional. Trabajar de la mano con un profesional en psicología te ayudará a superar las secuelas de una relación tóxica.

Te podría interesar...
Violencia de género: existe, pero no siempre la vemos
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Violencia de género: existe, pero no siempre la vemos

La violencia de género demanda de nosotros numerosos cambios que aún no hemos puesto en práctica. Lo analizamos.



  • Andrade Salazar, J., José, A., Castro, D., Giraldo, L., & Martinez, L. (2013). Relaciones Tóxicas de pareja - Foreign partner Toxic. Psicologia.Com, 17, 15.
  • García, C. C., & Gimeno, M. C. M. (2017). Creencias del amor romántico y violencia de género. International Journal of Developmental and Educational Psychology, 2(1), 47-56.