Estilos disfuncionales de razonamiento en el TOC

El trastorno obsesivo-compulsivo es una de las condiciones clínicas más incapacitantes. Ahora, ¿te imaginas que la posibilidad de un hecho catastrófico desencadenara en ti la misma reacción emocional que un hecho? Algo similar ocurre en el TOC, y en este artículo vamos a explicarlo.
Estilos disfuncionales de razonamiento en el TOC
Gorka Jiménez Pajares

Escrito y verificado por el psicólogo Gorka Jiménez Pajares.

Última actualización: 11 diciembre, 2022

El trastorno obsesivo-compulsivo (en adelante, TOC) es una condición clínica que a menudo resulta incapacitante. Se caracteriza por la presencia de obsesiones, que producen sufrimiento, y ante las que la persona responde con compulsiones o rituales, tanto conductuales como mentales. En este artículo vamos a analizar el mecanismo que explica la formación de las obsesiones: los estilos disfuncionales de razonamiento en el TOC.

En el TOC, las compulsiones o los rituales distan de ser placenteros, aunque cuando se realizan algunas personas experimentan alivio. Las respuestas afectivas asociadas al TOC son muy variadas, y también intensas. Además, es común las personas experimenten una “necesidad de perfección” agobiante, lo que les produce frustración y malestar.

Mujer pensando
El TOC tiene una prevalencia del 1 al 3 % en la población general.

¿Qué es el TOC?

Antes de hablar de los estilos disfuncionales de razonamiento, reflexionemos sobre qué es lo que caracteriza a este grave trastorno. Así, la Organización Mundial de la Salud define esta entidad clínica por la presencia de obsesiones y compulsiones persistentes:

  • Las obsesiones adoptan la forma de pensamientos recurrentes y persistentes, imágenes o impulsos o la sensación de que “hacerlo es muy urgente”. Estos pensamientos resultan muy molestos, distan de ser deseados y están asociados con frecuencia a la ansiedad. La persona trata de ignorar o de suprimir sus obsesiones llevando a cabo conductas repetitivas (compulsiones).
  • Las compulsiones son conductas tanto físicas como pensadas que una persona realiza ante la urgencia de sus obsesiones. Se realizan de acuerdo a normas rígidas.

Por ejemplo, una persona con TOC de limpieza puede pensar que algo no estará limpio hasta que sea fregado 99 veces. Como siente un gran malestar cuando piensa que está sucio, lo limpiará 99 veces porque si no lo hace, puede infectar a las personas que le rodean y, en consecuencia, estas pueden morir.

Además, tanto las obsesiones como las compulsiones consumen mucho tiempo de la persona. En algunos casos se han reportado más de 8 horas dedicadas al contenido de las obsesiones y las compulsiones, lo que produce graves interferencias y un deterioro sustancial en lo personal, social, educativo y laboral.

¿Cuáles son los estilos disfuncionales de razonamiento en el TOC?

La “duda” es el elemento clave y fundamental, encontrándose en la base de la formación de las obsesiones. O’Connor lo define como ‘una interferencia acerca de un posible estado de las cosas como si se estuvieran produciendo en la realidad’. Es decir, las personas con TOC ven como real algo que solo se está produciendo en su mente. Os dejamos un ejemplo de este estilo de razonamiento:

He tenido un pensamiento muy malo. Se me acaba de pasar que puedo matar a mi hijo. No puedo estar con mi hijo porque soy peligroso. Necesito alejarme de mi hijo porque soy un asesino.

Así, en un estado en el que la posibilidad de que algo suceda se confunde con su ocurrencia real, podemos distinguir varios elementos.

1. Inferencia primaria

La inferencia primaria nos refiere al componente base de la duda. Así, la esencia de la “duda” debe ser un contenido significativo, importante y con elevada carga emocional para la persona.

La duda es el inicio del TOC. Es el pistoletazo de la duda porque adquiere forma de inferencia (es decir, presuposición), con un potente significado tanto personal como emocional.

Acabo de comprarme un coche y lo he dejado aparcado, ¿habré cerrado el coche? Regreso y compruebo que lo he cerrado. 10 minutos más tarde vuelve a asaltarme la duda sobre si realmente he cerrado el coche. ¿De veras lo cerré? Tengo la necesidad de regresar para comprobarlo.

2. Confusión inferencial

La duda obsesiva que constituye la inferencia primaria es producto de un razonamiento erróneo. Es erróneo porque la persona con TOC confunde “lo que es real” con “lo que es posible”. Esto tiene su origen en dos factores:

  • Muchos pacientes con TOC terminan desconfiando de sus propias percepciones y de sus sentidos. En consecuencia, la persona no consigue diferenciar con claridad entre lo que es real y lo que imagina que es real.
  • Dan mayor credibilidad a las posibilidades que son remotas y a menudo ficticias en contraposición a la realidad, que es accesible mediante los sentidos (oído, vista, olfato, gusto).

Además, la confusión inferencial puede evaluarse mediante la Inferential Confusion Questionnaire (ICQ), cuyas puntuaciones explican un porcentaje importante de las relaciones entre los síntomas obsesivo-compulsivos y las creencias disfuncionales que estamos mencionando.

Hombre con gafas dudando
Las personas con TOC suelen confundir lo que es real de lo que es posible cuando razonan sobre sus obesiones.

3. Inferencias secundarias

Ante la duda obsesiva que da forma a la inferencia primaria, la persona con TOC anticipa las consecuencias negativas (o inferencias secundarias) que podrían darse en caso de que aquello que se teme (una posibilidad ficticia, posible e improbable) suceda.

Ante esta situación, el paciente siente un grado de malestar muy elevado (habitualmente ansiedad); en este momento su voluntad es secuestrada por la necesidad de poner en marcha comportamientos que atenúen tanto el malestar como las amenazas que se han anticipado.

Para concluir, cabe mencionar que este fenómeno de razonamiento erróneo es curioso porque las personas con TOC cometen estos errores de razonamiento únicamente cuando razonan sobre sus obsesiones. El resto de razonamientos los hacen como las personas sin TOC.

Te podría interesar...
¿Cómo influyen la ansiedad y la depresión si tienes TOC?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
¿Cómo influyen la ansiedad y la depresión si tienes TOC?

La influencia de la ansiedad y la depresión en el TOC está sometida a estudio constante porque es elevado el impacto que producen.



  • Belloch, A. (2022). Manual de psicopatología, vol II.
  • López, A. P. (2015). Cruzando el puente entre realidad e imaginación: Terapia basada en la inferencia para el TOC. Informació psicològica, (110), 92-107.
  • Borda, T., & Mazás, S. El Trastorno Obsesivo Compulsivo (TOC) es sustancialmente un trastorno emocional.

Los contenidos de La Mente es Maravillosa se redactan solo para fines informativos y educativos. No sustituyen el diagnóstico, el consejo o el tratamiento de un profesional. Ante cualquier duda, es recomendable la consulta con un especialista de confianza.