“Madre”, un hermoso corto que promueve la cooperación familiar

Raquel Aldana · 1 mayo, 2016

Como sociedad ponemos a nuestras madres como ejemplo de superheroínas que todo lo pueden. Admiramos de nuestra madre su capacidad de acción, su fortaleza y increíble manera de responder ante las necesidades de toda la familia.

A la vez que luchamos por la igualdad de género, asumimos con la concepción de los roles de las mujeres como madres que son ellas las que tienen que dar la talla y sacar adelante el día a día en el hogar. Por eso, es hora de que nos cuestionemos nuestras ideas y su congruencia.

El corto que presentamos hoy aquí ejemplifica a la perfección esto. Lo representa como pura magia pues, al fin y al cabo, es lo que no vemos que sucede cuando una madre se desdobla para abarcarlo todo.

ilustración madres e hijas

Madre, un precioso homenaje de concienciación

“Mother” es el título original y sin traducción de este precioso cortometraje animado que realizó en 2015 un grupo de estudiantes de Canadá denominados “Estudio Kokorosh”. En 5 minutos representan maravillosamente un reto al que las mamás tienen que enfrentarse día tras día: el de poder con todo.

Poder con todo y ser el centro neurálgico y emocional de una familia es una responsabilidad que mayormente recae sobre las madres. Sin embargo podemos afirmar que no es para nada justo que a ellas “les toque hacer todo” y que es profundamente agotador hacer frente a esa obligación maternal escondida que la sociedad promueve.

Como se suele decir, lo bien repartido, bien sabe. Ese es el objetivo que se persigue con la realización del corto “Madre”, el cual ha dado la vuelta al mundo, siendo nominado incluso a los Premios Annie Awards 2016 en la categoría Best Student Film. Veámoslo y reflexionemos…

Es la hora de reflexionar, de ver nuestro reflejo en esta secuencia de imágenes y echar la vista hacia nuestro pasado, nuestro presente y nuestro futuro. No es poder con todo lo que les concede su título de guerreras y de mujeres inigualables y especiales. Es darnos la vida, cuidarnos y amarnos como lo hacen.

Este dulce corto promueve la cooperación familiar y la asunción de unos roles que nos responsabilizan, liberando así la carga sociocultural que tiene el título de madre. Esto es beneficioso a todos los niveles y, desde luego, no hay mejor manera de conseguir la igualdad.

Es clave para su desarrollo que los niños cooperen

Es importante que los niños cooperen en las tareas del hogar y que cada miembro tenga unas responsabilidades acordes a su edad y capacidad. Así, desde bien pequeños los niños pueden comenzar ordenando sus juguetes, ayudando a poner y retirar la mesa, recogiendo la ropa, haciendo su cama, etc.

Madre dividiéndose

Solemos tener la creencia implícita y errónea de que ciertas responsabilidad no deben asumirse en la niñez, pero lo cierto es que es lo que se fomente en ciertas edades lo que caracterizará al adulto futuro. Esto, al mismo tiempo, fomenta su autoconcepto y su autoestima y hace que el niño desarrolle habilidades socioemocionales que le valdrán para desenvolverse mejor en el futuro.

Es importante que sus responsabilidades no se asuman con la idea de “estoy ayudando a mamá”, pues realmente lo que queremos eliminar es esa idea preconcebida de que una madre tiene obligación de todo por el mero hecho de serlo.

Si logramos sanar la base, lograremos alcanzar con mayor facilidad una cima de la pirámide saludable. Como se suele decir en el ámbito de la atención temprana y la psicología infanto juvenil,, la rutina y las responsabilidades acordes al momento evolutivo son para el niño las paredes de su casa.

Garantizar este equilibrio y manejar la cooperación en el hogar es la única forma de mantener unos roles familiares que fomenten el bienestar emocional de cada miembro: comenzando por la madre y el padre y acabando por los hijos.