Fenómeno Baader-Meinhof o ilusión de frecuencia

¿Conociste a alguien y ahora sientes que lo ves en todos lados? El fenómeno Baader-Meinhof es la explicación para este tipo de sucesos.
Fenómeno Baader-Meinhof o ilusión de frecuencia
Ebiezer López

Escrito y verificado por el psicólogo Ebiezer López el 12 noviembre, 2021.

Última actualización: 12 noviembre, 2021

Imagina que un día, durante una conversación con un amigo, escuchas algo sobre un producto o servicio que nunca habías escuchado. Luego te vas a casa, pero de pronto empiezas a ver el producto que te recomendó tu amigo por todas partes. ¿Eso significa que las empresas escuchan nuestras conversaciones y nos bombardean con publicidad? Si bien suena intrigante, la respuesta es más sencilla: estás experimentando el fenómeno Baader-Meinhof.

También se le conoce como ilusión de frecuencia y lo experimentan las personas de forma repetida. Además de ser un fenómeno curioso, tiene implicaciones en el ámbito de la investigación científica, la medicina e incluso el marketing.

¿En qué consiste?

Todos en algún momento hemos vivido el efecto Baader-Meinhof. A veces pasa con un producto o servicio, en otros casos se trata de una palabra o una imagen. Nos da la impresión de que, repentinamente, eso que descubrimos se encuentra en todas partes.

Un ejemplo frecuente se produce cuando conocemos a una persona nueva que vive en la misma ciudad o vecindario. Antes del día en que la conocimos, ignorábamos por completo su existencia, pero ahora vemos su rostro en cualquier lugar. Esto no quiere decir que tu vecino te esté persiguiendo, lo que sucede es que estás experimentando el fenómeno Baader-Meinhof.

Por lo general, las personas se sienten sorprendidas por la rapidez con que ocurre. De un momento a otro, el mundo ha cambiado y ahora vemos eso que acabamos de aprender en todos lados. Por tal motivo, se han hecho investigaciones para comprender mejor este efecto.

Amigos hablando

¿Por qué se le llama fenómeno Baader-Meinhof?

La historia que da origen al nombre se halla en Alemania, durante la época de la posguerra. En 1986, Terry Mullen envió una carta a un periódico llamado St. Paul Pioneer Press, allí relataba una experiencia personal.

Según cuenta, había leído por primera vez el nombre del grupo terrorista Baader-Meinhof en un artículo del periódico. Una vez que se enteró de su existencia, comenzó a ver el nombre de la organización por todas partes.

Después de publicarse, Mullen recibió muchas cartas de otras personas narrando experiencias similares. A partir de ese suceso, Mullen acuñó el término para describir ese extraño fenómeno perceptivo que causa curiosidad en la gente.

Causas de la ilusión de frecuencia

Cuando la gente vivencia la ilusión de frecuencia, suelen tener la sensación de que están siendo perseguidos. Sin embargo, no se trata de eso, sino más bien de diferentes procesos que están teniendo lugar en nuestro cerebro. Una vez que las conozcas, te darás cuenta de que el mundo no ha cambiado, todo está en tu mente.

Atención selectiva

En un día normal, nuestros sentidos son bombardeados por una gran cantidad de información que sería imposible procesar por completo. Por tal motivo, el cerebro usa la atención selectiva para discriminar entre estímulos. De este modo, somos capaces de enfocarnos solo en aquello que nos interesa. Ahora bien, ¿cómo se relaciona esto con el fenómeno Baader-Meinhof?

Esa información nueva, que de pronto ves en todos lados, no apareció de la nada, siempre estuvo allí. Lo que sucede es que antes no era importante para ti, por lo tanto, tu cerebro la ignoraba. No obstante, ahora que te hiciste consciente de ella, tu mente empieza a considerarla como “relevante” y puedes verla.

Probabilidad matemática

A pesar de que no siempre le damos mucha importancia a las probabilidades, estas influyen en nuestras vidas. Las casualidades ocurren y no tienen que ver con magia, sino con pura matemática. Por ejemplo, en un salón de clases con 25 estudiantes, es muy probable que dos compartan el mismo nombre o cumpleaños.

Esto también participa en la ilusión de frecuencia, porque llegamos a creer que es imposible encontrarnos al vecino nuevo en la calle. Pero, si lo analizamos con matemáticas, nos daremos cuenta de que en realidad la probabilidad es muy alta.

Patrones cerebrales

Además de discriminar entre información relevante e irrelevante, el cerebro necesita organizar toda la información que filtra. Para esto, se crean patrones neuronales que almacenan todo tipo de información.

Tong y Pratte (2012) publicaron un estudio en el que explican que es posible descifrar numerosos procesos psicológicos analizando patrones neuronales. Mediante neuroimágenes, se puede saber qué está viendo una persona o a dónde se dirige su atención.

En este sentido, para que estos patrones existan, es necesario que la información nueva se repita varias veces. Como resultado, el hecho de descubrir algo y luego verlo de forma repetida, se explicaría gracias a este mecanismo. En otras palabras, el fenómeno Baader-Meinhof tiene que ver con la tendencia del cerebro a crear patrones.

Implicaciones del fenómeno Baader-Meinhof en la vida

Una vez que comprendemos cómo funciona este efecto, podemos preguntarnos: ¿cuál es su relevancia dentro de la vida humana? Recordemos que se trata de algo que las personas viven a diario, por lo tanto, tiene implicaciones diversas.

Cuando se subestima el poder de este fenómeno, pueden ocurrir problemas en diferentes áreas que veremos a continuación.

Diagnósticos médicos

Los profesionales de la salud necesitan mantenerse actualizados de manera constante mediante artículos científicos. Es decir, siempre están adquiriendo nueva información que pueda servir para ofrecer mejores tratamientos. A simple vista no parece haber ningún problema, pero puede ser algo peligroso debido al efecto Baader-Meinhof.

Por ejemplo, un artículo publicado en la European Respiratory Journal mencionó los peligros de establecer fenotipos de forma prematura para diagnosticar COVID-19. De acuerdo con los autores, esto podría generar problemas al momento de detectar la enfermedad de modo preciso.

En este caso, el fenómeno Baader-Meinhof podría influenciar el juicio médico debido a estas nuevas clasificaciones que no están bien respaldadas (Bos, Sinha y Dickson, 2020).

Investigación científica

En el campo de la investigación, la ilusión de frecuencia podría crear sesgos al momento de analizar la evidencia. Si un autor consigue un trabajo que respalda alguna hipótesis, quizá podría encontrarse luego con muchos otros estudios que dicen lo mismo. Aunque, sin darse cuenta, podría ignorar numerosos artículos contrarios a dicho argumento.

Por lo tanto, quienes se dedican a la investigación deben tener cuidado de no ser víctimas de este sesgo. También es la razón por la cual se hacen estudios de doble ciego y otros modelos experimentales. Solo así se puede garantizar que las investigaciones sean lo más objetivas posible.

Investigación sobre el cerebro

Marketing

Por otra parte, el mercadeo se beneficia de efectos psicológicos como la ilusión de frecuencia. Como se dijo en los ejemplos anteriores, esto ocurre a menudo con productos o servicios. La publicidad se sirve de este tipo de fenómenos para tener alcance y generar ventas.

En conclusión, es posible afirmar que el fenómeno Baader-Meinhof tiene una gran influencia que suele ser subestimada. Al igual que otros sesgos cognitivos, participa en nuestra manera de percibir el mundo que nos rodea. A pesar de que esto no es del todo negativo, puede serlo en ocasiones, así que es clave educarnos sobre dicha ilusión.

Te podría interesar...
La ilusión de invulnerabilidad, un rasgo peligroso
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La ilusión de invulnerabilidad, un rasgo peligroso

La ilusión de invulnerabilidad es un sesgo cognitivo por el cual una persona llega a creer erróneamente que está a salvo de ciertos peligros.



  • Bos, L. D., Sinha, P., & Dickson, R. P. (2020). The perils of premature phenotyping in COVID-19: a call for caution.
  • Johnston, W. A., & Dark, V. J. (1986). Selective attention. Annual review of psychology, 37(1), 43-75.
  • Tong, F., & Pratte, M. S. (2012). Decoding patterns of human brain activity. Annual review of psychology, 63, 483-509