Consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad

16 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Carl Jung nos recordaba en sus trabajos que las personas no somos lo que nos ha ocurrido. Somos lo que elegimos ser. En momentos de crisis y adversidad es momento de mirar hacia dentro para reconstruirnos y entonces, despertar de nuevo siendo más fuertes y libres.
 

Los consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad se basan sobre todo en uno de sus conceptos más interesantes: la individuación. Según este enfoque, el objetivo del ser humano es sanar sus traumas, hacer conscientes sus sombras y miedos para, poco a poco, dar forma a un ser más integrado, fuerte en su identidad y valiente en sus propósitos para adaptarse al medio.

Resulta llamativo como muchos de los exponentes del psicoanálisis o de la psicología analítica o profunda, como lo fue el propio Carl Jung, reformularon muchas de sus ideas después de la Segunda Guerra Mundial. El impacto de aquellas vivencias y de la reconstrucción de un mundo en ruinas y tremendamente herido obligó a muchos de estas figuras de la psicología a reescribir más de un concepto, más de una idea.

Erich Fromm, por ejemplo, nos legó valiosas teorías sobre la maldad humana, la ética o la esperanza. Jung, por su parte, dejó a un lado el interés por el intelecto y la razón para bordear los abismos del subconsciente. Enfatizó la necesidad de guiar a las personas desde ese estrato de oscuridad y sufrimiento en el que se encuentran, hacia la realización, la independencia y libertad.

Conocida es, por ejemplo, su entrevista a la BBC en 1959, cuando explicó al entrevistador, John Freeman, que no creía en Dios, pero sí en la psique humana y en nuestra capacidad para hacer el bien o el mal. El camino hacia la sanación, hacia la reparación de los efectos de la adversidad, partía de la aceptación según Jung.

 

Conozcamos más datos.

Mujer mirando una luz pensando en los consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad

Consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad

Carl Jung no pertenece a esa esfera de la psicología moderna pautada por la observación, la replicabilidad experimental o el paradigma más científico.

Este psiquiatra suizo asentó más bien un legado donde lo espiritual constituía las bases mismas de la vida psíquica. Nos habló de la fenomenología del alma, del arquetipo, del inconsciente colectivo o de la importancia de descifrar los símbolos culturales para entender mucho mejor la mente humana.

Jung hizo de la espiritualidad una herramienta para mejorar la salud psíquica del hombre moderno. Por tanto, buena parte de sus trabajos, como pueden ser Los complejos y el inconsciente, Presente y futuro o Psicología y Alquimia, nos dejan un amplio crisol de reflexiones, enfoques y consejos para favorecer ese desarrollo interior con el que dar un mayor significado a nuestra vida y alcanzar el bienestar y la realización.

Conozcamos por esos consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad.

Está en tu naturaleza, aún en instantes de crisis puedes hallar el equilibrio

«Hasta donde podemos discernir, el único propósito de la existencia humana es encender una luz en la oscuridad del ser».

-Carl Jung-

 

Uno de los pilares de la psicología de Jung se sustenta en la idea de que la psique es un sistema en el que siempre están presentes las fuerzas contrapuestas: luz y oscuridad, consciente e inconsciente, etc.

Si deseamos alcanzar un desarrollo pleno y la sanación, una de las inversiones más rentables consistiría en trabajar nuestros problemas y heridas internas para lograr una personalidad individual unificada, coherente y libre.

Esto nos obliga a tener en cuenta un concepto que Jung siempre defendió: está en nuestro ser el poder alcanzar la luz. Avanzar, sanar, progresar y lograr la realización personal supone pasar de la oscuridad a la luz. De las tinieblas a la iluminación.

Eres responsable de ti mismo, no esperes que otros te salven

«Todo cambio debe empezar en el propio individuo. Nadie puede darse el lujo de mirar a su alrededor y esperar a que otros hagan por nosotros aquello que es responsabilidad nuestra».

-Carl Jung-

Otro de los consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad es recordar nuestra responsabilidad en esa tarea. Bien es cierto que podemos pedir ayuda, que en instantes de sufrimiento es bueno y necesario contar con apoyos. Familia, amigos e incluso psicólogos… Todo ese valioso soporte siempre es beneficioso, lo tenemos claro.

No obstante, la tarea de reconstruirnos y lidiar con las dificultades, con la ansiedad o incluso con los duelos es un trabajo del que solo uno mismo es responsable. Los demás pueden apoyar o acompañar, pero sin esfuerzo y compromiso no hay transformación.

 
Pies andando sobre el agua

El pasado no te determina

«No soy lo que me pasó, soy lo que elijo ser».

-Carl Jung-

Quizás sea la frase más conocida del célebre psiquiatra suizo y padre de la psicología analítica. Con esta idea, se asienta una vez más uno de sus propósitos terapéuticos: favorecer la liberación e individuación de la persona, recordándole su responsabilidad consigo mismo, su capacidad para elegir el tipo de vida que desea tener.

Esta meta pasa por hacer consciente el self, ese concepto junguiano relacionado con la trascendencia personal, con las metas personales y espirituales. Cuando el ser humano pone luz en sus deseos y aspiraciones, el pasado deja de tener relevancia. Importa el futuro, importa lo que uno desea ser y no lo que le sucedió ayer.

Consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad: la aceptación

«Los problemas más grandes e importantes de la vida son fundamentalmente insolubles. Nunca se pueden resolver, sino que se superan».

-Carl Jung-

Hay hechos que, evidentemente, no tienen solución ni se pueden cambiar. No existe un botón de retroceso que nos permita regresar al pasado y obrar de otro modo; realidades que nos han marcado e incluso cambiado la vida. Ante todo, solo cabe un hecho: la aceptación.

 

Solo cuando aceptamos lo que no se puede cambiar, avanzamos. Así, otro de los consejos de Carl Jung para afrontar la adversidad es sin duda la aceptación y entender, que aquello que no se puede resolver sí se puede superar. Lo haremos con el tiempo, claro está, y aplicando adecuadas habilidades de afrontamiento, de gestión emocional y de un sentido de esperanza.

Para concluir, en momentos de dificultad y crisis personal, siempre nos puede resultar interesante recurrir a ese legado de conocimientos que los exponentes más clásicos de la psicología nos dejaron en su día. Volver de vez en cuando a Carl Jung siempre resulta placentero e iluminador.

 
  • Jung, C. G. (1934). Sobre la formación de la personalidad. En C. G. Jung, Realidad del alma (pp. 173-200). Buenos Aires: Losada.
  • Sassenfeld, A.M. (s.f.). El desarrollo humano en la psicología junguiana. Teoría e implicancias clínicas. Universidad de Chile.