Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja: ¿qué hacer?

Hay traiciones que duelen el doble. Ejemplo de ello es cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja. Esa ruptura de la confianza por parte de dos personas tan importantes en nuestra vida suele ser muy dolorosa.
Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja: ¿qué hacer?
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 09 mayo, 2021.

Última actualización: 09 mayo, 2021

Hay quien dice que es la historia más vieja del mundo, pero aún así duele y nunca se espera. Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja el sufrimiento es doble y se pierde lo indecible. Perdemos un amor y el compromiso puesto en una persona. Dejamos ir a esa otra figura cómplice que también lo era todo para nosotros. Porque los amigos, como los amores, también edifican el sustrato de nuestro corazón.

Este tipo de hechos acontecen casi a diario en todo el mundo. Cuando iniciamos una relación de pareja es habitual que las amistades ocupen también espacios comunes en esa cotidianidad. Celebramos cenas, fiestas, organizamos viajes y es esperable que esa interrelación sea una constante y que las cercanías también se den entre ellos.

En nuestra mente rara vez habita esa preocupación: que entre ellos llegue a suceder algo. No lo pensamos porque confiamos, porque nuestras amistades son sinceras y son muchos los años compartidos como para albergar la idea de una traición —nos decimos—. Tampoco tememos por nuestra pareja, porque cuando el afecto es auténtico no caben las dudas.

Sin embargo, en ocasiones sucede. Y aunque nos parezca el fin del mundo, es importante recordar que el mundo sigue en órbita, las estrellas en su lugar y nosotros merecemos también seguir avanzando a pesar de esa traición. Aunque duela, puede y debe superarse. Lo analizamos.

Existen traiciones tan profundas que nos puede parecer imposible reparar todo lo perdido. Sin embargo, existen recursos en nosotros capaces de ayudarnos a avanzar con fortaleza y dignidad.

Chico triste pensando en cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja ¿qué hacer?

¿Qué hacer cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja?

A menudo suele decirse que perder a un amigo es tan doloroso como perder un amor. Sin embargo, cuando suceden ambas cosas y a través de una infidelidad, el impacto psicológico puede ser mayor.

Por ello, es común encontrar muchas personas que aún arrastran consigo el peso de esa marca del pasado, la herida todavía no sanada de una traición inesperada y que no saben cómo manejar.

Lo cierto es que nadie sabe. Nadie nos puede dar un manual sobre cómo superar con éxito y al 100 % el dolor por este tipo de experiencias. Sin embargo, hay estrategias que nos pueden ayudar a transitar por estas vivencias con mayor aplomo y acierto, sin avivar más la herida, sin hacerla más grande. Veamos algunas claves.

Aclara la situación: es bueno tener mantener un diálogo con ellos

Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja es normal reaccionar con rabia, tristeza y desconcierto. Es común dejarnos llevar por las emociones y no pensar con claridad. Hay quien toma la decisión de poner distancia al momento, de romper rápidamente la relación de pareja y también de amistad.

Ahora bien, trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Oxford, señalan algo importante. La traición origina una herida psicológica que no conviene intensificar con venganzas o malas palabras. Es común que experimentemos en piel propia el espectro de todas esas emociones más complejas, como son la ira, la duda y hasta la repulsión.

En estas circunstancias es bueno tener un diálogo con esas personas pasados unos días. Dejar que se expliquen y explicar también nosotros lo que supone ese hecho es adecuado. Hacer uso de la asertividad y favorecer una comunicación respetuosa nos puede permitir dar un cierre más saludable a esa situación.

Aceptar y procesar todos los sentimientos: toda emoción es válida

Toda emoción es válida cuando una amistad nos traiciona con una pareja. Incluidas esas a las que a veces, llamamos “emociones feas o incómodas”, como son la repulsión o la rabia. Toda emoción sentida debe aceptarse porque es el reflejo de un impacto psicológico que debemos procesar. Y para que ese duelo tenga éxito, hay que dar presencia a cada sensación, a cada emoción y sentimiento, pero sin dejarnos llevar por ellos.

Asimismo, hay que aceptar un hecho y es que esa traición es doble y por tanto habrá que realizar un duelo más complejo y delicado. Debemos darnos tiempo y apoyarnos en personas que nos escuchen y comprendan. Desahogar pensamientos, llorar, descansar, pasear y reflexionar serán esos ejercicios cotidianos que nos acompañarán unas semanas.

La decepción siempre estará, pero el perdón nos permitirá pasar página

Muchos dirán que hechos así no se perdonan, que cuando la traición es tan afilada es imposible conceder cualquier símil de perdón. Sin embargo, el acto de perdonar no significa que uno acepte o esté de acuerdo con lo que otros han hecho. Tampoco implica justificar lo injustificable.

Perdonar implica entender. Y en este caso, estamos obligados a entender los motivos que llevaron a esa infidelidad y ese engaño. Por complejo que nos resulte otorgar un perdón a quien nos hizo daño, nos permitirá liberar rencores e iras para avanzar más ligeros. Con menos pesos.

Mujer triste en la cama pensando en cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja

Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja: reformular el presente

Cuando una amistad nos traiciona con nuestra pareja el mundo se nos cae a pedazos. Es cierto. Ese duelo será más arduo y complejo, sin embargo, podremos reconstruir nuestro pequeño universo vital de nuevo de otra manera, con otras amistades, otras figuras enriquecedoras y otros planes de presente y futuro. Reformular nuestros proyectos vitales es sin duda un buen paso.

Las infidelidades y las decepciones originadas por amores y amistades son dolorosas, pero se superan. Estamos hechos de materiales únicos capaces de enhebrar en nosotros fortalezas excepcionales, esas que nos permiten emerger de las vivencias más duras.

Te podría interesar...
El individualismo en la relación de pareja, un fenómeno común
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El individualismo en la relación de pareja, un fenómeno común

El individualismo en una relación de pareja no es un fenómeno nuevo. Es el reflejo de una personalidad egoísta que solo busca su felicidad.



  • Warren H. Jones, Danny S. Moore, Arianne Schratter, & Laura A. Negel, “Interpersonal Transgressions and Betrayals,” Behaving badly: Aversive behaviors in interpersonal relationships, Robin M. Kowalski, (Ed.). (Washington, DC, US: American Psychological Association, 2001): 233-256.
  • Julie Fitness, “Betrayal, Rejection, Revenge, and Forgiveness: An Interpersonal Script Approach. Interpersonal Rejection , M. Leary (Ed.). (New York: Oxford University Press, 2001):73-103 .