Los efectos de la resaca en el cerebro

¿Qué hace la resaca sobre nuestro cerebro? ¿A qué funciones nos afecta? ¿En qué sentido? En este artículo hablaremos del impacto de la resaca sobre nuestro rendimiento cognitivo desde una perspectiva científica.
Los efectos de la resaca en el cerebro
José Padilla

Escrito y verificado por el psicólogo José Padilla.

Última actualización: 22 julio, 2022

Beber alcohol y conducir no es una buena combinación. Pero, ¿qué hay de conducir con esa resaca que permanece incluso después de haber dormido? De acuerdo con una investigación, (Gunn, et al., 2018), las deficiencias cognitivas de las personas borrachas siguen presentes al día siguiente, cuando ya no queda ni rastro de alcohol en la sangre.

Este estudio publicado en la revista Addiction evidenció que una noche de ingesta excesiva de alcohol puede tener efectos negativos sobre la cognición al día siguiente, incluida la memoria, la atención, la coordinación y las habilidades de conducción.

Hombre con problemas de alcohol
No solo es el cuerpo el que se queda resentido por la paliza recibida a través del consumo, sino que también sufre nuestro rendimiento mental.

Efectos de la resaca en el cerebro

Gunn, et al. (2018) encontraron -en una revisión sistemática de varios estudios sobre el tema- que la resaca afecta la velocidad psicomotora, la memoria a corto y largo plazo y la atención sostenida en un contexto de resaca. La merma en el funcionamiento se traduce en una concentración y un enfoque más deficientes, una memoria más propensa a fallos y tiempos de reacción reducidos.

La Dra. Sally Adams, una de las investigadoras del estudio, afirmó que: “nuestros hallazgos demuestran que la resaca puede tener consecuencias graves para el desempeño de las actividades cotidianas, como la conducción y las habilidades laborales, como la concentración y la memoria”.

En otra investigación, realizada en el distrito central de entretenimiento de Brisbane, se hicieron pruebas de alcoholemia y se hicieron entrevistas a varias personas al final de la noche.

Al día siguiente, los entrevistados de la noche anterior completaron una encuesta en línea y una prueba cognitiva. La prueba midió el rendimiento de su cerebro en distintas tareas. Aquellos que terminaron la noche con un resultado más alto en el test de alcoholemia se sintieron peor al día siguiente y también demostraron un peor rendimiento cognitivo que las personas sobrias.

El estudio señala que la intensidad del malestar físico derivado de la resaca está significativamente relacionado con un rendimiento bajo en la prueba de atención y función ejecutiva.

“Estos hallazgos confirman que la resaca de alcohol afecta negativamente el funcionamiento cognitivo y que una memoria de trabajo y un rendimiento ejecutivo más deficientes se correlacionan con la gravedad de la resaca”, afirman los investigadores del estudio.

Los resultados de otro estudio también respaldan los hallazgos anteriores de que la resaca induce un estado de malestar que afecta negativamente las habilidades cognitivas, incluidas las funciones ejecutivas, además de generar un estado de ánimo más negativo.

Cambios en el cerebro debido a la resaca

A continuación, revisaremos otros efectos de la resaca en el cerebro.

1. Genera inflamación

El consumo de alcohol puede sobre activar a las células microglía, liberando citocinas proinflamatorias (desencadenantes de una posterior inflamación). Esta cadena de reacciones puede aumentar la inflamación general en el cerebro.

2. Aumenta los niveles de dopamina

Las náuseas que sentimos en un contexto de resaca podrían estar muy asociadas con la liberación y concentración de dopamina en los espacios intersinápticos. Si bien es un factor clave en la respuesta de placer del cerebro, la dopamina también puede ser un desencadenante del vómito.

3. Desequilibrio neuroquímico

Otra teoría sobre los efectos de la resaca en el cerebro sostiene que el alcohol amenaza el equilibrio químico del cerebro. El aumento de los niveles de alcohol en sangre deprimiría el sistema nervioso, de manera que el cerebro se vería obligado a hacer un sobreesfuerzo para que sigamos siendo eficientes a la hora de responder a las demandas del entorno.

Este gasto energético extra terminaría prologando el desequilibrio químico de nuestro cerebro derivado de este esfuerzo.

Cerebro en un vaso de cerveza
Si imaginamos al cerebro como un músculo más, podríamos hablar de que una consecuencia de este desequilibrio son las agujetas mentales.

4. Altera el reloj biológico

Otro de los efectos de la resaca en el cerebro es que puede alterar el ciclo del sueño, ya que el alcohol interfiere en la función reguladora del ritmo circadiano y del ciclo del sueño y la vigilia del núcleo supraquiasmático.

Para terminar, la resaca es la consecuencia negativa más común del consumo de alcohol. Las personas que la padecen sienten que les cuesta más mantener la atención, acceder a determinados recuerdos o realizar determinadas operaciones muy vinculadas a la conocida como memoria de trabajo.

La investigación de Gunn et al. (2018) nos advierte de que, aunque en los lugares de trabajo hay políticas claras con respecto a la intoxicación por alcohol, pocas tienen en cuenta los efectos de la resaca. Los investigadores afirman que, para ciertas actividades laborales, los empleados deben ser conscientes de los efectos reales que pueden tener las resaca sobre su desempeño y, por su parte, los empleadores deben considerar revisar las políticas sobre la resaca por motivos de seguridad.

Te podría interesar...
Beber alcohol reduce el tamaño del cerebro, según la ciencia
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Beber alcohol reduce el tamaño del cerebro, según la ciencia

Una investigación encontró que beber alcohol reduce el volumen del cerebro, incluso si esta sustancia se ingiere en pequeñas cantidades.