Descubre el método Kumon para la enseñanza de los niños - La Mente es Maravillosa

Descubre el método Kumon para la enseñanza de los niños

Pedro González Núñez 12 agosto, 2016 en Psicología educativa y del desarrollo 0 compartidos
Método kumon

Dejen que los libros sean las niñeras de sus hijos”. Esta es una sabia aseveración de Toru Kumon, el creador del método Kumon que hoy es el protagonista de este artículo y que tiene más de 4 millones de alumnos en todo el mundo.

La educación ha buscado decenas de metodologías a lo largo de la historia para ser más eficiente y natural. El método Kumon es uno más de los muchos que hay y en el que confían millones de padres. ¿Por qué?

Qué es el método Kumon

El método Kumon pretende incentivar al alumno de forma autónoma para favorecer su potencial de aprendizaje según sus capacidades. De ahí que este proceso sea personalizado e individual según las competencias del chico.

Niño con piezas

Este proceso pretende fortalecer la seguridad en el niño. Por ello ofrece un escenario en el que el joven debe enfrentarse a la búsqueda de conocimientos de manera autónoma, a través de la estimulación y la diversión por el aprendizaje.

¿Quién es Toru Kumon?

Toru Kumon fue un profesor de matemáticas especialmente preocupado por la educación de su hijo. De hecho, al encontrar un examen en esta materia de su niño, Takeshi, en el que no había sacado buena calificación, el padre decidió crear material de estudio para incentivar su interés y mejorar así sus resultados. Por ello, Kumon trató de crear estrategias destinadas a que su niño estudiase de forma autoinstructiva, sin necesidad de sobrecargar al chico y logrando que fuese más autónomo.

Pero Kumon, al observar los problemas de su hijo en otros muchos niños, decidió desarrollar material que propiciase al alumno la oportunidad de enfrentarse a retos a los que podían encontrar soluciones sin ayuda, pero que por su dificultad graduada sí que suponían un desafío. Así, la intención no era otra que la de conseguir alumnos perfectamente autónomos.

Curiosamente, los vecinos de Toru Kumon, al observar las mejores palpables de Takhesi, le pidieron que aplicase sus métodos en sus hijos. Y así fue como en 1958 este profesor de matemáticas abrió su primera oficina en Osaka, Japón, hasta llegar hoy en día a más de 4 millones de niños en todo el mundo.

Los 4 pilares del método Kumon

Para que los niños puedan resolver los ejercicios que se le disponen en el método Kumon, más allá de su edad o nivel escolar, se debe incentivar la autoconfianza e interés por el desempeño por parte del alumno. Para ello, se edifica sobre 4 pilares básicos.

1. Individualidad según su capacidad

El nivel escolar no es limitación ni objetivo en el método Kumon. Se busca que cada niño logre explorar y explotar al máximo sus competencias según su capacidad individual y personal. Para ello deben esforzarse al máximo de forma gradual, por puro placer de aprender y siempre con seguridad y autocontrol.

2. Niños autodidactas

El método Kumon valora por encima de todo la capacidad del niño por aprender según sus propio esfuerzo. Cada chico resuelve los ejercicios por medio de su esfuerzo personal, de manera autodidacta, llegando a las soluciones por sus propios caminos.

Niños haciendo deberes

3. Evolución progresiva

Otro pilar sobre el que se basa este método es la evolución progresiva. El material está especialmente preparado para que cada niño vaya aumentando la complejidad de los ejercicios según su ritmo de aprendizaje. Todo ello individualizado y basado en la capacidad de comprensión y disfrute de cada alumno.

4. El orientador como observador

El orientador también juega un papel vital en el método Kumon. Es el observador de la capacidad académica de cada niño y su de personalidad. Así adaptará el material a sus habilidades y será partícipe de los avances del chico, animándole a progresar y explotar todas sus habilidades.

¿Qué te parece el método Kumon?, ¿crees que sería una buena forma de potenciar las habilidades y competencias académicas de tu hijo? Son ya muchas las teorías que estiman que la mejor forma de aprender es de forma natural y progresiva, según la capacidad personal de cada uno. Esta metodología se suma claramente a estas corrientes que han demostrado ser efectivas.

Pedro González Núñez

Escritor, amante de la vida, de mi chica y de mi gente. La filosofía y la psicología, especialmente infantil, son mi auténtica pasión. Me encanta la libertad que me dan mis ideas.

Ver perfil »
Te puede gustar