Consejos para desengancharnos de nuestro móvil

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Gema Sánchez Cuevas el 25 noviembre, 2015
José Maria Tabares · 4 septiembre, 2013

Los llamados “smartphone” se han convertido en una parte completamente indispensable de nuestras vidas. Son una parte más de nuestro trabajo, y también nos sirven para estar conectados y hablar con nuestros círculos sociales a través de Whatsapp o Facebook. Aunque si al llegar al fin de semana, queremos pasar unos días sin estrés ni preocupaciones, no estaría de más que desconectemos un poco de nuestros móviles para así centrarnos únicamente en nosotros y en nuestro relax.
 

Sin embargo, esto se antoja imposible para mucha gente. No pueden estar despegados de sus teléfonos móviles,  ya que necesitan siempre estar conectados a internet, y si no lo hacen creen que les falta “algo” en sus vidas. Esto es lo que se llama “Nomofobia”, una nueva enfermedad que afecta ya a más del 50% de usuarios de móvil.

¿Tienes tú estos síntomas? Pues a continuación os daremos unos consejos para que os despeguéis  de vuestros smartphones consiguiendo así tener una vida social mucho más plena y satisfactoria. Y que además, os ayudará a disfrutar de los pequeños placeres de la vida.

Deja todo atado y bien atado

Cuando llegue el viernes por la tarde, sería interesante que dejases todos tus deberes ya completamente hechos. De esta forma evitas que los compañeros de trabajo te llamen y te molesten sobre cualquier cosa que necesiten de tu parte. Por otro lado, también escoge alguien de confianza de tu círculo profesional, que te pueda cubrir las espaldas ante cualquier situación inesperada para evitar así que se pongan en contacto contigo si no es estrictamente necesario.

Establece horarios de uso

Intenta en la medida de lo posible dosificar el uso del móvil. Por ello, cuando llegues a casa, deja el móvil lo más alejado tuya. Tras esto, préstale atención a lo que verdaderamente importa en tu vida, que son tus amigos y familiares. Tómate el móvil como una “droga” que debes ir dejando poco a poco para finalmente normalizar su uso.

Deja el móvil en casa cuando vayas a salir

¿Ha llegado ya el fin de semana? Pues es hora de que te busques un buen plan para desconectar de todo. Playa, montaña, deportes de riesgo… Te espera un amplio abanico de posibilidades que te ayudarán a relejarte y desconectar de todo. Por ello, te recomendamos que cuando decidas finalmente salir de casa, dejes tu móvil en la misma para que así no tengas tentaciones de volver a cogerlo cuando estés pasándotelo bien.

Desconecta internet durante tus horas de sueño

En parte es normal que queramos dejar el móvil conectado por si surge cualquier tipo de urgencia. Sin embargo, sí que sería buena idea desconectar internet para que no nos “atosiguen” con whatsapps, correos electrónicos, o notificaciones de vuestras redes sociales. De esta forma conseguiréis dormir plácidamente, y desconectar “digitalmente” de todo.

En definitiva, desengancharnos de nuestros respectivos móviles poder resultar ser una ardua tarea. Pero si lo conseguimos, seguro que seremos capaces de disfrutar mucho más de las buenas cosas que nos ofrece la vida, junto a las personas que más nos quieren.