Las inspiradoras frases de Goethe

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 10 mayo, 2019
Edith Sánchez · 13 mayo, 2019
En las frases de Goethe descubrimos a un humanista que cree en la ética como el camino para darle sentido a la existencia de los hombres y las sociedades. Nos ponemos en manos de un escritor fuera de lo común, que influenció el pensamiento occidental en su conjunto.

Georges Eliot definió a Johann Wolfgang von Goethe como el hombre de letras más grande en la historia de Alemania. Por eso, remitirnos a las frases de Goethe es simplemente aproximarnos a la punta del iceberg de un escritor y pensador fuera de lo común.

Se le considera uno de los intelectuales más relevantes del siglo XVIII y uno de los mejores escritores de la historia. En las frases de Goethe se puede entrever su genio, pero solo sumergiéndose en su obra es posible captar la enorme dimensión de este escritor.

Goethe no solamente ejerció una notable influencia entre todos los escritores posteriores a él, sino que también fue decisivo para los grandes filósofos alemanes que le sucedieron. Veamos pues algunas de esas frases de Goethe que se citan con frecuencia.

A veces nuestro destino semeja un árbol frutal en invierno. ¿Quién pensaría que esas ramas reverdecerán y florecerán? Mas esperamos que así sea y sabemos que así será”.

-Goethe-

El legado para los hijos

Esta es una de esas bellas frases de Goethe que sigue encontrando reflejo en la realidad. Dice lo siguiente: “Solo hay dos legados duraderos que podemos esperar dar a nuestros hijos. Uno de ellos son raíces, el otro, alas”.

Cuando habla de raíces, Goethe se refiere a la infancia y a la historia que esta configura. Buena parte de nuestro destino se escribe de alguna manera en esta etapa. Cuando menciona las alas, hace alusión a la capacidad que tenemos de proyectarnos hacia el futuro. Ambos, en verdad, son grandes legados.

Niño con avión de cartón

Las hipótesis y su valor

Goethe nos dice lo siguiente: “Las hipótesis son andamios que se colocan ante el edificio y se quitan al término de las obras. Son imprescindibles para el albañil, que sin embargo no debe tomar el andamio por el edificio”.

La faceta científica no es realmente la más conocida de Goethe. Sin embargo, él exploró, aunque sin mucho éxito, este campo. Aunque esta afirmación se dirige a la ciencia, también es aplicable a la vida. Simplemente, las conjeturas no son los hechos.

Una de las frases de Goethe sobre el cambio

Esta es una de las más bellas frases de Goethe. Señala: “La vida pertenece a los vivos, y el que vive debe estar preparado para los cambios”. La belleza de esta afirmación reside en la sencillez con la que expresa una de las grandes verdades universales.

De una u otra manera, hace equivalentes los conceptos de estatismo y muerte. Lo que no cambia… no está vivo. Todo lo vivo está en permanente mutación y lo más sabio es estar preparado para esa transformación continua.

El atrevimiento

Esta es otra de esas frases de Goethe en las que encontramos un dejo muy inspirador. Dice así: “Sea lo que sea que puedas o sueñes que puedas, comiénzalo. El atrevimiento posee genio, poder y magia. Comiénzalo ahora”.

Es muy vivificante que hable así del atrevimiento. No solo lo ve como una virtud, sino que además señala que este posee una fuerza especial. Buscar que los sueños se vuelvan realidad y actuar en función de ese propósito es algo que nadie debería posponer.

Los pequeños sueños

En esta frase Goethe también habla de los sueños. Indica lo siguiente: “No sueñes pequeños sueños porque no tienen poder para mover el corazón del hombre”. Es muy interesante que ligue la dimensión del deseo con la de la motivación.

Quiere decir que solamente las grandes empresas son capaces de movernos realmente a la acción. Los pequeños objetivos, los que no nos asustan ni nos estremecen, tampoco tienen la fuerza suficiente como para capturar completamente nuestra voluntad de actuar.

Mujer motivada

Es necesario escuchar

Como celebridad de su tiempo, Goethe fue objeto de muchos halagos, pero también de fuertes críticas. Nadie con tanta autoridad como él para afirmar lo siguiente: “Es gran virtud del hombre sereno oír todo lo que censuran contra él, para corregir lo que sea verdad y no alterarse por lo que sea mentira”.

Esta reflexión llama a la independencia de criterio. También a convertir las acciones negativas de los demás en fuentes de crecimiento. La condición para lograrlo es una sola: mantener la serenidad. Escuchar las críticas con la mente y no con el corazón.

El talento y el carácter

Esta es otra de las fabulosas frases del genio alemán; en concreto, esta refleja una clave sobre la realidad humana. Dice: “El talento se cultiva en la calma; el carácter se forma en las tempestuosas oleadas del mundo”.

Lo que da valor a esta sentencia es el hecho de que precisa las circunstancias que favorecen el desarrollo del talento y del carácter. Para pulir y acrecentar las capacidades y las habilidades se necesita de tranquilidad. Para desarrollar el carácter es necesario enfrentar grandes pruebas.

El filósofo español George Santayana describió a Goethe como “el hombre más ilustrado de la humanidad. Quizás tiene razón. Lo admirable, en todo caso, es que ese gran escritor alemán haya sido capaz de comunicar su genio y su pensamiento de una forma tan original.

  • Díaz Novás, J., & Gallego Machado, B. (2004). Aforismos, proverbios, lemas y consejos (V). Revista Cubana de Medicina General Integral, 20(4), 0-0.