Mejora tu competencia social para ser más inteligente en tus relaciones - La Mente es Maravillosa

Mejora tu competencia social para ser más inteligente en tus relaciones

Laura Reguera 28 agosto, 2017 en Psicología 973 compartidos

¿Influye la competencia social en cómo nos sintamos? Contestadme vosotros mismos: ¿cómo os habéis sentido cuando habéis sido capaces de comunicaros de forma efectiva con otra persona o cuando habéis manejado una discusión de forma que la relación no se deteriorara? Y ahora… ¿Qué emociones han aparecido cuando todo eso ha salido mal?

Efectivamente, esta capacidad para establecer y mantener buenas relaciones con otras personas influye en nuestro estado afectivo y en nuestro bienestar. ¿Qué es lo bueno de esto? Que no es algo rígido, sino que se puede potenciar. ¡Continúa leyendo para descubrir más sobre cómo relacionarnos de manera más inteligente con los demás!

“El ingrediente más importante en la fórmula del éxito es saber llevarse bien con las personas”

-Theodore Roosevelt-

Seres humanos-seres sociales: la importancia de la competencia social

En nuestro día a día nos comunicamos con otras personas de forma constante. Bien sea para pedir un café, para hablar con un compañero sobre un proyecto de trabajo común o para decirle a nuestra pareja lo mucho que le queremos. Las situaciones de interacción social son muchas y muy variadas en nuestra vida cotidiana. Por otro lado, su grado de éxito va a depender de lo inteligentes o astutos que seamos a la hora de desenvolvernos en el apartado social.

Así, marcaremos la diferencia entre obtener y mantener unas relaciones de pareja, familiares y de amistad satisfactorias o no. Pero no solo eso, tener una buena competencia social hará que interactuemos eficazmente con distintos profesionales y que trabajemos de forma más coordinada con nuestros compañeros. Además, podremos resolver mejor los conflictos o hablar en público de forma amena y relajada.

“La amistad solo podía tener lugar a través del desarrollo del respeto mutuo y dentro de un espíritu de sinceridad”

-Dalai Lama-

También conseguiremos que nuestros hijos se desarrollen de una forma más saludable. En definitiva, lograremos un desarrollo integral a nivel personal. ¿Por qué? Porque una adecuada competencia social va a implicar un mayor bienestar emocional y un mejor ajuste psicológico; también una mayor competencia a nivel profesional y unas mejores redes de apoyo social.

Pareja conversando sobre cómo mejorar su competencia social

La comunicación: clave en la competencia social

Las capacidades comunicativas -y su nivel de desarrollo- son las que determinan en gran medida nuestra competencia social. Un concepto clave en este sentido va a ser la asertividad. Esta es una forma de comunicación en la que la persona es capaz de expresar sus pensamientos y opiniones, pero teniendo en cuenta los de los demás, en contextos que quizás no son los más propicios para ello. Es decir, es un ingrediente en la comunicación que bien administrado respeta tanto al que lo utiliza como a los demás.

Es el equilibrio entre una comunicación agresiva (con la que solo intentaríamos proteger nuestros derechos) y una pasiva (en la que solo intentaríamos proteger los de los demás). Una parte esencial de esto es asumir la posibilidad, tanto por nuestra parte como por la de los demás, de decir “no” ante una petición.

Además, es muy importante poner en práctica las distintas habilidades sociales. Estas son las distintas conductas que nos permiten responder de forma eficaz a las interacciones con otras personas. Para ello, es esencial escuchar y atender aquello que nos dice la otra persona, sin dar por supuesto que sus actos atienden a los motivos que imaginamos como más probables.

En este sentido, también va a ser necesario que expresemos lo que sentimos y pensamos. Al igual que nosotros, nuestros interlocutores no son adivinos, por lo que explicarles nuestra posición va a facilitar la relación. Ser capaces de iniciar, mantener y finalizar conversaciones cuando es necesario es uno de los cimientos de nuestra competencia social.

“Cuando la gente hable, escucha completamente. La mayoría de la gente nunca escucha”

-Ernest Hemingway-

Amigos reunidos conversando alrededor de una hoguera

No solo tenemos que saber comunicarnos: otros factores que influyen en la competencia social

Comunicarnos de forma efectiva es el objetivo último cuando nos disponemos a mejorar nuestra competencia social. Además, para lograr este propósito, también vamos a necesitar ser habilidosos en otros ámbitos que nos van a ayudar a que nuestras relaciones con los demás sean de calidad y satisfactorias.

Un ejemplo de ello es tener un comportamiento prosocial y voluntad de cooperación. Es decir, ser capaces de realizar acciones en favor de los demás, aunque no nos lo hayan pedido. Esto no quiere decir que dejemos de preocuparnos por los problemas que nos atañen y que lo hagamos de manera radical, sino encontrar un equilibrio entre los dos intereses de manera que al final cualquier acción repercuta en los nuestros y en los de quienes queremos.

Por otro lado, es importante ser capaz de prevenir y solucionar problemas. Poder identificar, anticipar y afrontar de forma efectiva los conflictos nos va a ayudar a poder encontrar la solución que mejor satisfaga a todas las partes de la manera más pacífica y justa posible. ¡Trabaja todas estas habilidades y mejora tu competencia social!

Imágenes cortesía de Priscilla du Preez, Bryan Apen y Phil Coffman.

Laura Reguera

Psicóloga clínica habilitada para el ejercicio de la psicología sanitaria, de orientación cognitivo-conductual, apasionada de mi profesión, y que trata siempre de aprender y crecer como profesional de la salud y el bienestar tanto emocional como mental

Ver perfil »
Te puede gustar