El diario de autoconocimiento laboral: una herramienta para mejorar en tu trabajo

El diario de autoconocimiento laboral cumple con el papel de ayudarte a conectar mejor contigo mismo en el plano laboral. Puede ser particularmente útil cuando tienes muchas dudas en este plano de tu vida. Aquí te contamos cómo hacerlo.
El diario de autoconocimiento laboral: una herramienta para mejorar en tu trabajo
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 13 septiembre, 2022

El diario de autoconocimiento laboral es una herramienta muy útil para mejorar el desempeño en tu trabajo. Te recomendamos llevar uno, en especial en aquellas épocas en las que pasas por etapas de baja motivación o has tenido problemas para realizar tus actividades de la mejor manera.

Esta herramienta también es muy útil cuando tienes dudas sobre si seguir o no en una determinada organización. Así mismo, te puede servir mucho si has tenido conflictos frecuentes con jefes o compañeros de trabajo. Precisamente, la función básica del diario de autoconocimiento laboral es ayudarte a identificar problemas y posibles soluciones.

No tienes que llevarlo para siempre, pero sí es muy conveniente que si lo inicias, seas constante durante al menos cuatro semanas. De lo contrario, el diario de autoconocimiento laboral no va a servirte de mucho. ¿Qué debes tener en cuenta para realizarlo? ¿Cómo hacerlo? Sobre esto hablaremos enseguida.

Escribir es la manera más profunda de leer la vida”.

-Francisco Umbral-

Hombre trabajando en el ordenador
El diario de autoconocimiento laboral ayuda a identificar problemas y soluciones.

El diario de autoconocimiento laboral

El diario de autoconocimiento laboral, como el nombre lo indica, es un instrumento que tiene como objetivo central conocerte mejor en el ámbito del trabajo. Esto no quiere decir que no te ayude a aumentar tu autoconocimiento en otros aspectos, sino que se centra en lo relacionado con tu actividad laboral.

Lo mejor es comenzar a llevarlo de una manera desprevenida, tratando de ser lo más espontáneo y sincero contigo mismo. Si racionalizas mucho o te vuelves muy metódico, es posible que no llegues tan lejos como lo harías si les das rienda suelta a tus ideas y sentimientos. El orden no importa mucho. Lo que sí importa es la constancia y la honestidad.

Lo más conveniente es escribir todos los días, al comienzo y al final de tu jornada laboral. Sin embargo, también es recomendable que lo lleves contigo y que escribas, dibujes o garabatees allí lo que quieras, cada vez que te nazca. Todo lo que consignes allí va a servirte después para conocerte mejor y hacerte una idea más acertada de cómo estás abordando tu mundo laboral.

¿Cómo hacer el diario de autoconocimiento laboral?

En realidad, no hay reglas fijas para hacer el diario de autoconocimiento laboral. Te podemos sugerir un esquema, pero es importante que te sientas libre de añadir o suprimir lo que te parezca más conveniente. Lo aconsejable es que escribas las primeras líneas de tu diario al comenzar el día. Quizás después del desayuno o cuando vayas camino del trabajo.

Es importante que anotes cómo te sientes, qué esperas del día, qué te preocupa o qué te motiva. Como ya lo indicamos, no busques ser ordenado ni riguroso. Si pasas de un tema al otro sin enlace, no hay problema. Si dejas ideas sin concluir o cometes errores de ortografía, tampoco. Se vale todo. Tampoco importa la extensión.

Lo recomendable es que te fijes un tiempo límite para ese ejercicio, que puede ser de 5 o 10 minutos. Si te cuesta soltarte, limita aún más el tiempo, ya que esto te ayudará a no pensar demasiado antes de escribir. Si durante la jornada algo te apremia o te inquieta, no dudes en retomar tu diario de autoconocimiento laboral y escribir de nuevo.

Mujer escribiendo en una libreta
El diario de autoconocimiento laboral puede mostrarte aspectos de ti que quizás no conocías.

La segunda parte

En las noches debes realizar un ejercicio similar al de la mañana, pero esta vez lo indicado es que te concentres en repasar y evaluar lo sucedido en el día. ¿Qué fue lo más destacado de la jornada? ¿Qué estados de ánimo tuviste? ¿Cuál fue tu mayor logro? ¿Qué no lograste hacer? ¿Qué te preocupa? ¿Qué concluyes acerca de ti mismo después de esta jornada?

También es muy conveniente que al final de esa reflexión reserves un pequeño espacio para el agradecimiento. Es una forma de añadir un diario de gratitud al diario de autoconocimiento laboral. Así mismo, te recomendamos que intentes condensar lo que has aprendido de ti mismo en una sola frase. Si es posible, que a partir de esto elabores una máxima para tu vida.

El diario de autoconocimiento laboral cobra su verdadero sentido al final de la semana, cuando te detengas a leerlo. Probablemente, sea entonces cuando comiences a descubrir aspectos de ti mismo en los que quizás no habías reparado. En pequeña o gran medida, esto te ayudará a ver más claro el panorama, reconocer mejor tus fortalezas y debilidades, cambiar en algunos aspectos y/o tomar decisiones.

Te podría interesar...
Diario de sueños: cómo hacerlo y cuáles son sus beneficios
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Diario de sueños: cómo hacerlo y cuáles son sus beneficios

Un diario de sueños es una sencilla pero poderosa herramienta que nos ayuda a entrar en contacto con nuestros estados internos a partir de lo que s...



  • Aparicio Cabezas, L., & Muñoz Lima, M. D. (2015). Chance'u Programa de autoconocimiento para inserción laboral y el desarrollo profesional.
  • Saludes, M. À. R. (2016). ¡A conocerse mejor!. Aula de innovación educativa (256), 62.