Comprender el miedo para afrontarlo

Comprender el miedo para afrontarlo

Gema Sánchez Cuevas 3, Marzo 2013 en Psicología 0 compartidos

Aquello que nos provoca temor y miedo, puede llegar a paralizarnos, pero la mayoría de las veces no tiene una existencia real. El miedo a veces, puede dejar de afectarnos si tomamos la decisión de enfrentarlo y comprenderlo.

Comprender el miedo, es mejor que intentar eliminarlo

A veces el miedo puede actuar como un sistema de alarma, movido por la necesidad de seguridad de que queremos que nos salga todo tal cual lo programamos, o porque nos enfrentamos a algo desconocido, o incluso a algo que creemos conocer y no nos fue bien en un principio. Pero si no nos enfrentamos a ese miedo, es muy difícil que aprendamos del mismo. Quizá nuestro error este es que queramos eliminarlo o dominarlo, cuando la respuesta se encuentra en comprenderlo. Interrogantes como ¿Qué es el miedo? ¿De dónde viene? ¿Cómo surge? ¿Qué mensaje manda? nos ayudaran en nuestra tarea de comprensión del mismo.

El miedo y el deseo

El miedo suele estar asociado con algún deseo. Quieres proponerte algo, y cuando lo haces, surge el miedo ¿Y si no lo consigo? ¿Qué sucederá? Apoderándose el temor de tu ser. El miedo por lo tanto, se relaciona con el deseo de poseer, ya sea una cosa, una actitud o a una persona. Si no deseas ir a algún lado, si no deseas ser esto o aquello en el futuro, no habrá miedo. Por eso cuando asoma el miedo, busca de dónde viene, de qué deseo se origina, y reconoce su inutilidad. Algo importante, es saber que podemos poseer cosas pero NO personas. Osho lo ejemplifica haciendo entender que las personas son bellas porque son libres, al igual que cuando vuela un pájaro en el cielo. Cuando éste se encierra en una jaula ya no es el mismo, al igual que las personas cuando las arrancan su libertad. El hecho de examinar las características de nuestro miedo ya produce un cambio en nosotros.

La seguridad total no existe, pero sí la incertidumbre

Quizás podamos comprender con el paso del tiempo, que la seguridad total no existe, siempre puede ocurrir algún contratiempo, que suceda aquello que ni siquiera habías imaginado. Por ello, aceptar la incertidumbre en nuestras vidas es algo necesario para ir avanzando, el mérito se encuentra en intentar aquello que nos propongamos. Tener miedo es natural, comprenderlo es una de nuestras tareas para afrontarlo. Con miedo nuestras posibilidades de elección se minimizan, comprendiéndolo y afrontándolo, nuestras elecciones crecen, y nosotros con ellas.

Por lo tanto, deja a la compresión que sea tu acción frente al miedo.

Imagen cortesía de Mario Inoportuno y shridhar devalla

Gema Sánchez Cuevas

Psicóloga, docente, editora y redactora.Mi pasión es la psicología, mi motor la curiosidad y mi arma la escritura. Todos tenemos recursos para el cambio, ¿comenzamos a buscarlos?

Ver perfil »