Los perros también hacen duelo tras una muerte, según un estudio

¿Hasta qué punto entienden los perros la muerte de un ser querido? ¿Cómo suelen comportarse cuando esto se produce? Te lo contamos.
Los perros también hacen duelo tras una muerte, según un estudio
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 08 mayo, 2022

Recientes investigaciones han señalado que los perros experimentan un proceso similar al duelo humano, tras la muerte de “uno de los suyos” o de sus dueños. Los datos indican que las pérdidas los llevan a presentar cambios en su conducta habitual. Tales modificaciones están asociadas con la tristeza.

Así lo asegura un estudio de la Universidad de Milán, dirigido por la doctora Federica Pirrone y sus colegas, y publicado en Scientific Reports.

En este se hizo un seguimiento detallado a la conducta de los perros, gracias a la información aportada por sus dueños. De este modo, pudo evidenciarse que los perros sienten dolor por la pérdida de sus pares caninos o de los humanos que conviven con ellos.

Aunque los datos disponibles no pueden considerarse concluyentes, sí constituyen un indicio de que estos animales tienen conciencia sobre la muerte -si no completa, al menos en alguna medida-.

Hay estudios que revelan que, a nivel de neurociencia y de etología de comportamiento, cuando se tienen ese tipo de emociones en los animales se activan las mismas zonas del cerebro que se activan en los humanos”.

-Alaguna Cruz-

Perro triste mirando por la ventana
Los perros suelen perder el apetito cuando experimentan el duelo.

El estudio sobre el duelo en los perros

El estudio de la Universidad de Milán tomó como base a un grupo de 426 propietarios que tenían dos o más perros en su hogar. Otro factor común entre ellos es que uno de los animales bajo su cuidado había muerto, en tanto el otro o los otros habían sobrevivido.

Mediante unos cuestionarios minuciosos, se encontró el que el 86 % de esos propietarios había notado cambios en el comportamiento de los perros tras la muerte de uno de sus compañeros. El rasgo más significativo era una pasividad mayor y un bajo entusiasmo frente al juego. También hubo modificaciones en su forma de comer y dormir.

Además de lo anterior, casi todos los propietarios de los perros supervivientes dijeron que la emoción que aparentemente predominaba en sus mascotas tras la muerte de uno de los suyos era el miedo. Alrededor del 32 % de los miembros del grupo lograron precisar que esta conducta atípica había durado entre dos y seis meses.

También sufren por sus dueños

El estudio de la Universidad de Milán también señala que en algunos casos es posible que los perros adopten esos cambios porque perciben sufrimiento en sus dueños. Las mascotas son muy sensibles al estado de ánimo de sus cuidadores. Por lo mismo, sufren mucho cuando ellos mueren.

Los perros tienen un olfato que es cuatro veces superior al de los humanos. Eso les permite reconocer, con toda claridad, si una persona está viva o muerta. Como se sabe, un cuerpo muerto segrega una gran cantidad de sustancias, todas las cuales son captadas por los caninos. Muchos de ellos asisten a los rituales asociados con la muerte.

En los perros ocurre algo similar a lo que pasa en los humanos frente a una pérdida. No siempre experimentan lo mismo. Si el vínculo era muy fuerte, se notará más la ausencia y habrá más cambios de conducta. Si el lazo no era tan entrañable, el efecto es menor. Estos animalitos sienten más la muerte de quienes ellos veían como “el alfa” del grupo.

Algunos veterinarios aseguran que los perros experimentan un fuerte sentimiento de desprotección cuando pierden a sus dueños. Esto es más intenso si ellos no tienen la oportunidad de tener cerca el cuerpo. Por eso, la veterinaria Alaguna Cruz ha dicho: “por favor, el día que me muera, dejen que mi perro olfatee mi ataúd para que sepa que estoy muerta y que no lo abandoné”.

Perro triste por duelo
Los perros se muestran más apáticos y pasivos en el duelo.

¿Es posible ayudarlos?

Una de las conductas más habituales de los perros en duelo es la de dormir casi todo el tiempo y comer menos. También la de responder al juego con desgana, o no hacerlo en absoluto. De pronto, parece que no hay ninguna actividad que les entusiasme; en general, se muestran apáticos.

La mejor manera de ayudarles es tratando de mantener las rutinas a la que ya están acostumbrados. Aunque ellos y su dueño o encargado no tengan ganas de salir, es muy conveniente hacerlo. Encerrarse solo incrementa la tristeza de ambos.

Los perros necesitan sentir que están a cargo de alguien específico. Por eso, es fundamental que otra persona asuma el papel de cuidadora de ellos. Eso reduce el miedo y la desprotección que ellos experimentan. Si las manifestaciones del duelo son muy severas, será necesario consultar al veterinario.

Te podría interesar...
La tristeza de los elefantes, una historia real
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La tristeza de los elefantes, una historia real

La historia de la tristeza de los elefantes es profundamente conmovedora y nos lleva a pensar que aún sabemos muy poco del mundo animal.



  • Tomé, P. (2021). Perros y Humanos: una conjunta construcción emocional de la cotidianeidad. Nuevo Mundo Mundos Nuevos. Nouveaux mondes mondes nouveaux-Novo Mundo Mundos Novos-New world New worlds.
  • Uccheddu, S., Ronconi, L., Albertini, M., Coren, S., Da Graça Pereira, G., De Cataldo, L., ... & Pirrone, F. (2022). Domestic dogs (Canis familiaris) grieve over the loss of a conspecific. Scientific reports12(1), 1-9.