¿Por qué tengo miedo al cambio?

El miedo al cambio: algo tan natural como humano. Pero, ¿por qué ocurre? ¿Qué otros miedos hay detrás? ¿Qué posibles razones se esconden tras este miedo? Hablamos de 6 de ellas.
¿Por qué tengo miedo al cambio?
Laura Ruiz Mitjana

Escrito y verificado por la psicóloga Laura Ruiz Mitjana el 15 Mayo, 2021.

Última actualización: 15 Mayo, 2021

A lo largo de la vida, tomamos múltiples decisiones que nos llevan a caminos muy diversos. Tras estas decisiones, que no siempre son fáciles de tomar, llegan cambios. Y entonces aparece el miedo al cambio.

¿Por qué tenemos miedo a los cambios? ¿Qué ocurre dentro de nosotros para que una nueva realidad nos asuste y nos paralice? En este artículo hablamos de 6 posibles causas de ese miedo al cambio.

¿Por qué tengo miedo al cambio?

Detrás del miedo al cambio puede haber otros miedos aún más profundos: miedo a no ser capaces de afrontar la nueva realidad o miedo a no disponer de los recursos para volver a ser felices. También aparecen otras emociones como tristeza por la pérdida o la incertidumbre.

Si quieres entender qué te ocurre y cuál podría ser la causa a tu miedo, te lo contamos a través de 6 posibles explicaciones. Cada realidad es un mundo, aunque tras los miedos muchas veces coexisten otros miedos de diversa naturaleza.

Mujer desconfiando

No saber gestionar situaciones nuevas o diferentes

Una de las posibles causas del miedo al cambio es el miedo a no saber gestionar la nueva situación. En general, aquello que desconocemos o no entendemos nos asusta.

Cuando llega un cambio lo hacer acompañado de una nueva realidad. Si sentimos que no disponemos de los recursos suficientes para afrontarlo de forma adecuada, podemos sentir miedo. Muchas veces esto es, en realidad, una falta de confianza en nuestras propias capacidades.

Implica alguna pérdida

Tras un cambio muchas veces se esconde también una situación de pérdida. Llega una nueva realidad porque la anterior ya no funcionaba o no era la que deseábamos realmente.

Esto implica afrontar una pérdida, ya sea de un ser querido, de una ciudad, de una pareja por una ruptura, de un empleo, de una vivienda… Con la pérdida llega el inicio del duelo, un proceso que nos permite digerirla e integrarla y adaptarnos a la nueva realidad.

Miedo a equivocarnos

Otra de las posibles respuestas a la pregunta de por qué tengo miedo al cambio es el miedo a equivocarnos. Un cambio, una nueva etapa, implica una reorganización de la propia realidad o una adaptación a la misma.

Esto implica decisiones que no sabemos si serán las “correctas”. Por otro lado, con frecuencia los cambios llegan porque hemos tomado una determinada decisión; aquí aparece también el miedo a que esta decisión no fuera la ideal.

Resistencia a soltar otro camino

Tomar decisiones que cambien nuestra vida implica, muchas veces, soltar otros caminos. Esto, evidentemente, no siempre nos resulta sencillo.

La resistencia a soltar esos caminos, esos “podría haber sido de otra forma” o esas expectativas de otra realidad, pueden explicar el por qué tengo miedo al cambio. Esto es algo natural. Además, hay personas menos flexibles a las que los cambios les cuestan más.

“Si queremos que todo siga como está, es necesario que todo cambie”.

-Giuseppe Tomasi di Lampedusa-

Miedo a ser criticados o al rechazo

También podemos tener miedo a ser criticados por haber tomado una decisión. Otro miedo puede ser el de sentirnos rechazados en ese nuevo camino que tomamos y que nuestros seres queridos no admitan nuestra decisión.

Ese miedo al rechazo también se esconde, muchas veces, tras el miedo al cambio. Pero es importante escoger lo que queremos en nuestra vida desde la propia decisión (que conduce a algún lugar), y no desde el miedo, que no conduce a nada.

Sentir que no tenemos el control

Finalmente, otra de las posibles explicaciones de por qué tenemos miedo al cambio es la sensación de pérdida de control que aparece muchas veces con él. Llega una nueva realidad, desconocida, que nos asusta y tenemos la sensación de que ya no controlamos la situación.

En general, nos gusta sentir que “somos dueños de nuestro propio destino” (aunque sea una falsa ilusión). O al menos, que tenemos cierto control. La sensación de que las cosas no dependen de nosotros nos angustia.

Hombre muy preocupado

¿Cómo gestionar el miedo al cambio?

No hay una fórmula mágica para ello y está claro que cada realidad es única. Pero sí existen algunas ideas que te pueden ayudar a la hora de abordar esta nueva situación y este miedo:

  • Prepárate mentalmente para la nueva situación y tómate un tiempo para visualizarla.
  • Póntelo fácil: pregúntate qué necesitas, a nivel material y emocional.
  • Confía en tus recursos personales y en tus estrategias de afrontamiento.
  • Empieza a elaborar el duelo por la pérdida, en caso de existir.
  • Permítete sentir el miedo; no le tengas miedo, dialoga con él y trata de encontrarle el sentido.
  • Enfócate en tu nuevo presente.

Y tú, ¿alguna vez has sentido miedo al cambio? ¿Cómo lo has gestionado? Los cambios llegarán a nuestra vida siempre y de diferentes maneras.

Por ello, es importante tomar conciencia del miedo que podamos sentir y darle su espacio. Es normal que los cambios nos asusten, porque a veces tambalean nuestra realidad, pero intenta encontrar el sentido a esa nueva realidad y a ese camino.

“¿Por qué se ha de temer a los cambios? Toda la vida es un cambio. ¿Por qué hemos de temerle?”.

-George Herbert-

Te podría interesar...
El valor de iniciar el cambio
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El valor de iniciar el cambio

Arriesgarse es perder el equilibro. No hacerlo, es perderse a uno mismo. Las personas fluimos continuamente, iniciar el cambio es parte de nosotros.



  • Kübler-Ross, E., & Kessler, D. (2016). Sobre el duelo y el dolor. Luciérnaga.
  • Öhman, A. (2000). "El miedo y la ansiedad: evolutiva, cognitiva y perspectivas clínicas". En Lewis, Michael; Haviland-Jones, Jeannette M. Manual de emociones . Nueva York: The Guilford Press. pp. 573-93.