Hemisferios cerebrales y personalidad: ¿Un mito se derrumba?

2 noviembre, 2013
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Elena Sanz
Siempre se ha dicho que en las personas analíticas domina el hemisferio izquierdo y en las soñadoras el derecho. ¿Crees que esto es cierto?.

La relación entre la personalidad y el predominio de uno de los hemisferios cerebrales ha suscitado interés desde hace años. Comúnmente dividimos a las personas en dos grandes grupos según sus características, y tendemos a asociar dichos rasgos personales con un mayor predominio de uno de los hemisferios.

Así, de las personas analíticas, objetivas y racionales, se dice que tienen predominancia cerebral izquierda. Por el contrario se tiende a creer que quienes son espontáneos, soñadores o apasionados presentan una predominancia derecha. Pero, ¿es esto cierto?.

¿Realmente en nuestro funcionamiento como seres humanos, uno de nuestros hemisferios domina sobre el otro?. ¿Es esta la causa de las diferencias en la personalidad?. A lo largo de este artículo vamos a tratar de arrojar algo de luz sobre este complejo asunto.

Nuestro cerebro funciona en red

Tenemos la creencia de que nuestro cerebro se asemeja a un montón de cajitas separadas que contienen cosas diferentes. En una se encuentra la función de la vista, en otra la memoria, en otra las emociones. Según esta idea nuestro cerebro tendría zonas especializadas dedicadas en exclusiva a una tarea. La realidad es que nuestro cerebro no se encuentra compartimentado.

El cerebro trabaja como una red. Las funciones cognitivas y emocionales no tienen lugar en una única ubicación. Al contrario, para ejecutar cualquier función compleja es imprescindible la intervención de diversas áreas. Nuestro cerebro funciona mediante constantes conexiones entre diversas regiones. Por tanto, no es del todo preciso encasillar cada capacidad en un hemisferio.

Sin embargo, sí es cierto que cada hemisferio tiene una mayor implicación en determinadas tareas. El hemisferio derecho es más dominante en las tareas visuales y espaciales, en las actividades creativas y artísticas, así como en la espontaneidad. Por su lado el hemisferio izquierdo está más implicado en el pensamiento lógico y objetivo, la abstracción o la disciplina.

Relación entre hemisferios cerebrales y personalidad

Sin perder de vista que ambos hemisferios están implicados en todas las funciones, sí se han encontrado algunas correlaciones entre hemisferios y personalidad:

  • Inhibición-Aproximación: se ha encontrado que la corteza prefrontal derecha está directamente relacionada con las respuestas de inhibición. Por su lado, la izquierda se asocia con respuestas de aproximación. De esta forma, los individuos con mayor activación de la corteza prefrontal derecha tienden a experimentar emociones negativas con mayor intensidad. Además son más sensibles a los estímulos amenazantes y por ello más tendentes a la inhibición.
  • Dependencia-Independencia de campo: este concepto hace referencia a la mayor o menor facilidad de una persona para percibir la realidad como un todo, o ser capaz de aislar los elementos. Se ha comprobado que al bloquear el hemisferio derecho de un individuo, su dependencia de campo aumenta.
  • Neuroticismo: se ha hallado que las personas que puntúan alto en este rasgo de personalidad, generalmente activan más el hemisferio derecho.

Correlación no implica causalidad

A simple vista estos hallazgos podrían hacer pensar que nuestra estructura cerebral determina nuestra personalidad. Sin embargo, hemos de tener en cuenta que correlación no implica causalidad. Es decir, que dos aspectos aparezcan juntos no significa que uno sea la causa del otro. 

No es acertado afirmar que una persona es neurótica a causa de que activa más su hemisferio derecho. La formación de la personalidad es un asunto muy complejo que no puede atribuirse al uso de uno u otro hemisferio. En el origen y desarrollo de nuestros rasgos personales coexisten muchas influencias tanto genéticas como ambientales.

¿El dominio de uno de los hemisferios cerebrales determina la personalidad?

Para responder a las preguntas que nos hacíamos al inicio del texto, hemos de recordar que no hay un hemisferio dominante en cada individuo. En todos los procesos que ponemos en marcha están implicadas regiones cerebrales muy variadas. Cuando hablas no solo estás empleando tu hemisferio izquierdo, al igual que cuando pintas no solo estás activando el derecho.

Nuestro cerebro funciona como una red de conexiones. Y no hay evidencia científica de que, en un individuo, un hemisferio tenga mayor gobierno que el otro sobre esta red. Por tanto, si deseamos encontrar la causa de nuestra personalidad habremos de indagar en nuestra herencia genética, así como en las influencias ambientales que recibimos a lo largo de nuestro crecimiento.

Naranjo-Vila, C., Gallardo-Salce, M., & Zepeda-Santibáñez, M. (2010). Estilo afectivo y estilos de personalidad internamente orientados (Inward) y externamente orientados (Outward): modelo de estilos emocionales de personalidad. Revista chilena de neuro-psiquiatría48(4), 344-355. Romeo Urrea, H. (2010). El dominio de los hemisferios cerebrales. Lolas, F. (1998). Psicofisiología de la Personalidad. Bravo y Allende.