Las orexinas y su influencia en el sueño y en la alimentación

7 octubre, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la farmacéutica Sara Viruega
La influencia de las orexinas en el ciclo sueño-vigilia fue el escenario donde se descubrieron estos neuropéptidos. Por otro lado, desde entonces se han descubierto muchas otras funciones, ¡conócelas en este artículo!

Las orexinas, también llamadas hipocretinas, son dos neuropéptidos presentes en la mayoría de vertebrados, que fueron descubiertos en 1998. Hablamos de dos hormonas neuropeptídicas diferentes, que provendrían de una proteína precursora común, denominada prepoorexina:

  • Orexina A o hipocretina 1: formada por 33 aminoácidos y 2 puentes disulfuro.
  • Orexina B o hipocretina 2: formada por 28 aminoácidos.

Tienen la función, entre otras, de llevar al cerebro las respuestas intestinales. Son secretadas tanto en el hipotálamo, como en neuronas y células del intestino, del estómago y del páncreas. Por tanto, tienen gran influencia en la nutrición, en la ingesta y en el control del apetito. Es lo que se ha llamado el eje cerebro-intestinal.

No obstante, se ha visto también que están implicadas en la regulación del ciclo sueño-vigilia, por ejemplo, e, incluso, en la regulación del proceso reproductivo. Vamos a verlo con más detalle en este artículo.

Médica con sueño trabajando por la noche

¿Cómo actúan las orexinas?

Se han descrito dos receptores específicos de orexinas: OX1R y OX2R. Ambos son receptores acoplados a proteína G. La orexina A tiene capacidad de unirse a ambos receptores, mientras que la orexina B se une fundamentalmente al receptor OX2.

Aunque las neuronas orexinérgicas se localizan en determinadas áreas específicas del hipotálamo, se ha descubierto que tienen proyecciones muy largas hacia todo el cerebro, como, por ejemplo, hacia determinadas zonas del sistema límbico o del sistema reticular. De ahí que tengan un papel importante en diversas funciones emocionales, de motivación y recompensa.

Influencia en el ciclo sueño-vigilia

La influencia de las orexinas en el ciclo sueño-vigilia fue una de las funciones principales que se vieron en el descubrimiento de estos neuropéptidos. Este sistema orexina/hipocretina tiene gran actividad durante la vigilia. Sin embargo, disminuyen su activación durante el sueño, especialmente en el sueño REM.

De hecho, se ha visto que el síndrome de la narcolepsia está asociado a la deficiencia de estas hormonas o de sus receptores. Así, en este trastorno el sueño está desorganizado y fragmentado e, incluso, llegan a aparecen episodios de sueño REM durante el proceso de vigilia.

Actualmente se está investigando mucho en este campo con el fin de descubrir fármacos eficaces en este tipo de alteraciones del sueño. Por ejemplo, Suvorexant es un hipnótico antagonista de los receptores de orexinas comercializado en algunos países.

Influencia en la ingesta y el apetito

Las orexinas, en relación con la ingesta y la toma de alimentos, tienen la capacidad de aumentar el apetito. Se ha visto, de hecho, que el sistema orexina/hipocretina está muy relacionado con la interacción entre el cerebro y el sistema digestivo, lo que sería el eje cerebro-intestinal.

Como hemos dicho, las orexinas, a parte de ser secretadas a nivel hipotalámico, también se secretan en el intestino y en el estómago. Por esto, son especialmente capaces de regular la motilidad gástrica o la secreción pancreática de hormonas, por ejemplo.

Así, estas hormonas neuropeptídicas serían las encargadas de llevar al cerebro las sensaciones intestinales con el fin de regular el apetito, especialmente a corto plazo. Por ejemplo, en una situación de ayuno o hipoglucemia, aumentarían las orexinas en el intestino y llevarían la información de carencia nutricional y de necesidad de alimento al cerebro.

Mujer desayunando

Otras funciones de las orexinas

Como hemos dicho, las orexinas están especialmente relacionadas también con las emociones y el estado de ánimo. Esto vendría dado por las conexiones de estas neuronas con el sistema límbico. También se ha visto su influencia en los procesos de la memoria y del aprendizaje.

Recientemente, se ha descubierto también la influencia de las orexinas en el eje hipotálamo-hipófisis-gónadas. Según esto, estos neuropéptidos son importantes también en la regulación del proceso reproductivo. Algunas de las funciones en las que ejercen influencia son:

  • Regulación de la secreción de hormonas sexuales.
  • Ovulación.
  • Regulación de la función de los testículos y de los ovarios.
  • Regulación de la conducta sexual.

Como hemos visto, las orexinas tienen un potencial importante debido a su influencia en múltiples y diferentes funciones del organismo. Por eso, es necesario seguir investigando en este campo, ya que pueden ser muy útiles en el tratamiento de diversos tipos de trastornos o alteraciones.

  • Pascual-Leone, A. M. (2004). Eje cerebro-intestinal: orexinas. In Anales de la Real Academia Nacional de Farmacia (Vol. 70, No. 4).
  • Salín-Pascual, R. J. (2016). Nuevas estrategias farmacológicas para el manejo del insomnio: Suvorexant, un antagonistas de los receptores a orexinas. Revista Mexicana de Neurociencia17(6), 97-105.
  • Norma, G. T., Ulises, A. R., & Oscar, G. C. (2014). Las orexinas dos péptidos hipotalámicos: Su localización y acción en el eje hipotálamo-hipófisis-gónadas. Rev Mex Neuroci Noviembre-Diciembre15(6), 345-350.