¿Introvertido, yo?

27 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por el psicólogo Bernardo Peña Herrera

Hasta hace poco tiempo, la sociedad favorecía claramente a las personas que tendían a preferir la interacción social continua, a ser populares, estar rodeados de amigos todo el tiempo y poseer cualidades que eran identificadas directamente como herramientas para el liderazgo. Es decir, al del extrovertido sobre el introvertido. Sin embargo, estas ideas están cambiando últimamente. ¿Quieres saber por qué?

Las virtudes del introvertido: ¿Cuáles son las ventajas de la introversión?

Después de que la doctora Susan Cain publicara su libro “El poder de los introvertidos” en 2012, la situación cambió. De hecho, la sociedad tiende ahora a valorar las cualidades de aquellos que tienen una personalidad más reservada. De aquellos con la capacidad de valorar el silencio, ser más reflexivos, introspectivos, no querer impresionar a los demás, etc.

No es difícil identificarse con el nuevo tipo de introversión que la doctora Cain propone. Si tienes alguna de estas características, es probable que tú también puedas considerarte un introvertido de esta nueva ola

El introvertido de nueva ola: características principales

1. Le gusta pasar tiempo a solas

En un mundo obsesionado con la comunicación, donde hasta lo que comemos se comparte en las redes sociales, apartarse del mundanal ruido y pasar algunas horas sin otra compañía que la de los propios pensamientos parece casi imposible.

Los introvertidos no pueden vivir sin tener al menos un momento de paz, en su cuarto o dando un paseo por un lugar tranquilo. Es un hábito que les surge de la necesidad de comunicarse consigo mismos y ser un observador participativo de su enorme universo interior.

2. Tienen ideas extraordinarias cuando están solos

Muchos introvertidos, para ser creativos, necesitan alejarse de los demás. Algunas de las mejores ideas ocurren cuando se está en contacto con los pensamientos más íntimos y no se tienen otros estímulos alrededor. Las personas introvertidas necesitan el silencio y la soledad para potenciar su creatividad. 

3. Otros solicitan su opinión o consejo

Muchos pueden sostener que esa persona, en apariencia, aparte de la vida social y absorto en sus pensamientos, siempre con una idea entre manos, puede ser de interés. Tal vez, este sea un motivo por el que muchos introvertidos son atrayentes y muchos quieran escuchar lo que tiene que decir.

Los introvertidos suelen aprovechar el tiempo para desarrollar sus proyectos y, por lo general, esto es uno de los factores por los que resultan tan enigmáticos y atrayentes.

4. Son selectivos en el contacto social

Generalmente, el introvertido es más buscado de lo que él o ella busca a los demás. No necesariamente rechaza el contacto social, ni es quien lo inicia, pero se muestra selectivo con las personas con las que al final adquiere un vínculo de confianza, que en muy raras ocasiones suelen traicionar.

Además, los introvertidos suelen guardar mejor los secretos y, si entras en su círculo íntimo, tendrás a tu lado a una persona que jamás traicionará tu confianza.

5. No pierden el tiempo con charlas inútiles

Muy raramente verás a un introvertido perder el tiempo con una charla banal sobre el clima o temas vacuos de contenido, por ejemplo mientras esperan en una fila o subiendo en un ascensor. Para un introvertido, el hecho de tener que pasar un rato esperando, callado, no representa necesariamente una pérdida de tiempo o aburrimiento, pues ¡siempre tienen tanto que organizar en sus cabezas!

Para finalizar queremos preguntarte: ¿Te has identificado con algún o algunos de los puntos mencionados? Como puedes ver, todos tenemos pequeñas o grandes dosis de introversión. Y, como se comenta en el artículo, no es malo, todo lo contrario, pues cada vez más personas valoran las virtudes y el savoir-faire del introvertido.