3 consejos útiles para mejorar tu memoria

Víctor · 11 septiembre, 2012

Frecuentemente escuchamos las auto excusas: “No, es que tengo muy mala memoria”, “No se me quedan las cosas”, o incluso, “no sirvo para estudiar”. Este artículo no pretende hacer creer que todo el mundo tenga la misma capacidad para el aprendizaje, ni mucho menos para la retención de datos, porque no creo que sea así. Sin embargo, podréis mejorar vuestra capacidad de retención si seguís unos fáciles consejos. Pero antes de todo me gustaría aclarar…

¿Qué es la memoria? Según su definición:
 

Una función del cerebro y, a la vez, un fenómeno de la mente que permite al organismo codificar, almacenar y evocar la información del pasado. Surge como resultado de las conexiones sinápticas repetitivas entre las neuronas, lo que crea redes neuronales (la llamada potenciación a largo plazo).
 

Vamos ahora con lo que interesa. Me gustaría recomendaros tres sencillas pautas que os ayudarán a recordar aquello que deseéis, con mucha mayor eficacia:

 

1. Considerar la información a memorizar, interesante y atractiva

 

A menudo me sorprendo cuando escucho a un amigo recordar sin esfuerzo cómo el Real Madrid le ganó al Sporting de Gijón el año pasado. Marcó Cristiano Ronaldo y Xabi Alonso.
 

Esto ocurre sencillamente porque la información le resultó a mi amigo muy atractiva, digamos que durante el partido "abrió de par en par sus sentidos". Si consideramos aquello que estudiamos como emocionante, y nos gusta aquello de lo que trata, aumentaremos nuestras probabilidades de recordarlo.
 

Como sé que muchas veces es difícil considerar el estudio como algo muy emocionante, os daré un pequeño consejo personal que a mi siempre me funciona.

En épocas de exámenes, acostumbro a dedicar mi último esfuerzo del día, a una lectura en la cama antes de dormir. Dos factores importantes: Por un lado cambio mi hábito, roto con la tendencia a estudiar en la biblioteca o en mi escritorio. En segundo lugar, lo hago como si se tratase de un hobby, no de una obligación; como si fuera el libro más emocionante del mundo.
 

Sorprende levantarse al día siguiente con la sensación de orden en lo estudiado.

 

2. Repetir los conceptos una y otra vez

 

Método por excelencia del estudiante. Pero no por ello el mejor. Requiere de horas delante de los libros, haciendo que a menudo la atención y el esfuerzo mental sean peores.
 

El problema es que generalmente, los conocimientos desaparecerán en las fechas posteriores al examen.

 

3. Disminuir la complejidad de los temas convirtiéndolos en lineales y sencillos

 

En mi opinión debe ser el primer paso. Realizar unos apuntes agradables a la vista, bien presentados y ordenados. Utilizando palabras conocidas de las cuales sabemos el significado.
 

Estableciendo relaciones y paralelismos siempre que nos sea posible. Seguramente, el tema 2 tenga algo que ver con el tema 7. Piensa en ello.
 

Una regla que a mi me funciona es establecer palabras clave, que no aparezcan en los otros temas o lecciones. Incluso escribirlos en distintos colores. Cuando dudes si debes incluir una información o no en la pregunta del examen, recordarás que estaba escrito en rojo, como el resto del tema. Si estaba en azul, pertenecía a otro.
 

En definitiva, el trabajo y la concentración son claves en el aprendizaje, pero debemos intentar ayudarnos de diferentes trucos o técnicas que nos resultarán útiles.
 

De esta manera aumentaremos nuestras probabilidades de tener una verdadera memoria de elefante =)