Desmonta las películas de miedo que ruedas en tu mente

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 17 marzo, 2018
Raquel Lemos Rodríguez · 17 marzo, 2018

Dotamos al miedo de poder, mientras lo culpamos de nuestra inhibición, de nuestro aislamiento o de nuestras fobias. Pero, la realidad es que alimentamos el miedo de una manera completamente inconsciente. Por este motivo, si te paraliza, hoy te ayudaremos a desmontar todas y cada una de las películas de miedo que ruedas en tu mente.

Las películas de miedo que ruedas en tu mente no son más que fantasías que lo alimentan. Puede que hayas vivido una experiencia traumática que te haya marcado tanto que ahora vives con el temor de que te pase lo mismo. Pongamos un ejemplo.

Imaginemos que te han robado y amenazado a punta de navaja. Esto te ha causado un impacto muy fuerte, tanto que cada vez que sales a la calle crees que te va a pasar lo mismo. Esto sucede porque las películas de miedo que ruedas en tu mente reviven ese momento, haciéndote creer que puede volver a pasar. En ocasiones, puedes añadir otro escenario, otros actores… Fantaseas, sueñas despierto y esto alimenta tu temor.

Las películas de miedo que ruedas en tu mente pueden limitarte

Hemos puesto un ejemplo de una situación que ha pasado, una experiencia vivida. Pero, ¿qué pasa cuando esa experiencia no se vive…, pero el miedo está presente? Esto nos sucede muchas más veces de las que en frío podemos contar y lo único que provoca es que nos limitemos y no hagamos lo que en realidad deseamos.

rostro femenino fragmentado representando las películas de miedo que creas en tu mente

Por ejemplo, si quieres montar tu propia empresa, pero las películas de miedo que ruedas en tu mente escenifican un fracaso o una humillación pública, lo más probable es que continúes en tu zona de confort. No hay precedentes. No obstante, no te lanzas a la acción.

Te adelantas a las circunstancias creando películas de miedo que, probablemente, no lleguen a hacerse realidad.

Por este motivo, vamos a proponerte un ejercicio para que desde hoy mismo esas películas de miedo que ruedas en tu mente dejen de evitar que hagas lo que quieras hacer o vivas lo que te gustaría experimentar. Para ello, es indispensable que cojas un papel y un bolígrafo e intentes contestar a las siguientes preguntas:

1. ¿Qué es lo peor que te podría pasar?

Coge ese miedo que está tan presente en las películas que creas en tu mente y piensa en qué es lo peor que te podría pasar. ¿De verdad el fracaso es lo que te limita tanto para no arriesgarte? Si tomamos el ejemplo del principio en el que el miedo es fruto de una mala experiencia, ¿qué es lo peor que te podría pasar? ¿Qué te pasara lo mismo?

En el caso de que el fracaso sea tu miedo, busca aquello que lo genera. Quizás sea la falta de formación. Si es así, ¡empieza a formarte! Si no tienes recursos para ello, piensa que en Internet hay una gran cantidad de material gratuito para que puedas adquirir conocimientos a un coste cero.

¿Qué ocurre si mi miedo parte de una mala experiencia, por ejemplo, que me han robado? En este caso, podrías apuntarte a un curso de defensa personal para sentirte más seguro y afrontar este miedo. Así, sabrás que aunque te vuelvan a intentar hacer daño, lograrás defenderte. Como ves, hay alternativas para derribar la mayoría de nuestros temores.

2. ¿Cuál es la probabilidad de que ocurra?

Para desmontar las películas que ruedas en tu mente es muy importante que trates de hacer un análisis objetivo de tu miedo. Si tienes miedo a fracasar, piensa en la probabilidad de que eso ocurra. Si cuentas con personas que te sepan guiar a tu alrededor o si piensas en un plan B, las posibilidades se reducen mucho.

De igual manera, en el caso de que te hayan robado, ¿cuál es la probabilidad de que esto te vuelva a ocurrir? Hasta ese momento nunca te había ocurrido, ¿por qué si te ha pasado una vez las probabilidades han aumentado? Tu percepción se ha visto afectada por esa experiencia, pero puedes transformarla.

Hombre apoyado en la pared con la mano en la cara pensando en las películas de miedo que creas en tu mente

3. ¿Te compensa el miedo?

Esta pregunta es muy importante, por eso es necesario que pienses en si el miedo que sientes te está compensando de alguna manera. Recuerda que el miedo es útil para nuestra supervivencia. Si estamos ante un peligro, el miedo puede ayudarnos a salir de esa situación. Pero, coge el miedo que te está afectando. ¿De verdad te está ayudando en algo? Veamos algunas situaciones en las que el miedo te perjudica:

  • Si piensas que en el futuro te vas a arrepentir de no haber hecho algo, el miedo no es útil.
  • En el caso de que el miedo te impida vivir con normalidad y eso te haga sentir triste (aislamiento), tampoco está cumpliendo su verdadera función.
  • Si notas que el miedo es un lastre para tu crecimiento personal, quizás ha llegado el momento de afrontarlo.
  • ¿Las películas de miedo que ruedas en tu mente son fantásticas? Si no podrían suceder en la realidad de ninguna manera, estás alimentando un falso o equivocado.

No importa el tipo de miedo que sientas o estés creando. Lo importante es que lo analices para ir desmontando poco a poco esas películas que creas en tu mente y que tan solo son eso, películas.

 Los pros y los contras de tu miedo

Una vez has respondido en una hoja de papel a todas las preguntas anteriores, haz un balance de los pros y los contras. Vamos a imaginar que deseas escribir un libro. No obstante, no logras ponerte manos a la obra. El miedo al fracaso, a la humillación, a no hacerlo bien te frenan. Así, van pasando años y años, mientras ruedas mentalmente diferentes películas de miedo. Veamos qué ocurre aquí.

Pros de escribir un libro Contras de escribir un libro
  • Voy a hacer lo que siempre he deseado.
  • Aunque a muchos no les guste, habré escrito un libro que es lo que quería.
  • Las críticas me permitirán aprender.
  • Me va a ayudar en mi desarrollo personal.
  • Me va a permitir madurar.
  • Pase lo que pase, al menos no me voy a arrepentir de no haberlo hecho.
  • Tengo miedo a que nadie me vaya a leer.
  • No sería capaz de afrontar el fracaso, me sentiría avergonzado y humillado.
  • Creo que escribir un libro es una expectativa demasiado elevada para mí.

Si vemos las dos tablas, nos daremos cuenta de algo muy curioso. La tabla de los pros invita a la acción. En cambio, la tabla de los contras hace referencia a una serie de circunstancias que nos paralizan y que nos hacen predecir un futuro que ni siquiera ha llegado aún. ¿Qué es mejor? ¿Predecir o probar?

Si aún no lo vemos claro, fijémonos en que la tabla de los pros tiene muchos más puntos que la de los contras. Así que tiene mayor valor e importancia. Nos compensa claramente hacer lo que queremos. Así, dejemos de postergarlo.

bosque representando las películas de miedo que creas en tu mente

A lo largo de tu vida, seguro que en tu mente has rodado varias películas de miedo. Es más, es probable que algunas se hayan venido abajo en el momento de la verdad. Hablar en público no era tan espantoso como lo habías visto en la película que te habías montado y lo mismo con otros retos, circunstancias o situaciones. Desmontarlas poco a poco y con conciencia hará que te des cuenta de que no existen límites. Así es como te limitas, creando películas que tan solo son eso. Películas…