Este vídeo te enseñará a valorarte a ti mismo - La Mente es Maravillosa

Este vídeo te enseñará a valorarte a ti mismo

Gema Sánchez Cuevas 19 febrero, 2016 en Psicología 14981 compartidos
Mujer abrazada a un hombre mirándose al espejo

¿En algún momento has considerado la idea de valorarte a ti mismo? ¿O tu ritmo de vida es tan rápido que ni siquiera tienes tiempo para hacerlo? Quizás nunca te hayas detenido a reflexionar sobre cuánto te valoras o que al hacerlo hayas centrado tu atención en los puntos negativos, como le ocurre al protagonista de nuestro vídeo.

Cómo nos valoramos a nosotros mismos es una cuestión que condiciona todo lo que hacemos. Desde nuestras relaciones personales hasta nuestro desempeño laboral se encuentran, de alguna manera, influenciados por la imagen que tenemos de nosotros.

Las respuestas que tenemos en las diferentes situaciones dependen de quién y qué pensamos que somos.
Compartir

¿Qué es la autoestima?

Existen muchas concepciones y teorías sobre la autoestima. Carl Rogers, psicólogo humanista definía a la autoestima como el núcleo básico de la personalidad. A su vez, defendía la idea de que muchos de los problemas que tenemos no son más que una consecuencia lógica de los desprecios y calificaciones que nos hacemos, considerándonos indignos de recibir amor.

Por otro lado, el psicoterapeuta Nathaniel Branden afirmaba que la autoestima es la posibilidad y la experiencia de poder llevar una vida significativa, donde los sentimientos de capacidad y valía personal son determinantes.

Una visión más actual sobre este término corresponde al psiquiatra Luis Rojas Marcos, que define la autoestima cómo el sentimiento de aprecio o de rechazo resultante de la valoración global de nosotros mismos.

La autoestima es la percepción evaluativa que tenemos sobre nosotros mismos
Compartir

Mano sosteniendo un corazón

Diferentes palabras para un mismo término, pero con un único mensaje en esencia: tener una buena autoestima propiciará que seamos más generosos en nuestras relaciones, tanto en las que mantenemos con los demás como en la que mantenemos con nuestro interior.

La prisión de la baja autoestima

Casi todos los problemas psicológicos están en buena medida relacionados con una baja autoestima. No hay nada con mayor poder que nuestros propios juicios y, si éstos son negativos, construirán una especie de cárcel mental en la que nos veremos atrapados por nuestros propios pensamientos.

Tener una baja autoestima impedirá que te reconozcas como alguien capaz o válido. Hará que tus ojos solo te muestren los errores -como le ocurre a André, el protagonista de nuestro vídeo- y muy probablemente tus pensamientos te recordarán todas esas críticas que has ido acumulando.

Si nos creemos incapaces o no válidos, nos comportaremos como tal 
Compartir

Arrastrar todo este bagaje desde la infancia hará que los barrotes de tu prisión mental sean cada vez más fuertes y sólidos, eliminando paulatinamente la capacidad de valorarte a ti mismo. Cuando no te valoras, te encuentras en un mundo de autodesprecio constante necesitando la aceptación de los demás.

La importancia de valorarnos y querernos

Aunque nuestro nivel de autoestima es variable, debido a los diversos acontecimientos que puedan ocurrirnos y a nuestro crecimiento personal, lo más importante es comenzar a cultivar la capacidad de valorarnos y querernos.

Para valorarte a ti mismo tienes que empezar por aceptarte cómo eres.
Compartir

La aceptación constituye el recurso fundamental para quererte. De paso, recuerda que aceptarte no significa aceptar la imagen que dicen los demás que tienes, sino con lo que tu creas sobre ti, que es diferente. Aceptarte implica descubrirte y comenzar a saborear tu autenticidad como persona. Teniendo en cuenta tanto tus virtudes como tus defectos, intentando potenciarlas y paliarlos respectivamente.

Por ello, cuando comiences a conocerte, todo un mundo de capacidades se te desvelará desde tu interior. Ya no serás aquella persona incapaz de todo, indigna de amar o poco valiosa y no dependerás de los juicios externos.

Mujer abrazándose a ella misma

Al contrario, serás alguien digno, capaz y valioso, sostenido en una buena autoestima que te brindará posibilidades para poner en marcha habilidades para enfrentar los desafíos que te encuentres. Cuando comiences a valorarte sabrás que tienes derecho a ser feliz y comenzarás a respetarte y a defender tus intereses y necesidades.

¿Cómo te ves?

Ahora te propongo un reto como el misterioso ángel de la película de Luc Besson hace a André el protagonista. Dirígete a un espejo y mírate: ¿Qué ves? ¿Cómo te ves? Profundiza, no solo describas los detalles físicos… ¿Cómo eres? ¿Cómo te valoras? Despréndete de las vendas negativas que tienes puestas y mírate para valorarte a ti mismo.

No suele ser fácil mirarse para descubrirse y sincerar con uno mismo, es cierto. Pero mucho más allá, comienza a decirte: Te quiero. Quizás descubras que no es tan sencillo o por el contrario no tienes dificultad en hacerlo. ¿Qué te impide o qué te facilita decirte estas palabras?Reflexiona sobre ello.

Por último unas preguntas para reflexionar sobre la visión que tienes de ti mismo: 

  • ¿Cómo me encuentro en relación a mi autoestima?
  • ¿Me quiero o espero que los demás me den permiso para quererme y así poder hacerlo? 
  • ¿Cómo soy y cómo creo que creen los demás que soy?
  • ¿Soy cómo realmente quiero o cómo los demás esperan de mí?

Recuerda que desde ahora es momento de comenzar a quererte y valorarte a ti mismo…

Os dejamos con el vídeo de la película francesa Angel – A:

Gema Sánchez Cuevas

Psicóloga, docente, editora y redactora. Mi pasión es la psicología, mi motor la curiosidad y mi arma la escritura. Todos tenemos recursos para el cambio, ¿comenzamos a buscarlos?

Ver perfil »
Te puede gustar