No existe el adiós, solo historia sin terminar

No existe el adiós, solo historias sin terminar…

Noemí Carranza 15 noviembre, 2012 en Psicología 7 compartidos

Soy romántica hasta resultar preocupante, no es mi culpa, crecí gracias a una hermana adolescente, leyendo a Corín Tellado, cuando debía haber estado leyendo historietas.

No es algo que me apene, visto lo mal que pueden pensar algunos sobre la novela rosa, me encantaba Corín Tellado, aún me encanta alguna vez dejarme llevar por sus historias cuando pillo una vieja revista…

¿Quién no disfruta esas historias que siempre terminan bien, en un mundo de fantasía perfecto donde ella es preciosa, inteligente y afortunada y él es guapísimo, exitoso, valiente y en el colmo de su perfección, romántico y tierno…? ¿No resulta encantadora esa escena? Sé que para al menos las chicas, lo parece.
Compartir

He pensado durante largo tiempo, que en las novelas, que no digo culebrones faltos de calidad que abundan en la televisión de hoy. Me refiero a las novelas con calidad, las heroínas logran siempre sus sueños, triunfan en su profesión, encuentran el hombre de su vida y no se ven con más contratiempos que convencerse, que es él y no un tercero en discordia.

Igual de guapo y triunfador, el elegido de su corazón, todo es ideal, todo es perfecto, todo termina bien, el final pone la guinda al pastel encantador de la historia. Claro que también hay heroínas trágicas, y hasta ellas, resultan cautivantes…

La vida no es de color rosa, los amores son difíciles, cuesta encontrar la persona que nos comprenda y a la que comprendamos, a veces marcha bien, a veces es una frustración, hay que empeñarse y ceder si se quiere mantener y construir una relación, y tras muchos días de trabajo, un día se desbarata todo, no es culpa de nadie, es la vida real, que está llena de adioses…

amor congelado

De abandonos, de promesas y corazones rotos y de lágrimas que siguieron a momentos desbordantes de felicidad. Y cuando hemos dicho adiós, o nos dejaron sin decirnos siquiera “agua va”, o cuando hemos sido los que agotados por la relación hemos huido… Nos hemos dicho que todo está terminado y olvidado…

Pero, no es así, porque tal como he titulado este post, no  existe el adiós, solo historias sin terminar…

No terminamos nuestras historias de amor, quién lo dude que reflexione un momento sobre los recuerdos que guarda sobre el amor que terminó mal y sobre aquel que terminó bien.

10850294_363047393875696_1396812932185233015_n

En parte eso sucede porque no queremos ser olvidados, no queremos que alguien a quien dimos un trozo de nuestro romántico corazón nos olvide, queremos pensar que en alguna parte del recuerdo vivimos en el presente de aquellos a quien un día amamos.

Capricho humano, no queremos renunciar aunque ya no nos amen, aunque ya no les amemos. En el fondo todos somos somos unos románticos, aunque algunos no quieran aceptarlo.

Noemí Carranza

Ver perfil »
Te puede gustar