4 consejos para ser más constante

Todo el mundo se pregunta a veces cómo ser más constante, pues no nos gusta dejar las cosas a medias. Aquí tienes algunas claves para ello.
4 consejos para ser más constante
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 21 Mayo, 2021.

Última actualización: 21 Mayo, 2021

Seguro que alguna vez has comenzado un proyecto con mucha ambición y entusiasmo, pero no lo has terminado. Esto puede ser frustrante y llevarte a cuestionar tu fuerza de voluntad. Si te has propuesto ser más constante, aquí tienes consejos que podrían serte útiles.

Llevar las ideas hasta su término no siempre es fácil. Antes de ponerte a ello, ármate de paciencia, pues adquirir hábitos es una carrera de fondo. Por suerte, la motivación no es el único motor que te impulsará en el camino.

Constancia y fuerza de voluntad

Comenzar un proyecto es fácil. Las ganas son muchas y las ideas, múltiples. Sin embargo, mantenerse en un proceso no lineal, donde aparecen problemas y fracasos, es harina de otro costal. Para ser más constante y llegar al final, es necesaria la tolerancia a la frustración y la fuerza de voluntad.

La constancia se define como la voluntad inquebrantable y continuada en la determinación de hacer una cosa o en el modo de realizarla. Esta capacidad se rige por procesos como la motivación, la capacidad de resolución de problemas o la capacidad para postergar la recompensa. Por lo tanto, ser constante requiere de la conjunción de varias habilidades entrenables y accesibles.

Mujer trabajando en su oficina por la noche

Cómo ser más constante

Si te has propuesto ser más constante para alcanzar tus logros, debes tener en cuenta que, como se decía anteriormente, no se consigue de la noche a la mañana. Pero no te preocupes, con estos consejos se te hará el camino más ligero.

1. Trabaja la autoindulgencia

No seas demasiado duro contigo mismo: ser disciplinado es difícil. Por el camino, los fallos son reales y necesarios: nadie instaura un hábito en su vida a la primera ni es un proceso lineal.

Sin embargo, recrearse en la frustración solo lleva al abandono. Ser indulgente contigo mismo evita que te culpes por tus errores, pero también para levantarte y seguir intentándolo.

2. Fíjate un objetivo específico y realista

Ya sea a corto o largo plazo, un objetivo vago o poco realista hará que estés abocado a abandonarlo. No es algo malo que sea una meta ambiciosa, pero ten en cuenta que, cuanto más lejos mires, más largo será el camino.

Controlar las expectativas también es importante para conseguir ser más constante en la realización de los objetivos. Sé sincero contigo mismo; por ejemplo, ¿crees que podrías dejar de fumar en una semana después de 20 años teniendo este hábito? Quizá sea posible, pero tendrás más posibilidades de conseguirlo si lo haces de forma paulatina, lo que lleva directamente al siguiente consejo.

3. Fragmentar el proceso ayuda a ser más constante

Un éxito lejano y un proceso lleno de baches llaman al abandono. Por eso, fragmentarlo en etapas facilita mantenerse constante al ir realizando pequeños logros en los que recrearse. Esto es válido tanto para objetivos a largo como a corto plazo.

Por ejemplo, si te has propuesto ir al gimnasio todos los días, probablemente pierdas la motivación en algún punto (falta de tiempo, agujetas…). Sin embargo, si te propones ir un día a la semana, después dos y así sucesivamente, tendrás mayor sensación de éxito y te será más fácil ir asentando ese hábito.

4. Trabaja la tolerancia a la frustración

Decir “vuelve a levantarte tras cada caída” es muy fácil, pero llevarlo a la práctica no tanto. En cada caída aparecen sentimientos negativos y decae la motivación. Convivir con la frustración es otra carrera de fondo, pero aquí tienes algunos consejos para que no te frene:

  • Date tiempo para procesar las emociones y poder razonar en frío.
  • Sé flexible con tus estrategias: empeñarte en algo que falla sistemáticamente te impide avanzar en el proceso hacia tu logro, además de frustrarte continuamente.
  • Algunas personas encuentran útil tener una frase que, al repetirla varias veces, ayuda a reencauzarse en el camino: por ejemplo, repetirse “puedo volver a intentarlo” cada vez que se fracase. De esta forma, evitarás caer en la rumia de lo negativo de la situación.
Hombre pensando en cómo ser más constante

Un último consejo para ser más constante

Sea lo que sea que te has propuesto mejorar, te dignifica. Muchas veces se concibe el proceso de cambio como algo negativo, pero mantener una actitud positiva te ayudará a tener una visión de progreso y logro.

Y, sobre todo, ten en cuenta que crear un hábito no es un proceso lineal, sino que se parece más a una cordillera. En algún momento lograrás tu objetivo, pero por el camino puede que te parezca demasiado lejano. No te rindas.

Te podría interesar...
¿Por qué tengo miedo al cambio?
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
¿Por qué tengo miedo al cambio?

¿Por qué tengo miedo al cambio? Tras este hecho podemos encontrar otros posibles miedos que podrían explicarlo. ¡Hablamos de 6 de sus causas!



  • La motivación y la fuerza de voluntad (para Adolecentes) - Nemours KidsHealth. (2021). Kids' Health. https://kidshealth.org/es/teens/motivation-esp.html
  • Fogg, B. J. (2019). Tiny habits: The small changes that change everything. Eamon Dolan Books.
  • Baumeister, R., & Tierney, J. (2011). Willpower: Rediscovering the Greatest Human Strength. New York: Penguin Press.
  • American Psychological Association. (2012). Lo que necesita saber acerca de la fuerza de voluntad: la ciencia psicológica del autocontrol. APA. https://www.apa.org/topics/willpower-spanish.pdf