Tu corazón está latiendo ahora

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 2 septiembre, 2016
Eva Maria Rodríguez · 2 septiembre, 2016

Pensar en el futuro nos puede hacer olvidar que hay un presente, un ahora. De ti depende hacer tuya esa famosa cita de John Lennon que dice que la vida es aquello que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes o, por el contrario, empezar a vivir el momento presente.

Hacer planes está bien, tener objetivos y metas es necesario, tener un plan para el futuro es fundamental para crecer y avanzar. Pero no puedes olvidarte que tu corazón late ahora también. No puedes descuidar el día de hoy, el momento presente.

“Si de verdad quieres ser feliz, no caigas en la tentación de comparar este momento con otros momentos del pasado, los cuales no supiste disfrutar porque los comparabas con los momentos por venir”

-André Gide-

No pienses tanto en el mañana: Solo tienes garantizado el hoy

El momento presente es donde se forja el porvenir. Las decisiones que tomes ahora, las experiencias que vivas hoy serán algún día pasado cuando el futuro se convierta en presente. Pero quién sabe lo que ocurrirá mañana.

Chica alegre en el momento presente

Ama hoy, vive hoy, agradece hoy, cuídate hoy. Tal vez luego sea demasiado tarde. Tal vez el mañana no llegue nunca. No dejes que los sueños te arrastres mientras te olvidas de vivir.

“No perdáis vuestro tiempo ni en llorar el pasado ni en llorar el porvenir. Vivid vuestras horas, vuestros minutos. Las alegrías son como flores que la lluvia mancha y el viento deshoja”.

-Edmond Gouncourt-

Acaricia a tus seres queridos

Tus seres queridos están ahí siempre. Precisamente por eso muchas veces olvidamos lo importantes y necesarios que son para nosotros y que un día los podríamos perder, en cualquiera de las acepciones del término. No olvides que ellos te quieren y también pueden perderte.

No te olvides de acariciar a tus seres queridos, de decirles que les quieres, de dedicarles algo de tu tiempo de forma consciente, de besarles, de recordarles lo mucho que significan para ti, de dedicarles una sonrisa sincera. No esperes a que sea tarde. Habla, escucha, toca, observa.

“Cuando no hablas hay un montón de cosas que terminan sin ser dichas”

-Catalina Gilbert-

Silueta de una pareja

Deje de tomar todo tan en serio

Todos los días hay problemas que gestionar y desafíos que enfrentar. Pero no todos tienen la misma importancia. Sin embargo, por inercia, nos dejamos absorber por todos ellos en un afán por tener una vida perfecta, una vida controlada completamente.

¿Qué consigues con esto? Lo que consigues es perder mucho tiempo. Si todo lo valoras usando la misma escala dejarás de prestar suficiente atención a lo verdaderamente importante. Simplificando y dejando de tomarte en serio algunas cosas podrás dedicarte a lo verdaderamente importante, esas que realmente merecen la pena.

“La vida es muy simple pero insistimos en hacerla complicada”

-Confucio-

Da prioridad a tu salud

La salud es un regalo que no se valora en su justa medida hasta que se pierde. Pero solo con salud podrás disfrutar del tiempo que te quede. Todo lo que hagas hoy influirá en tu salud futura. Si desprecias tu cuerpo y tu mente hoy, mañana te pasarán factura.

Mujer corriendo

Vive hoy pensando en tu salud física y mental, actúa respetando tu cuerpo y tu espíritu. Sé consciente del valor que eso tiene para ti y para los que te quieren. Cuidándote alimentas tu autoestima y te sientes agradecido y vivo.

Agradece lo que tienes hoy

La dura realidad es que la vida es demasiado corta. La buena noticia es que es suficiente si lo haces bien. Y para hacerlo bien tienes vivir en el presente, sintiéndote agradecido por lo que tienes ahora, disfrútalo ahora, sin malgastarlo, respetándolo.

Lo que tienes es suficiente para ser feliz, tú “yo actual” es suficiente si eres capaz de encontrar el verdadero valor que tienes ahora. Todavía puedes llegar a ser más, no hay duda. Pero no podrás llegar a ningún sitio si no sabes dónde estás.