Óxido nítrico, el maravilloso neurotransmisor gaseoso

5 agosto, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga María Alejandra Castro Arbeláez
El óxido nítrico como neurotransmisor tiene funciones sorprendentes; por ejemplo, favorece nuestra memoria o condiciona la calidad de nuestro sueño y de nuestras relaciones sexuales. En este artículo exploramos con detalle sus mecanismos de acción.

Por nuestro cuerpo circulan millones de sustancias. Unas de ellas son los neurotransmisores, que entre otras funciones y usos tienen mucho que ver con la regulación de nuestra conducta. En particular, hoy describiremos el papel que juega un compuesto bastante desconocido: el óxido nítrico.

Según lo que sugirieron en su libro Neurociencia, la exploración del cerebro, Mark F. Bear, Barry W Connors, y Michael A. Paradiso, el óxido nítrico (NO) se produce a partir del aminoácido arginina y funciona como mensajero intercelular. Podemos afirmar que el óxido nítrico es un mensajero químico exótico. 

En el sistema nervioso, se trata de una sustancia pequeña y permeable a la membrana celular, y se llega a difundir de forma más libre que las demás moléculas transmisoras. De hecho, «penetra a través de una célula para afectar a otras detrás de ella» (Bear, Connors & Paradiso, 2016, p. 162).

Además, se trata de una molécula liposoluble. En nuestro sistema nervioso actúa como neurotransmisor. También, se relaciona con diversas funciones de nuestro organismo. Por ello, su descubrimiento ha ocasionado diversas investigaciones. Por ejemplo, Duarye, Espinoza, Díaz, Sánchez, Lee Eng, Mijangos, y Barragán, han estudiado sus implicaciones clínicas y publicado un artículo científico en la Revista de Medicina Interna de México.

Símbolos del óxido nítrico

¿Cuál es la importancia del óxido nítrico?

La importancia de esta molécula gaseosa se relaciona con las funciones que desempeña en nuestro sistema nervioso. Veamos cuáles son:

  • Mejora el rendimiento de nuestro sistema inmunológico.
  • Favorece la dinámica de los procesos de memoria.
  • Participa en el reconocimiento de los sentidos, como el del olfato.
  • Contribuye a la reducción de la inflamación y la coagulación de la sangre.
  • Proporciona un aumento para la resistencia muscular. Además, para su desarrollo y fuerza.
  • Participa en el movimiento gástrico.

Algunos autores consideran que el óxido nítrico no cumple todos los criterios para ser un neurotransmisor. Sin embargo, otros afirman que esta molécula gaseosa desempeña funciones como neuromodulador.

Datos curiosos de esta sustancia

El óxido nítrico no solo participa en las funciones anteriormente expuestas. Además de ello, participa en asuntos sorprendentes. Por un lado, el óxido nítrico es fundamental en los tejidos eréctiles, y por otro, para un sueño reparador.

En cuanto a los tejidos eréctiles, el óxido nítrico en combinación con la acetilcolina, otro neurotransmisor, y el péptido intestinal vasoactivo son liberados por terminales nerviosas parasimpáticas, provocando la relajación de las células musculares lisas de las arterias del clítoris y el pene.

Así, las arterias que normalmente están flácidas llegan a llenarse de sangre, provocando que los órganos se distiendan. En otras palabras, los órganos sexuales se hinchan gracias a la participación del óxido nítrico. Entonces, es fundamental para el acto sexual, al influir en el clítoris y el pene.

Incluso, los medicamentos empleados para abordar la disfunción eréctil actúan en la ruta del óxido nítrico, que favorece el flujo de la sangre hacia el pene. Ahora bien, la viagra es el más conocido de los medicamentos que ayuda a que se libere óxido nítrico en las terminaciones nerviosas.

Por otro lado, el óxido nítrico influye en la calidad y duración de nuestro sueño. Pero, ¿cómo lo hace? Pues gracias a su difusión, sirviendo como un mensaje retrógrado para determinadas neuronas.

Mujer dormida en la cama

Así, la función de este neurotransmisor como favorecedor en la calidad del sueño, puede resultar un poco compleja de entender, pues los valores de esta molécula gaseosa son los más altos durante la vigilia. También, suben velozmente cuando hay privación del sueño.

Entonces, ¿cómo es que el óxido nítrico llega a promover el sueño? Sucede porque esta molécula gaseosa desencadena la liberación de adenosina, una sustancia que promueve el sueño no REM, suprimiendo la actividad de las neuronas que favorecen a la vigilia.

En resumen, el óxido nítrico es tan esencial como otros neurotransmisores. Participa en diversas funciones de nuestro sistema nervioso en lo que es un funcionamiento saludable del mismo. Impresionante, ¿verdad? Gracias al óxido nítrico dormimos, desarrollamos fuerza, se coagula nuestra sangre, nos defendemos, reconocemos diversos aromas e incluso alcanzamos el orgasmo.

Bear, M. F. Connors, B. W., PAradiso, M.A. Nuin, X.U., Guillén, X.V & Sol Jaquotor, M.J. (2008). Neurociencias la exploración del cerebro. Wolters Kluwer/Lippicott Williams & Wikins. Duarte Mote, J., Espinoza López, R.F., Díaz Meza, S., Sánchez Rojas, G., Lee Eng, V. E., Mijangos Cháves, J.M., Barragán Garfias, J.A. (2008). Óxido nítrico: metabolismo e implicaciones clínicas. Revista de Medicina Interna de México, 24 (6), pp. 397-406. Kandel, E. R., Schwartz, J. H., & Jessel, T.M. (2001). Principios de neurociencia. Madrid: McGrawHill Interamericana.