Cómo tratar a una persona autoritaria

En algún momento de nuestra vida nos hemos encontrado con una persona autoritaria a la que tendremos que hacer frente. Te ofrecemos algunas recomendaciones para que sepas cómo tratar con ellas.
Cómo tratar a una persona autoritaria
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 28 marzo, 2022

La persona autoritaria es aquella que impone sus ideas sobre los demás. Su posición frente al mundo es que sus opiniones deben ser aceptadas siempre, o casi siempre, y por un motivo muy particular: son suyas. Con su actitud y su manera de relacionarse, busca que las personas hagan lo que ella dice o quiere. Llevarle la contraria es una ofensa, además de ser un motivo de conductas agresivas y denigrantes.

La opinión de las demás personas no tiene importancia, y más si van en contra de sus propias creencias. El otro es percibido como alguien que debe obedecer sin oponer resistencia. El poder para el autoritario es central y ejercerlo es clave para dominar en cada situación.

Este tipo de personalidades suelen ser muy dominadoras. Al tratar de imponer sus ideas, someten a los demás a su manera de pensar. En el sometimiento reafirman su dominación, su control y su poder. Las dinámicas de interacción de estos tres factores sustentan sus comportamientos y modos de relacionarse con el mundo.

Tengamos presente que la manera en la que una persona manifiesta su autoridad y ostenta su poder y dominación sobre los demás puede variar de una persona a otra. La personalidad es un patrón complejo que se expresa en distintas formas y grados. Por ende, en algunas personas podemos observar de manera muy evidente actitudes autoritarias y de dominación, mientras que en otras estas actitudes y conductas serán más sutiles, casi imperceptibles.

Hombre hablando mal a su novia
Las personas autoritarias son inflexibles y siempre quieren tener la razón.

Características de las personas autoritarias

Algunas características relevantes de las personas autoritarias son las siguientes:

  • Intenta imponer sus ideas sin dar justificaciones.
  • Siempre creen tener la razón.
  • Se creen líderes natos.
  • Ridiculizan a quienes los rodean.
  • Se vanaglorian de sus logros.
  • Tienen pensamientos rígidos.
  • Se sienten superiores a otras personas.
  • Hacen que las personas les teman.
  • Tienden a ser personas agresivas.
  • Exigen lealtad a sus valores e ideas.

¿Qué hacer ante una persona autoritaria?

Lo primero que debes hacer es identificar si estás o no lidiando con una persona autoritaria, para ello te puede resultar útil la descripción que hemos hecho en el apartado anterior. Luego, lo que debes hacer es aprender a utilizar un estilo de comunicación asertiva, para que defiendas tus ideas, tus valores y tus creencias sin permitir que la persona autoritaria te pase por encima o que te chantajee emocionalmente.

En consonancia con lo anterior, es necesario que aprendas a poner límites porque el autoritario al intentar imponer su voluntad pasará las fronteras que dividen su mundo del tuyo, sus ideas de las tuyas, sus sentimientos de los tuyos. Solo transgrediendo estas fronteras es como lograr someterte a lo que quiere.

Las personas autoritarias no respetan límites porque estos coartan su afán de dominación, de control y de poder.

Asertividad para tratar con una persona autoritaria

A continuación, te ofrecemos algunas técnicas de asertividad para enfrentarte con una persona autoritaria.

1. Técnica del disco roto

Defender nuestro punto de vista, manteniendo la calma y sin mostrarnos agresivos. Con esta técnica no atacas al otro, y además este lo tiene muy complicado para atacarte. Al repetir una y otra vez tu punto de vista, es probable que la persona autoritaria desista en su intención de persuadirte.

2. Banco de niebla

Busca en lo que ha dicho la persona autoritaria algo razonable que puedas reconocer como cierto, pero sin adoptar un cambio de actitud. Con esta técnica, puedes dar la sensación de ceder, sin hacerlo realmente.

3. Aplazamiento asertivo

Si no sabes que decir o hacer, aplaza la respuesta hasta que te sientas tranquilo y capaz de responder. Por ejemplo, “es un tema muy problemático entre nosotros. Si te parece, lo dejamos para más tarde, porque tengo trabajar”. Usa siempre un tono de voz tranquilo.

4. Técnica de ignorar

Aplica esta técnica si ves que la persona autoritaria está muy agresiva o enfadada, para que así no le des la oportunidad de ofenderte. Lo que debes hacer es reflejarle su emoción y posponer la conversación: “veo que estás enojado, lo mejor es que hablamos cuando esté más tranquilo”. Recuerda ser amable, comprensivo y respetuoso.

5. Técnica de la pregunta asertiva

Si la persona autoritaria te está haciendo una crítica, hazle preguntas de profundización que te permitan conocer y entender mejor lo que quiere decir. Por ejemplo: “¿qué es exactamente lo que te molesta de…? ¿Cómo sugieres que cambie para que no vuelva a pasar?”. Si la crítica es malintencionada, seguramente la persona se quedará sin respuestas. En cambio, si está fundamentada en una reflexión seria y honesta, puede que realmente te ayude a cambiar.

Otras técnicas asertivas que te pueden ayudar son aprender a decir que no, saber rechazar peticiones y solicitar cambios de conducta.

Hombre hablando con su compañera de trabajo
La asertividad es una habilidad social muy amplia que puedes usar para afrontar diferentes situaciones.

Cómo ponerle límites a una persona autoritaria

Para establecer unos límites saludables ten presente las siguientes recomendaciones:

  • Aclara tus límites, define hasta donde puedes llegar y hasta donde pueden llegar lo demás, qué tienen permitido y no hacer en relación contigo. Tómate un tiempo y define el horizonte, esa frontera, que no permitirás que nadie cruce, ni física, ni emocionalmente.
  • Establece tus límites poco a poco, ve del más pequeño al más grande, pero de manera progresiva. Así le darás tiempo a la persona autoritaria de adaptarse a estos nuevos cambios.
  • Define las consecuencias que tendrá para la otra persona el transgredir dichos límites. Hablar sobre estas consecuencias con la persona autoritaria cuando esté receptiva puede ser útil, así harás que tus derechos sean escuchados.
  • Sé consistente con tus límites y consecuencias, de esta manera tendrás más credibilidad delante del autoritario. La consistencia hará también que él se tome en serio tu postura y tus límites.
  • Sé asertivo. La asertividad te ayudará a saber expresar tus límites, tus pensamientos y sentimientos sin necesidad de faltar al respeto o agredir a la otra persona. Además, te será una herramienta útil para saber decir que no.

Tratar a una persona autoritaria no es nada sencillo, pero puedes empezar asumiendo una actitud asertiva y haciendo que tus límites sean respetados, tanto por él como por ti.

Cambiar a este tipo de personas es complicado, por eso, lo mejor que puedes hacer cuando ellas se resisten al cambio es replantearte si es necesario continuar en contacto con ella o cambiar nuestra manera de interpretar sus actos.

Te podría interesar...
La teoría de la personalidad autoritaria de T. Adorno
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La teoría de la personalidad autoritaria de T. Adorno

La teoría de la personalidad autoritaria  propone que el prejuicio es el resultado del tipo de personalidad de un individuo.



  •  Castanyer, O (2010). La asertividad: expresión de una sana autoestima. Desclée de Brouwer.