El miedo a quedarnos solteros nos convierte en conformistas

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 13 agosto, 2016
Raquel Lemos Rodríguez · 13 agosto, 2016

En la actualidad, las relaciones de pareja han cambiado. Ahora, no es tan importante formar una familia y tener hijos, sino que le prestamos más atención a nuestro bienestar, intentando poner coto a la inercia que nos puede llevar a cumplir con costumbres pasadas sin ser lo que queremos realmente. De hecho, muchas veces también sucede lo contrario y por el hecho de llevar la contraria a la costumbre, dejamos de hacer algo que deseamos.

A pesar de la rebeldía contra lo considerado retrógrado, aún tenemos miedo a quedarnos solteros, un temor conocido como anupnofobia. Es un temor que suele aparecer especialmente a medida que se van sumando años y estos pasan sin que tengamos una pareja a nuestro lado.

La anupnofobia afecta más a las mujeres que a los hombres, el culpable puede ser el reloj biológico.

Es verdad que somos más independientes y que las relaciones han cambiado. Las relaciones sexuales no implican, necesariamente, que exista amor entre dos personas y los hijos han pasado a un segundo plano, tanto que son más las mujeres que tienen hijos entre los 30 y los 40 años. Pero, ¿de verdad somos tan independientes y “liberales” como creemos?

Mi objetivo es encontrar pareja

Puede que te encuentres muy centrado en tu vida laboral y que, ahora mismo, las relaciones no sean una preocupación seria para ti. Pero, llegado el momento, sobre todo cuando se acercan los 30, hay algo que nos empieza a inquietar por dentro. Aparece en muchas personas, si no la tienen, la necesidad de encontrar pareja.

Si estás en una  situación así, tal vez no te hayas hecho aún la pregunta de por qué quiero una pareja. Quizás te aborden respuestas: lo mucho que te puede hacer madurar y crecer una relación, poder compartir tu tiempo con alguien más y enriquecerte de ello o tener un apoyo estable para los buenos y malos momentos. Pero, ¿quieres tener pareja o estar en pareja?

mujer a caballo

Estas dos preguntas son muy importantes por lo diferentes que resultan. Tú puedes querer estar en pareja si te apetece compartir tu vida con alguien que te gusta y experimentar todo lo positivo que tiene estar con la persona que amas y poder disfrutar juntos de vuestro tiempo. Pero, si lo que quieres es tener pareja tu objetivo se centra solo en modificar tu estado civil.

Quieres tener pareja porque no quieres estar soltero, pero esta no es una opción justa. Las personas que desean fervientemente tener una pareja acaban conformándose con la primera opción que le ven un viso de viabilidad. Para ellas, lo primordial no es enamorarse, sino salir de ese estado de soltería que las está angustiando. El miedo a quedarnos solteros es real y provoca obsesiones por salir de esta situación.

“Quedarse para vestir santos” o “se te pasa el arroz” son expresiones que han hecho que el miedo a quedarnos solteros se viese acrecentado

Seguramente, hayas escuchado hablar de la dependencia emocional. En este tipo de problema, la persona se ve imposibilitada para vivir si no tiene a alguien a su lado. El miedo a quedarnos solteros provoca que no sepamos ser independientes ni disfrutar de nuestra propia soledad. Esto último nos aterra aún más si cabe y nos vuelve personas conformistas en el terreno de las relaciones.

gif pareja

El miedo a quedarnos solteros nos vuelve infelices

Es posible que debido a tus experiencias hayas desarrollado cierto temor a la soledad, que tu autoestima esté muy baja y que la confianza en ti misma brille por su ausencia. Pero, desear tener una pareja para calmar todo esto, no es más que intentar cubrir con un velo un problema con distinta definición y solución.

El miedo a quedarnos solteros nos vuelve infelices y, en la mayoría de las ocasiones, escapamos de este miedo sumergiéndonos en relaciones tóxicas. En nuestro interior, deseamos que llegue esa persona ideal, pero como parece que no llega, nos lanzamos a la aventura una y otra vez, sin intentar estar con nosotros mismos y disfrutar de nuestra soledad.

De esta manera, evitamos pensar en lo que verdaderamente nos está pasando, en el miedo a quedarnos solteros. Así, muchas veces lo camuflamos para no verlo, pero la realidad es que nos sigue aterrando. A tu alrededor seguirás observando parejas felices y tú continuarás anhelando estar en su situación.

“Estar soltero es dejar atrás la ilusión de que hay alguien afuera para completarte y comenzar a hacerte cargo de tu propia vida”
-Omar Phatak-

Es duro enfrentarse a los problemas que tenemos, pero también es importante evitar situaciones que no te llevarán a ninguna parte. Si no sabes estar solo y por eso quieres tener pareja cueste lo que cueste, sin “poder evitarlo” párate un momento a pensar en la pregunta “¿para qué quiero una pareja?”. No es tan difícil estar solo por un tiempo y esto te ayudará a solucionar todo lo que te está haciendo daño.

mujer sosteniendo luna

Solamente de esta manera, lograrás encontrar, si es el caso, a esa persona que llenará tu vida de felicidad y alegría. Cuando menos te lo esperes y sin buscarla, puede que aparezca o quizás no, aunque esto no tendría que preocuparte.

Primero, céntrate en ti y aprovecha el tiempo que tienes para dedicarte. El miedo a estar solteros no es más que un miedo social que se alimenta de la necesidad de relacionarse, de las redes sociales, de evitar el aislamiento y de poder cambiar nuestro estado mental y social a “en pareja”.