El porqué de Voldemort

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 20 mayo, 2018
Leah Padalino · 20 mayo, 2018

Voldemort, cuyo verdadero nombre era Tom Riddle, es el principal antagonista de la saga Harry Potter, un perfecto villano que siembra el terror y la oscuridad por donde pasa. Es la antítesis de Harry en cuanto a roles, pero si profundizamos en él, en seguida nos daremos cuenta de que no son tan distintos. Es como si Voldemort no pudiera existir sin Harry y, al mismo tiempo, Harry no existe sin Voldemort; son opuestos, pero igual que los polos de los imanes, es imposible separarlos, son las dos caras de una moneda: no hay héroe sin villano y no hay villano sin héroe.

Además, en este caso, nos encontramos ante ciertas peculiaridades, ante ciertas circunstancias que nos hacen preguntarnos qué hubiera pasado si las cosas hubiesen sido distintas para ambos. ¿Y si Voldemort hubiese crecido en un hogar feliz? ¿Y si hubiese descubierto qué es el amor? ¿La maldad nació con él o es fruto de una serie de circunstancias?

A lo largo de la saga, vamos descubriendo el pasado del Señor Tenebroso, de este personaje que es mucho más que “el malo”. En las películas, no se desvela demasiado acerca de su pasado, pero sí en los libros, donde J.K. Rowling dedica episodios enteros a recuerdos de su vida antes de que se convirtiera en “aquel que no debe ser nombrado”.

Este personaje ha despertado tanta fascinación entre los fans de Harry Potter que, incluso, cuenta con su propia película, una producción italiana realizada por fans bajo el título de Voldemort: el origen del heredero.

Son muchas las cosas que esconde la saga Harry Potter y son muchas las cosas que podríamos decir sobre Voldemort. En este artículo, voy a intentar recopilar algunos datos importantes para profundizar en su personalidad, en el porqué de este personaje y de su maldad.

Influencias

J. K. Rowling estudió francés y Filología Clásica, no tuvo una vida fácil -ni en lo económico ni en lo personal- hasta que obtuvo el éxito gracias a Harry Potter. En la saga, Rowling ha plasmado sus influencias clásicas: nombres de hechizos y personajes, seres mitológicos… Todo parece estar impregnado de la huella que dejaron sus conocimientos de cultura grecolatina, pero también de sus experiencias personales. Así, en más de una ocasión, ha confesado que personajes, como Hermione, están inspirados en ella.

Tampoco es casualidad que el cumpleaños de Harry sea el mismo día que el suyo ni que los dementores absorban el alma tal y como hizo con ella su depresión. En el caso de Voldemort, la propia Rowling indicó que su nombre proviene del francés: vol de mort (vuelo de la muerte) y reconoció haberse inspirado en la figura de Adolf Hitler.

Tom Riddle

Si nos paramos a pensar, ambos creían en la existencia de una raza superior. Voldemort quiere exterminar a todo aquel que no sea “sangre limpia”, es decir, hijo de magos. Defiende que los “sangre sucia” (hijos de muggles) deberían desaparecer y no tener acceso a Hogwarts. En otras palabras, para ambos la pureza es importante y existe una raza inferior que hay que exterminar por ser el origen de los males del mundo.

Llama la atención que Voldemort, en realidad, tampoco es sangre pura, pues su padre era muggle; igual que Hitler era de ascendencia judía. Tal vez un complejo de inferioridad, el miedo al rechazo y las ansias por el poder llevaron a ambos a cometer actos totalmente atroces e irracionales. Al mismo tiempo, Voldemort era un joven brillante, al que le esperaba un gran futuro como mago; Hitler, por su parte, tenía un gran gusto por la pintura.

Otra de las similitudes con nuestra historia la encontramos en la existencia de dos guerras mágicas: la primera, en la que Voldemort y sus mortífagos acabaron con la vida de muchas personas, entre ellas, los padres de Harry, fue una guerra que perdieron y por la que Voldemort tuvo que desaparecer. En la segunda, se produce el fin de una era, el fin de Voldemort y de sus seguidores. Alemania perdió ambas guerras mundiales, igual que los mortífagos.

El ascenso de Voldermot se da poco a poco y desde la sombra, hasta que, finalmente, logra controlar todo el Ministerio de Magia (el equivalente a nuestro sistema político).

Harry vendría a poner fin a este tiempo de terror y oscuridad, como si de un Jesucristo se tratase. Las influencia de La Biblia también está presentes en la saga: la figura de la serpiente como símbolo del mal y la tentación también está vinculada a Voldemort, quien sería la personificación del mal, y Harry el salvador, el elegido (con profecía incluida) capaz de dar su vida por salvarnos a todos.

Voldemort

El pasado de Voldemort

Voldemort fue un niño huérfano, fruto de un engaño de su madre hacia su padre. Un niño engendrado sin amor, que creció sin el calor de un hogar. Su familia materna era descendiente de Salazar Slytherin (fundador de la casa Slytherin y fiel defensor de la pureza de la sangre). Igual que su antepasado, todos los miembros de la familia eran capaces de hablar en pársel (lengua de las serpientes).

Esta obsesión por la pureza llevó a la familia a años y años de endogamia, de matrimonios entre familiares que hicieron que Merope Gaunt (madre de Voldemort) y su familia vivieran en la más extrema pobreza y sufrieran algún tipo de discapacidad intelectual. Merope era maltratada por su padre y su hermano, abusaban de ella psicológicamente y la llamaban squib (persona hija de magos incapaz de practicar la magia).

El padre y el hermano de Merope fueron encarcelados en Azkaban y ella, al quedar libre, logró que su magia por fin comenzara a florecer. Merope se enamoró de un adinerado muggle llamado Tom Riddle Sr., y decidió hechizarlo para que se casara con ella y quedarse embarazada.

Merope pensó que, quizás, Riddle se había enamorado de ella y podía poner fin al hechizo. Sin embargo, Riddle la abandonó. Merope dio a luz en un orfanato y murió tras el parto, el pequeño Tom Riddle creció sin conocer el amor ni a su familia. No fue hasta unos años después, cuando Dumbleodore fue a buscarlo, que descubrió que era mago y que podría desarrollar sus habilidades en Hogwarts.

Harry Potter y Voldemort

En Hogwarts, destacó como uno de los mejores magos de todos los tiempos, pero sus ansias de poder y su pasión por las artes oscuras le hicieron convertirse en el mago tenebroso más temido. Igual que Harry, Voldemort fue huérfano, creció solo y sin el cariño de sus padres; Hogwarts fue su salvación.

Existe una fuerte conexión entre ambos personajes que va más allá de su relación antagónica, no son tan distintos, pero la principal diferencia es que Voldemort nunca logró amar, nunca logró tener una verdadera amistad, fue cruel incluso con sus seguidores más fieles. Siendo tan parecidos, cabe preguntarse por qué cada uno eligió afrontar la vida de forma tan distinta, si Voldemort era malo por naturaleza o fruto de sus experiencias, si su odio hacia los muggles era real o estaba motivado por el abandono de su padre y la vergüenza que sentía por su pasado.

Tanto Harry como Voldemort tuvieron que enfrentarse a una profunda soledad en su infancia, al abandono y a la falta de afecto. Sin embargo, ante una situación muy similar, cada uno decidió emprenderla a su manera.

Rowling nos dibuja a personaje cargado de traumas, de sentimiento de abandono, acomplejado y mucho más profundo de lo que puede parecer al principio. Un personaje complejo que nos recuerda la importancia de la infancia y las consecuencias que el abandono puede ejercer sobre la persona, algo que no justifica su maldad, pero sí nos ayuda a acercarnos un poco al porqué de ella.

“No necesitamos magia para cambiar el mundo, llevamos todo el poder que necesitamos dentro de nosotros”.

-J.K. Rowling-