El atractivo de los hombres con barba

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 14 octubre, 2017
Yamila Papa · 8 noviembre, 2016

No tiene que ver con modas ni con estilos masculinos. Hablamos de que a las mujeres les atraen los hombres con barba. ¿Por qué? Muchas de nuestras elecciones de pareja se deben a nuestra necesidad de perpetuarnos en el tiempo como especie. Es una ley a la que parece, como el resto de seres vivos, que respondemos naturalmente. De esta manera, una de las hipótesis que más fuerza tiene es que la barba podría ser un signo de una buena genética y, por lo tanto, preferible.

Por supuesto, después los hombres y las mujeres añadimos otros ingredientes a la ecuación de preferencia. Sin embargo, no deja de ser curioso que esta característica estética sea un elemento atractivo para las mujeres en la cara de un hombre. A continuación te contamos más!

Atracción por la barba: pogonofilia

Quizás no recuerdes esta palabra al terminar de leer el artículo, pero sí puede que te sientas identificada con ella. La pogonofilia es la atracción selectiva por los hombres que tienen barba. Algunos pueden decir que se trata de una tendencia de los últimos años y que por esta razón los actores, modelos y cantantes han decidido no afeitarse más o llevar una “sombra” de varios días en sus rostros.

Hombre con barba y su novia

Sin embargo, no es menos cierto que desde hace cientos de años la barba -o la posibilidad de tenerla- es uno de los signos externos que diferencia los hombres de los niños. De hecho, la mayoría de hombres con barba parecen un poco más mayores. Incluso, si echamos un vistazo a la mitología nos daremos cuenta de que muchos dioses también tenían.

Ya en tiempos más actuales, aparecieron las agencias de publicidad y la imagen del hombre-barbudo-sex symbol no paró de crecer. La pogonofilia está en su máxima expresión. De hecho, muchos hombres actualmente se han mimetizado dentro del estereotipo de la mujer que se pasa horas frente al espejo y hacen lo propio retocando y puliendo su barba.

¿Qué dice la barba sobre ti?

La forma en que nos vemos puede indicar mucho sobre nosotros. Quizás no estés llevando barba para “ligar” o para que te confundan con un actor de Hollywood, sino porque te gusta y consideras que te queda bien. Pero el vello en tu rostro puede generar sensaciones de todo tipo en los que te rodean.

No solo para las mujeres sino también para el resto de hombres. Por ejemplo, en el mundo de los negocios es probable que un ejecutivo que lleva una barba cuidada sea considerado como más profesional que aquel con “cara de bebé”, ya que transmite experiencia, habilidad y disciplina para cuidar de su imagen. Especialmente, cuando el ejecutivo es joven la barba le puede ayudar.

La barba es a su vez un símbolo de masculinidad, algo con lo que cuenta el hombre que la mujer no tiene. A ellas les atrae y no lo pueden comprender. ¿Sabías que si el vello crece rápido quiere decir que se producen más hormonas masculinas (testosterona)? Además da un status de “maduro” porque permite aparentar mayor experiencia.

Las reacciones de la barba son tan diversas que para algunas mujeres incluso intimida o les da miedo porque la mandíbula parece más ancha, pero al mismo tiempo despierta su curiosidad y deseo

El vello facial se relaciona con la fuerza, la vitalidad y la protección. Por más de que muchas señoritas lo nieguen buscan un hombre que las cuide ante los peligros como ocurre en las historias y películas de amor.

La barba como símbolo de experiencia y sabiduría

La imagen masculina, al igual que la femenina ha evolucionado con el paso de los años. Antiguamente la barba que lucían los hombres era un signo de rudeza, de hombre fuerte y trabajador que no disponía de tiempo para una menudencia como la de acicalar su aspecto. También es un signo de inteligencia: el hecho de que Gandalf, en El Señor de los Anillos luzca una larga barba blanca no es casualidad.

Gandalf

Podríamos decir que la barba que lucen en la actualidad muchos hombres es una versión 2.0 de aquella barba antigua. Actualmente se llevan cortas, homogéneas en el corte y pobladas. De manera que parecen más un brochazo que un conjunto de pelos puestos de una forma aleatoria.

Este tipo de barba no solo habla de hombres que prestan atención a su cuidado personal, sino que además hablan de que tienen cierta habilidad para hacerlo o el dinero suficiente para pagarle a alguien por dicha tarea. Dos puntos positivos que se suman a la valoración de cualquier potencial pareja.

Si acudimos a la literatura, encontramos que un estudio de la Universidad de Gales, publicado en la revista Evolution & Human Behaviour, confirma que la barba es una característica del aspecto físico que a la mayoría de las mujeres les gusta.

En el estudio participaron 351 mujeres, a las cuales se les puso delante cuatro fotografías de 177 hombres heterosexuales. En cada una de estas imágenes, los hombres aparecían con distinto nivel de barba: sin, de cinco días, otra de diez días, y en la última, con una barba de muchos días.

Barnaby J. Dixon y Robin C., responsables de la investigación, estudiaron las reacciones de las mujeres frente a las distintas fotografías y concluyeron que “un nivel intermedio de barba, de unos diez días, es más atractivo”. También llegaron a la conclusión de que un hombre con una barba muy poblada era menos atractivo, pero que, sin embargo, podían ser percibidos como “mejores padres”, pues la barba ofrecía la imagen de un hombre “protector de su familia”.

El estudio llega hasta ahí, ya que los investigadores no ofrecen una hipótesis única que pudiera dar lugar a estos resultados. La hipótesis evolutiva quizá sea una de las que más sentido tenga, pero no es menos cierto que las pruebas que la ampara en este caso son inexistentes. Así, te preguntamos a ti, apreciado lector, ¿por qué piensas que a las mujeres les gustan más los hombres con barba?