Cuando estar demasiado delgado es solo la punta del iceberg - La Mente es Maravillosa

Cuando estar demasiado delgado es solo la punta del iceberg

Raquel Lemos Rodríguez 25 junio, 2016 en Psicología 752 compartidos
chica delgada

Si pensamos que la anorexia se reduce a un simple capricho por estar delgado, es que tan solo nos estamos fijando en la punta del iceberg. Es una enfermedad complicada, una de las que mayor índice de mortalidad tiene. Por este motivo, nunca deberíamos confundir la enfermedad con el síntoma.

No somos conscientes de que esa necesidad por estar delgado es una forma de autodestrucción. Muchas de las personas parten de un problema que no pueden controlar y que trasladan al férreo control de su alimentación, como una forma de protegerse de sus miedos y de la indefensión. Así, aparece la necesidad de encontrar un refuerzo positivo en su imagen corporal, una necesidad que está por encima del amor a la propia vida, a al propia supervivencia.

Anorexia es pensar en comida a cada momento todos los días
Compartir

Pero, ¿por qué ocurre todo esto? ¿Es una cuestión mental o hay otros factores que se escapan de nuestro control y que afectan a nuestro cerebro? Hoy daremos respuesta a estas preguntas y descubriremos cómo esa obsesión por la delgadez es solo una pequeña parte de lo que realmente significa la anorexia.

¿Qué pasa por la cabeza de una persona con anorexia?

Las personas con anorexia tratan de disminuir conscientemente el consumo de alimentos e incluso llegan a tal grado de disciplina que algunos consiguen evitar casi por completo la comida. Cuanto menos ingieran mejor.

Así, ¿Podríamos hablar entonces de un trastorno mental? La verdad es que este término puede llevar a confusión. Por eso, de lo que sí estamos seguros es que se produce por el efecto de un comportamiento compulsivo en el cual hay una gran preocupación por las consecuencias que puede tener la acción de comer.

Esto señala que el cerebro de las personas con anorexia no funciona igual que el de una persona sana. Todos nosotros tenemos un sistema de respuesta ante el placer y la recompensa que tiene mucha importancia para nuestra supervivencia. En el caso de las personas que sufren anorexia, este sistema se ve alterado.

molde delgadez

Por ejemplo, cada vez que una persona sana sienta hambre y coma su cerebro producirá una respuesta positiva. De esta manera, su relación con la comida es saludable. No ocurre lo mismo en una persona que sufre anorexia, pues esta no será capaz de diferenciar el estímulo negativo del positivo.

Aguantar el hambre nunca debería ser una victoria
Compartir

Pero, esto no lo es todo. Han sido muchos los neurobiólogos que han determinado que en las personas con anorexia existe una alteración en el funcionamiento de las neuronas encargadas de la comunicación con esa parte del cerebro que detecta el hambre. Esa zona coincide, curiosamente, con la región donde residen las emociones, las sensaciones y la percepción que tenemos sobre nuestro propio cuerpo.

También nuestras hormonas van a tener parte de culpa en toda esta situación. En personas con anorexia muchas de las hormonas que estimulan el apetito y el peso presentan bajos sus niveles, lo que ocasiona un grave desarreglo con la comida.

Los pensamientos cuando “quiero” estar delgado

Hasta el momento hemos podido ver que la anorexia produce alteraciones cerebrales que son reflejo de un sistema de recompensas alterado. Pero, ¿esto es todo?

Lo cierto es que las personas que sufren este trastorno presentan unos rasgos psicológicos similares. Algunos de ellos pueden verse acentuados más en unas personas que en otras y, en ocasiones, no tienen por qué darse todos:

  • Unos niveles bajos de autoestima, a la que han asociado a su imagen corporal y desligado de otros muchos refuerzos.
  • Necesidad de controlarlo todo, por eso ejercen dicho control sobre su cuerpo y sobre la comida. Es lo único que pueden controlar.
  • Búsqueda de identidad, que cursa con una gran ansiedad.
  • Continuos cambios de humor, que pueden pasar desde la euforia hasta un estado totalmente depresivo.

hombre peso

Estas son algunas de las características que pueden mostrar las personas con anorexia, aunque hay muchas más que pueden manifestarse. Como podemos ver, el componente de la autoestima es muy importante. Este unido a otros problemas subyacentes provocan que la persona “desee” dejar de comer.

La anorexia empieza evitando una comida y continúa con cien mil excusas
Compartir

A estas alturas, de lo que sí estamos seguros es de que la anorexia no es un capricho. Por eso, enfrentar la intervención sin la ayuda de especialistas y desde una única estrategia, como puede ser obligar a comer, sin trabajar otros aspectos, como el de los refuerzos apenas conseguirá que la persona mejore sus habilidades para disimular y engañarnos.

Piensa que es como una llamada de atención, la manifestación de un problema más profundo. No es solo una cuestión de apariencia, de comer o no comer. Detrás de la anorexia hay una persona hundida, con problemas profundos en su mundo interior que de forma paralela también hay que tratar. Obviamente, la falta de nutrientes en lo que finalmente puede hacer que muera, pero esto no significa que debamos intervenir solamente sobre el síntoma, sobre el dolor, y no sobre lo que lo genera.

mujer delgada

La anorexia no significa estar delgado para verse mejor, la anorexia implica problemas, inseguridades, dolor y tristeza. No comer es solamente una forma, ya no de sentirse bien, sino de evitar sentirse mal. El refuerzo de la conducta viene por la evitación del sufrimiento, por alejar lo más posible esa sensación de que su voluntad es débil y no sirven para nada.

De esta manera, la persona anoréxica acaba temiendo la comida como quien teme aun león o una serpiente, porque los ve como la peor enemiga para el mundo controlable que están tratando de construir. Un mundo en el que para ellos, la única esperanza es tener algún día gris entre todos los días negros.

Raquel Lemos Rodríguez

Soy escritora y una apasionada de la música. Rodeada de libros desde pequeña, siento la necesidad de plasmar escribiendo aquello que me inquieta y provoca curiosidad.

Ver perfil »
Te puede gustar