6 frases sobre la compasión que te harán reflexionar

04 Abril, 2021
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz
La compasión es uno de los valores a los que todo ser humano debería aspirar, por los beneficios que reporta para el bienestar personal y social. Las siguientes frases te ayudarán a entender por qué.

La compasión es uno de esos ingredientes que hacen mejor al mundo en el que vivimos. Esta emoción/inclinación nos motiva a prevenir o remediar el sufrimiento de otras personas, pero también hace más fácil que comprendamos sus circunstancias y acciones.

Así, el ponernos en su lugar y ver desde allí el problema, la alegría, el miedo, etc., ajusta nuestros juicios de valor y nos faculta para proporcionar ayudas más útiles. Repasando la historia, encontramos algunos personajes importantes que también han querido dedicarle unas líneas, y hoy queremos rescatar 6 frases sobre la compasión especialmente valiosas.

Frases sobre la compasión para reflexionar

Afortunadamente esta actitud, como tantas otras, puede trabajarse. Pese a que cada persona cuenta con un diferente nivel de empatía, la voluntad y una gestión inteligente de nuestras reacciones puede llevarnos a desarrollar esta disposición compasiva hacia los otros y hacia nosotros mismos, permitiéndonos vivir en mayor plenitud.

Por ello, esperamos que estas frases te sirvan de inspiración para comenzar con ese trabajo personal.

Mano con un corazón de flores rosas

“Un gesto amable puede alcanzar una herida que solo la compasión puede curar”. (Steve Maraboli)

La primera de las frases sobre la compasión que queremos destacar es del célebre escritor norteamericano. Esta recoge la importancia de la conexión humana como fuerza sanadora.

Ante el sufrimiento emocional, las palabras de aliento, la escucha y la compañía hacen de bálsamo. No sabemos las batallas que están librando las personas a nuestro alrededor, pero no hay duda de que nuestra amabilidad puede marcar la diferencia.

“Si quieres que otros sean felices, practica la compasión. Si quieres ser feliz, practica la compasión”. (Dalai Lama)

La compasión parece un regalo que ofrecemos a los otros para aliviar su sufrimiento. Pero, paradójicamente, esta actitud también puede beneficiarnos a nosotros mismos. Albergar ira, rencor, juicios y rechazo hacia los demás nos condena a vivir en el malestar; por el contrario, la comprensión, la compasión y el perdón nos liberan de esas cargas.

“Solo cuando conocemos bien nuestra propia oscuridad podemos estar presentes con la oscuridad de los demás. La compasión se vuelve real cuando reconocemos nuestra humanidad compartida”. (Pema Chödrön)

Generalmente las personas que más han sufrido, y han logrado recobrarse, son también las más capaces de ser compasivas con sus semejantes. Y es que la compasión no es más que el reconocimiento de que todos somos humanos, compartimos fallas, sufrimientos y emociones difíciles. Ninguna persona es superior a otra y es del entendimiento de esta verdad de donde proviene la verdadera empatía.

“Si tu compasión no te incluye a ti mismo, está incompleta”. (Jack Kornfield)

Si estás decidido a aplicar la compasión, no olvides ejercerla también hacia ti mismo. Tú eres tan digno y merecedor de comprensión, paciencia, amor y respeto como las demás personas y has de tratarte con dignidad.

En ocasiones, mantenemos un diálogo interno cargado de juicios, reproches y autocastigos, pero es importante que seamos capaces de detectarlo y comenzar a hablarnos con amabilidad y consideración; la misma que regalamos a los demás.

“Una actitud verdaderamente compasiva hacia los demás no cambia incluso si se comportan negativamente o te hieren”. (Dalai Lama)

Es más fácil que nos mostremos compasivos con las personas que queremos, con alguien con quien tenemos afinidad o incluso con quien apenas tenemos relación.

Lo complicado es profesar la misma amabilidad y comprensión hacia quienes nos hieren o se posicionan en contra de nuestros intereses. Sin embargo, es en esos momentos y en esas relaciones cuando esta actitud puede resultarnos más beneficiosa.

“No hay un pequeño acto de amabilidad. Cada acto compasivo hace grande al mundo”. (Mary Anne Radmacher)

Tal vez te estés preguntando cómo se pueden aplicar estas frases sobre la compasión en el día a día. Y la realidad es que no son necesarios grandes gestos.

Una sonrisa, una mirada cómplice o un silencio que acompaña pueden ser suficientes para transmitirle al otro que comprendemos su dolor sin juzgarlo y estamos a su lado para lo que necesite.

Chica abrazando a su amiga

Pon en práctica estas frases sobre la compasión y tu vida mejorará

La relación que mantenemos con nosotros mismos y los vínculos que establecemos con los demás son la clave de nuestro bienestar emocional. Y, en ambos casos, la compasión es un elemento fundamental. Cuando comiences a aplicarla experimentarás tranquilidad y aceptación donde antes había crítica o rechazo.

La conexión emocional a la que accederás gracias a la compasión te permitirá descubrir el lado más amable de las situaciones.

  • Jazaieri, H., Jinpa, G. T., McGonigal, K., Rosenberg, E. L., Finkelstein, J., Simon-Thomas, E., ... & Goldin, P. R. (2013). Enhancing compassion: A randomized controlled trial of a compassion cultivation training program. Journal of Happiness Studies14(4), 1113-1126.
  • Singer, T., & Klimecki, O. M. (2014). Empathy and compassion. Current Biology24(18), R875-R878.