Noticias falsas sobre ciencia: detéctalas con estas 6 claves

02 Junio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater
Ahora más que nunca, las noticias falsas relativas a la ciencia generan inquietud y malestar. Veamos a continuación algunas claves nos pueden ayudar a identificarlas con efectividad.

Las noticias falsas sobre ciencia o la interpretación incorrecta de determinados datos y la propagación de los mismos es un problema vigente y nada trivial. En momentos de crisis, necesitamos certezas, evidencias y seguridades. Es necesario, por tanto, hacer uso de una visión crítica para navegar mejor entre la inevitable infodemia que nos rodea.

Desafortunadamente, los bulos y las fake news circulan más rápido entre las redes sociales que los datos auténticos de fuentes oficiales y contrastadas. Esto ha hecho que en las últimas semanas nos hayan compartido noticias.

A este hecho se le añade otro factor no menos problemático. A menudo, nos encontramos con estudios “aparentemente científicos” a los que damos veracidad porque vienen de algún organismo o supuesta universidad. Sin embargo, hay algo que debemos entender. Las prisas, y a veces, hasta el afán corporativista hace que algunos de estos trabajos no sean ni válidos, ni sostenibles ni representativos.

Ejemplo de ello son las noticias constantes sobre soluciones a problemas que generan gran inquietud. Las personas nos adherimos a estos datos porque nos mueve la necesidad emocional, ansiamos soluciones y datos que alienten a la esperanza. Compartimos sin contrastar, damos veracidad sin aplicar el filtro del pensamiento crítico y casi sin darnos cuenta, caemos una vez más en la trampa corrosiva de las fake news.

Periódico con el titular de fake news representando las noticias falsas sobre ciencia

Noticias falsas sobre ciencia: aprende a detectarlas como un científico

Señala Noam Chomsky que el auge de las noticias falsas genera desilusión. Al final, terminamos alimentando cierta desafección hacia las estructuras institucionales y esto puede ser un peligro en la situación actual. Podemos acabar desconfiando hasta de las publicaciones científicas oficiales y rigurosas. Esto último sería un hecho preocupante.

En un estudio de hace muy pocos días llevado a cabo por los científicos Dietram A. Scheufele y Nicole M. Krause de la Universidad de Wisconsin–Madison, nos señalaban lo siguiente. Las personas necesitamos estar más informadas en materia científica. Y algo así pasa obligatoriamente por saber detectar lo falso de lo verdadero, lo que es fiable de aquello que es claramente inconsistente.

Debemos entrenar nuestra mirada para detectar sesgos. Hay que estar motivados para ir más allá de un titular grandilocuente que busca sobre todo, el ansiado clickbait.

Asimismo, hay que entrenar un filtro mental y también emocional que nos permita separar la ciencia de la pseudociencia, esa que nos dice que con determinados complementos alimenticios nos protegen contra las enfermedades e incluso la tecnología.

Está claro que no todos somos científicos, pero la necesidad de detectar las noticias falsas sobre ciencia nos obliga a aplicar un enfoque riguroso para identificarlas. Hacerlo es una cuestión de responsabilidad y de necesidad.

Estas estrategias nos pueden ayudar a filtrar lo que es válido de aquello inconsistente, dudoso y claramente falso.

Lupa enfocando a una cerradura representando las noticias falsas sobre ciencia

1. ¿Quién te está dando la información? Esfuérzate en buscar la fuente

Cuando iniciamos sesión en nuestras redes sociales y nos encontramos con ese océano amplísimo de noticias suceden dos cosas: la primera es que los medios compiten entre ellos para ofrecernos las noticias más sensacionalistas, y la segunda, es que nos quedamos con el titular y le damos a compartir. Esto es un error.

Para detectar las noticias falsas sobre ciencia debemos conocer la fuente. A veces, son los propios periodistas los que interpretan un estudio de manera completamente errónea. O más aún, nos pueden decir que “ya hay una solución” cuando esa investigación está aún en la primera fase de experimentación.

Por tanto, tomemos conciencia siempre de que toda información puede ser reinterpretada por otros. Acudamos al estudio original, a la noticia original y analicémosla con calma.

2. Desconfía de los titulares sensacionalistas

Desconfiar de los titulares efectistas, de esos que recurren a veces al factor emocional o a la grandilocuencia es el primer consejo en materia de fake news.

Los medios que se sirven de estos encabezados solo buscan el clickbait, que compartamos la noticia o que difundamos bulos. Recordemos que a veces, tras las noticias falsas hay intereses partidistas.

3. Cuantos más detalles y más objetivos, mejor: la ecuanimidad es la clave

Timothy Caulfield, catedrático de investigación en derecho y política de salud de la Universidad de Alberta, nos señala algo interesante en un artículo. Las personas tenemos más tendencia a fijarnos en esos titulares que transmiten o bien algo negativo o algo positivo y casi milagroso.

Para detectar las noticias falsas sobre ciencia no debemos dejarnos llevar por la emocionalidad. Los estudios rigurosos, fiables y válidos no hacen uso de las emociones. Son concisos, objetivos, aportan múltiples datos y detalles.

Una vez más, recordemos la necesidad de acudir a las fuentes de ese medio que nos informa de algo. Toda noticia puede ser interpretada y hay que acudir a las referencias originales.

Mujer consultando noticias

4. Aplica un enfoque científico: cuando leas una noticia busca vínculos y referencias

Lo señalábamos anteriormente. Cuando hagamos clic y leamos una noticia, seamos exigentes, seamos inteligentes: busquemos fuentes, referencias, datos a las fuentes originales, aunque estén en otros idiomas. Y por supuesto, si se trata de estudios: no leamos solamente el título o la introducción, leamos el estudio completo antes de ponernos a sacar conclusiones y ver cosas donde no las hay.

5. ¿Quién más está publicando esa noticia?

Otra estrategia para detectar noticias falsas sobre ciencia es saber cuántos medios están publicando esa información. Si trasladas ese dato al buscador y descubres que nadie más ha publicado nada al respecto, tenlo claro, es una fake new.

6. Para detectar noticias falsas sobre ciencia necesitas tiempo, visión crítica y voluntad

Si hay algo que define nuestra actualidad es la inmediatez. Cuando se publica una noticia sensacionalista pueden pasar solo unos minutos hasta convertirse en viral. Sin embargo, ni un 20 % de quienes han compartido esa información se han molestado en leerla, contrastarla y valorar si es fiable o no.

Hay que tomar conciencia de un aspecto capital. De un detalle que ahora, es más decisivo que nunca: para detectar noticias falsas sobre ciencia hay que aplicar voluntad, una mirada crítica y tiempo. No vale con leer el titular. No vale con quedarnos con la opinión de un periodista.

Ampliemos la visión, seamos un Sherlock Holmes de los datos que recibamos. Seamos por encima de todo, exigentes con nosotros mismos.

Todos merecemos ser respetados en cuanto a la información que recibimos. Necesitamos información veraz y algo así, demanda ser activos, críticos y responsables a la hora de no compartir lo que antes no se ha comprobado.

  • Dietram A. ScheufeleyNicole M. Krause Science audiences, misinformation, and fake news. PNAS April 16, 2019 116 (16) 7662-7669; first published January 14, 2019 https://doi.org/10.1073/pnas.1805871115