Personas con colores indispensables en nuestra vida

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 25 noviembre, 2015
Sonia Viéitez Carrazoni · 21 junio, 2013

”Cada persona que pasa por nuestra vida es única. Siempre deja un poco de sí y se lleva un poco de nosotros. Habrá quienes se llevaran mucho, pero no habrá de los que no nos dejen nada. Esta es la prueba evidente de que dos almas no se encuentran por casualidad.” (J. L. Borges)
 
Efectivamente  existen personas que sin pretenderlo, se instalan a orillas de nuestra vida,  son capaces de colorearla, iluminarla, embellecerla pero con la peculiaridad de no enturbiarla. Sin intención, sin sentido, tan sólo con su carácter y su capacidad de empatía, son capaces de cambiarnos el envoltorio que poseemos en ocasiones de tristeza, apatía, desgana, melancolía, etc.

A veces, simplemente tenemos breves encuentros   con esas personas, pero  nos dejan un brillo y unos matices que  estaban agotados en nuestra  paleta de colores diarios.
Puede parecer que sea  nuestro  componente romántico,  el responsable de adjudicar capacidades vitales para nuestra vida a ciertas personas. Pero es importante reseñar, que siempre es necesario estar receptivo y abierto para escuchar y aprender lo que los demás nos pueden comunicar y aportar (hasta de quien menos esperemos) pues pueden ser responsables de provocar tsunamis de energía y color en  nuestro día a día.

Con nuestros sentimientos en estado de alerta, debiéramos de ser capaces de reconocer la calidad de todas aquellas personas que tratan sin apenas desearlo, de convertir nuestra vida en “colores  indispensables “ y que nos agitan como si nada fuese con ellos, para que salgamos de todos los espacios oscuros y lugares en blanco y negro.