Los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo

Eva Maria Rodríguez · 20 septiembre, 2018

El consumo de cannabis es un tema con muchas controversias. Decenas de estudios se acumulan para determinar sus beneficios y sus efectos adversos. Por otro lado, a medida que esta sustancia se legaliza cada vez en más países, los expertos se preguntan en qué medida el cannabis y sus derivados de uso medicinal son útiles, y en qué medida resultan dañinos, especialmente si consideramos los efectos del cannabis en el cerebro a largo plazo.

Como droga recreativa, el cannabis es muy popular. Su uso terapéutico está bien establecido. Productos derivados del cannabis o aceites esenciales se emplean en el tratamiento del dolor crónico o la epilepsia. Sin embargo, un nuevo estudio advierte que el consumo de cannabis a largo plazo puede dañar el cerebro.

El consumo de cannabis a largo plazo puede dañar el cerebro

Recientemente, científicos de la Universidad de Lisboa en Portugal y la Universidad de Lancaster (Reino Unido) han realizado un estudio sobre el uso a largo plazo del cannabis y sus posibles peligros. Los hallazgos, publicados en el Journal of Neurochemistry, indican que existe un peligro importante: el consumo regular de cannabis podría dañar la memoria.

Los investigadores enfocaron en un compuesto parecido a los cannabinoides llamado WIN 55,212-2 y observaron sus efectos en el cerebro. Tomando como sujetos experimentales a ratones, los investigadores descubrieron que, después de una exposición continuada a esta sustancia, los roedores mostraban “alteraciones significativas de la memoria”. En realidad, no pudieron distinguir entre un objeto con el que deberían haber estado familiarizados y un objeto con el que no.

Llegados a este punto. Hagamos una aclaración antes de seguir. Los cannabinoides son todas aquellas sustancias químicas, independientemente de su origen o estructura, que se enlazan con los receptores cannabinoides del cuerpo y del cerebro, y que tienen efectos similares a los producidos por la planta cannabis sativa (cáñamo o marihuana).

Hombre mirando hacia abajo pensamiento en los comportamientos que alejan a los demás

Efectos del cannabis en el cerebro

Mediante el uso de técnicas de neuroimagen, los investigadores también vieron que esta sustancia derivada del cannabis afecta a las regiones del cerebro que están involucradas en los procesos de aprendizaje, almacenamiento y acceso a los recuerdos.

La exposición crónica a esta sustancia afecta aún más el cerebro, lo que afecta la comunicación entre las regiones cerebrales que impulsan el aprendizaje y la memoria, explican los investigadores. “Nuestro trabajo muestra claramente que la ingesta prolongada de cannabinoides, cuando no se utiliza por razones médicas, tiene un impacto negativo en la función cerebral y la memoria”, explican.

Ana Sebastião, autora principal del estudio, explica que “es importante entender que el mismo medicamento puede restablecer el equilibrio bajo ciertas condiciones de enfermedad, como la epilepsia o la esclerosis múltiple, pero podría causar desequilibrios marcados en individuos sanos”. Recuerda, a su vez, “las terapias basadas en cannabinoides no solo tienen acciones beneficiosas relacionadas con la enfermedad, sino también efectos secundarios negativos”.

¿Es posible reducir los efectos secundarios del cannabis para uso medicinal?

Los hallazgos de esta investigación se derivan de un estudio previo realizada por el equipo de Sebastião. En aquella ocasión también se encontró como uno de los efectos del cannabis en el cerebro que el uso de cannabinoides a largo plazo afecta la memoria de reconocimiento. Este es el tipo de memoria que nos permite recordar personas u objetos con los que estamos familiarizados.

En ese otro estudio, los investigadores incluso sugirieron una forma de compensar este resultado negativo: mediante el uso de un medicamento relacionado con la cafeína“Estos resultados son muy importantes para el desarrollo de estrategias farmacológicas destinadas a disminuir los efectos secundarios cognitivos de las terapias basadas en cannabinoides actualmente utilizadas, que demostraron su eficacia contra varios trastornos del sistema nervioso”, señala Sebastião.

De cara al futuro, los científicos esperan que una mejor comprensión de los efectos nocivos de los fármacos cannabinoides conduzca al desarrollo de estrategias para contrarrestarlos.

Cabeza de una persona bombardeada

En este sentido, Neil Dawson, coautor del estudio, explica: “Este trabajo ofrece una nueva y valiosa información sobre la forma en que la exposición a cannabinoides a largo plazo tiene un impacto negativo en el cerebro. Comprender estos mecanismos es fundamental para comprender cómo la exposición a largo plazo a los cannabinoides aumenta el riesgo de desarrollar problemas de salud mental y problemas de memoria, solo su comprensión permitirá mitigarlos”.