Diferencia entre personas altamente sensibles y ser hipersensible

A continuación, detallamos las diferencias de dos tipos de personalidades sensibles, que suelen confundirse con facilidad.
Diferencia entre personas altamente sensibles y ser hipersensible
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Okairy Zuñiga

Última actualización: 15 septiembre, 2022

Aunque frecuentemente son confundidas o entendidas como lo mismo, las personas altamente sensibles (PAS) y las hipersensibles refieren a dos perfiles muy distintos:

  • La hipersensibilidad es la fragilidad emocional, la delicadeza de los sentimientos.
  • La alta sensibilidad es una predisposición biológica para identificar con menos dificultad algunas sensaciones.

Un ejemplo de una persona hipersensible es aquel compañero de trabajo que malinterpretó un gesto y además de enojarse y estallar en medio de la oficina, presenta una queja al jefe. Mientras que un ejemplo de una persona de alta sensibilidad puede ser que, ante la ocurrencia de un suceso negativo, se preocupa más por la reacción de la otra persona.

Mujer sensible observando mariposa

Biología vs. Emociones

Como decía antes, la alta sensibilidad es una predisposición biológica. Esto significa que tiene poco que ver con las emociones realmente.

Al igual que otros factores biológicos, la alta sensibilidad es muy compleja y depende bastante del ambiente. Puedes ser altamente sensible y no ser hipersensible. En el primer caso, puede ser extremadamente difícil hacer daño a tus sentimientos si tienes habilidades emocionales.

Además, la idea de que las personas altamente sensibles son capaces de percibir el estado de ánimo de los demás es cierta.

Esto puede facilitarles lastimar a los demás si lo desean, pero no por eso es fácil lastimarlos o manipularlos emocionalmente, ni es imposible hacerlo. Si han desarrollado habilidades emocionales positivas, pueden ser un gran apoyo para sus amigos y familiares.

Una persona hipersensible usualmente lo es a causa de experiencias y enseñanzas. Si emocionalmente no ha tenido el soporte que lo haga fuerte y le dé las habilidades para enfrentarse al mundo adecuadamente, se verá afectado por opiniones que cree que otros tienen sobre él.

Características

Debido a que puede resultar confuso diferenciar a las personas hipersensibles de las altamente sensibles, a continuación te detallamos las características de cada una.

Las personas hipersensibles son:

  • Inseguras. Por lo que no saben diferenciar correctamente cuando alguien los ataca y cuando alguien hace un comentario sin la finalidad de agredirlos.
  • La mayoría de las veces no han aprendido  lidiar con sus emociones. Esto ocasiona que puedan callar lo que sienten hasta el punto en que no pueden más y estallan.
  • Pueden hacer uso de herramientas negativas como chantaje emocional y agresividad al hablar. Esto lo hacen con el fin de sentir cierta superioridad.
  • Son personas muy susceptibles a lo que otros hacen o dicen.
  • Han vivido experiencias negativas durante su niñez y adolescencia que no han superado. Estas pueden ir desde el divorcio de los padres o la sobreprotección, hasta el  bullying o violencia en casa.
Mujer sensible con el pelo azul

Las personas altamente sensibles son:

  • Tienen gran capacidad de empatía. Aunque puede parecer algo muy bueno, les puede crear muchas confusiones. La confusión se presenta cuando no han tenido una buena educación emocional.
  • Pueden alejarse emocionalmente de quienes le rodean. Esto pasa con mayor frecuencia cuando no han aprendido a no involucrarse demasiado. Todo lo que identifican les hace sentir abrumados.
  • Son muy intuitivos con todo lo que les rodea. Desde personas hasta animales o aparatos, son capaces de entender todo con gran facilidad.
  • Prefieren las actividades solitarias para enfocarse mejor en sus objetivos. Además de que al trabajar con otros pueden sentirse más estresados si no han aprendido a lidiar con su alta sensibilidad.
  • Son muy observadores. Si tienes un amigo altamente sensible, seguro será el primero en notar cualquier cambio. Ya sea en la habitación, en tu estado de ánimo o en tu aspecto, una persona altamente sensible verá ese cambio.

Por su parte, la psicóloga Eleaine Aron añade cuatro características más a las personas altamente sensibles:

  • Conocimiento emocional. Debido a la alta sensibilidad, la persona debe aprender a gestionar mejor que la gran mayoría su estado emocional. Por lo que acaba conociéndose de forma muy profunda a un nivel emocional si hace un buen trabajo consigo mismo.
  • Disfrutar de la soledad. Les gusta los momentos de soledad. Son instantes en los que pueden conectar con su interior de forma profunda.
  • Crecimiento interior. Este punto está relacionado con el primero. Al tratarse de personas con una alta sensibilidad se relacionan de forma diferente con el mundo, por lo que su crecimiento interior puede ser mucho mayor que en otras personas.
  • Existencia desde el corazón. Las personas altamente sensibles lo viven todo con mayor intensidad. Una caricia, un paisaje, un cuadro, un gesto de amor. Pueden experimentar lo que ocurre en el mundo de forma muy profunda e intensa y eso les hace vivirlo desde el corazón. Aprecian los pequeños detalles.

Lo que hay en común

Algo que sí tienen en común las personas hipersensibles y altamente sensibles es que pueden aprender a ser más fuertes. Recuerda que si no puedes cambiar tu genética, si puedes aprender habilidades que te mejoren como persona.

Aunque las personas hipersensibles tienen dificultades para diferenciar ciertos tonos o emociones, tienen una gran capacidad para entender estímulos que a otros nos pasan desapercibidos. La forma en que aprendan habilidades emocionales debe ser la que mejor se adapte a cada persona.

¿Cómo afrontar la hipersensibilidad?

Como pudimos observar, las personas hipersensibles suelen tener una serie de características que, si no son majeadas adecuadamente, pueden desencadenar malestares y conflictos con los que le rodean.

Para ello, una de las soluciones más efectivas es acudir a terapia psicológica. Allí, el profesional ofrecerá las herramientas necesarias para superar las problemáticas y ayudará adquirir comportamientos vitales para convivir con quienes les rodean.

Por su parte, existen actividades que pueden hacer cotidianamente para afrontar la hipersensibilidad. Éstas son:

  • Estar atento e identificar qué situaciones disparan las fuertes reacciones emocionales. Para ello, la persona puede hacer una lista de ellas y analizar las características de las mimas. Si se le dificulta reconocerlas por sí sola, puede preguntarle a personas de confianza.
  • Diferenciar los hechos objetivos (lo que realmente ocurrió) de la interpretación que se hace de ellos. Pues, gran parte de los malestares y conflictos se deben a las interpretaciones erróneas de la realidad.
  • Preguntar en vez de suponer. Para evitar los malentendidos lo mejor es preguntar qué significados se esconden detrás de cada gesto, palabra o acción de los demás.
  • Comunicar las emociones de forma asertiva. Esto implica sin agresividad y en el momento adecuado.
  • Enfocarse en sí mismo y no en lo que hagan y digan los demás. Recordemos que las opiniones de los demás nunca nos representan, lo que más importa es el criterio de nosotros hacia nuestra persona.
  • Al interpretar una situación como amenazante, lo ideal es intentar buscar alternativas a lo que se está interpretando. Para ello, una gran ayuda sería preguntarle a terceros como han vivido esa situación.

Para concluir, resaltamos la importancia de profundizar en el autoconocimiento y en la gestión adecuada de las emociones. Pues, sea cual sea el caso, son recursos bastantes útiles para palear los malestares de la hipersensibilidad y la alta sensibilidad.

Te podría interesar...
Descubre los 4 dones de las personas altamente sensibles (PAS)
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Descubre los 4 dones de las personas altamente sensibles (PAS)

Sentir la vida y las emociones de un modo diferente, más intenso ¿Significa sufrir más? En absoluto, las personas altamente sensibles cuentan con 4...



  • Zegers K. Personas altamente sensibles. España: La Esfera de los Libros; 2016