Las 5 mejores frases de apoyo

Ana Elisabet Amarilla · 21 enero, 2019
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 21 enero, 2019
Te traemos las mejores frases de apoyo, para que encuentres las herramientas necesarias en momentos oscuros de tu vida.

Leer frases de apoyo en momentos difíciles puede ser, realmente, de mucha ayuda; en estos momentos no es raro que nuestro juicio se nuble y la inspiración desaparezca, dando paso a una sensación abrumadora. Es como si, de pronto, tuviéramos que cargar con todo el universo.

Así, las crisis se caracterizan porque parecen cambiar todo de sitio. Lo que antes estaba aquí, ahora está allí o simplemente no está. Por eso, los momentos en los que estamos fuera de este estado, que afortunadamente son muchos, son estupendo para asentar pilares que permanezcan.

A continuación os dejamos una selección de las mejores frases de apoyo.

Las crisis se pueden superar

Cualquier crisis nos habla de cambio y de transformación, sea a un nivel u otro. Un cambio impuesto o provocado, deseado u odiado, pero al que nos tenemos que enfrentar con intendencia de estas variables.

Así, para que una crisis o revolución nos haga bien y termine dejando un poso de crecimiento, tenemos un primer paso que dar; nos referimos a la aceptación. El reconocimiento de que algo extraordinario (entendido como fuera o diferente a lo ordinario) sucede.

Así, tenderemos que negociar con lo extraordinario, poniendo sobre la mesa: deseos, miedos, aspiraciones, expectativas, esperanzas, decepciones, recuerdos, planes de futuro… Hablamos de una crisis porque su caldo es hondo.

Mano con flor amarilla

El New York Times informa que según una encuesta nacional realizada por la revista Clinical Psychology Science, denominada Desarrollo de la Mediana Edad efectuada en Estados Unidos, las personas que sufren depresión -la ponemos como un ejemplo de crisis, sabiendo que una depresión es mucho más que una crisis- pueden recuperarse. Dicho de otra manera, detrás de la depresión hay esperanza. Sabemos que la hay.

La encuesta incluyó más de seis mil personas, cuyas edades oscilaban entre los 25 y los 75 años. De este modo, los investigadores descubrieron que más de la mitad de las personas que habían recibido dicho diagnóstico llegaban a superarlo. Traducido a datos objetivos no había ninguna clase de sintomatología residual durante al menos un año después de la intervención.

«Una de cada cinco de ellas —el 10 por ciento del total— seguía progresando luego de una década«.

-The New York Time-

Cree en ti sobre todas las cosas

Nadie nunca logró nada espléndido fuera de quienes se atrevieron a creer que algo dentro de ellos era superior a las circunstancias.

-Bruce Barton-

Cuando todo alrededor solamente es oscuridad, lo ideal es iluminar el camino con la luz interior. Con esa linterna que no se pierde, porque eres tú. En momentos de crisis y desolación, saber que puedes contar contigo es esencial para lograr alcanzar el bienestar.

Muchas veces el problema es parte de la solución

En muchas circunstancias de la vida, el propio problema nos sugiere una solución. Pensemos en ese estudiante que se siente abrumado porque trabaja y no puede con todas las asignaturas en las que se ha matriculado. Dice para sí «es que son muchas asignaturas», en vez de, podría elegir en cuáles me quiero centrar y aprobarlas. En este caso, será el estudiante el que tenga que actuar porque la realidad, salvo circunstancia extraña, no cambiará.

Así, vemos que salir de algunas crisis requiere que hagamos determinadas renuncias. Aceptar los no puedo y reconducirlos sin que el coste sea grande. Pensemos que, si nuestro estudiante se queda paralizado y no toma medidas, puede perder todo el curso en vez de un par de asignaturas.

Nunca es tarde 

Nunca es demasiado tarde para ser la persona que podrías haber sido”.

-George Eliot-

Esta es otras de las frases de apoyo para tener presente en nuestro día a día. Nunca es tarde mientras despiertes por la mañana y puedas respirar. Recuerda, siempre puedes estar mejor, ir tras tus sueños y simplemente buscar el bienestar.

Porque la vida es eso: buscar siempre estar mejor, sin importar en qué circunstancias te encuentres. De ese modo, encontrarás la paz tan anhelada en momentos de desolación y turbulencia.

Pies de una mujer mientras camina

Construye con lo que tienes

«Comienza donde estás. Usa lo que tienes. Haz lo que puedas«.

-Arthur Ashe-

¿Con cuántos recursos contamos? ¿Cuáles de ellos utilizamos? Te han despedido del trabajo, eres arquitecto pero además se te da muy bien escribir. Ahora las empresas no están contratando arquitectos. La demanda de empleo es mucho mayor que a oferta. Entonces, ¿por qué no intentar sacarle partido a ese recurso que lleva tanto tiempo dormido? ¿Por qué no puede ser la solución momentánea o, incluso, definitiva? Sin duda, esta es una de las frases de apoyo para recordar cuando nos encontremos perdidos.

Vivir en medio del barro y construir un castillo con él es una de las iniciativas que pueden marcar la diferencia. Se trata de utilizar los recursos con los que cuentas.

Recuerda que en los días más oscuros, tú puedes poner la luz que falta. Se dice fácil, pero hacerlo no solo es un ejercicio de coraje, sino también de inteligencia. Cuando la inercia no nos favorece, pocas veces es inteligente empezar a nadar contracorriente. Aprovechar ese tiempo para hacernos con más herramientas o simplemente para disfrutar, quizás sea más productivo: por eso hablamos de inteligencia.

Por otro lado, mantener una actitud positiva nos reguardará de la desesperanza. Evitará que perdamos más reforzadores que los que la propia crisis, de por sí, nos quite. Es decir, durante la crisis, de una u otra no perderemos la oportunidad de disfrutar, de explorar ni de seguir creciendo.