Pluviofobia: síntomas, causas y tratamiento

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 14 octubre, 2018
Pedro González Núñez · 16 octubre, 2018

Las personas que sufren cualquier tipo de fobia saben que cuando se produce el hecho que la desencadena padecen un gran sufrimiento, el cual agradecerían evitar. Hay algunos -estímulos fóbicos- que se producen muy de vez en cuando, e incluso se puede evitar el desencadenante. Pero otros, en cambio, son muy comunes, como es el caso de la pluviofobia. Por eso te explicamos cuáles son sus síntomas, causas y tratamiento.

La pluviofobia se caracteriza porque la persona sufre un miedo intenso a todo lo relacionado con la lluvia. Es decir, tormentas, rayos, relámpagos, truenos, etc. Por tanto, es una fobia que puede llegar a ser muy invalidante porque el objeto temido puede estar muy generalizado y reproducirse con mucha frecuencia.

También se le denomina ombrofobia y su aparición puede llegar durante toda la vida, aunque es más característica a lo largo de la juventud y a comienzos de la edad adulta.

“La ansiedad es un arroyito de temor que corre por la mente. Si se le alimenta puede convertirse en un torrente que arrastrará todos nuestros pensamientos”.

-A. Roche-

Síntomas de la pluviofobia

Cuando una persona padece una fobia, su sistema nervioso responde como si estuviera expuesta a una amenaza muy seria. Dependiendo del grado de la fobia, puede ser equiparada incluso a lo que sentían nuestros ancestros cuando les perseguía un animal o con cómo nos sentiríamos en la actualidad si en medio de un túnel anticipáramos que vamos a ser arrollados por un tren. Por tanto, esto genera un estado de ánimo presidido por la ansiedad, pudiendo llegar a transformarse en ataque de pánico.

Mujer con fobia mirando por la ventana

Los síntomas más comunes suelen ser hiperventilación, alteraciones gastrointestinales, taquicardia, sensación de presión en pecho y cabeza, mareos, dolor de cabeza, dificultades para respirar, etc. Todo ello representa un gran sufrimiento para la persona, lo que en muchos casos hace que tome medidas para evitar el estímulo.

Las fobias pueden ser el efecto de la evolución de un miedo, es decir, comenzar con un pequeño temor y evolucionar hasta sentir el mismo terror que sentiríamos ante una amenaza que pensamos mortal. Al mismo tiempo, el nivel de ansiedad también dependerá de la gravedad que tenga el fenómeno meteorológico (intensidad del estímulo fóbico). No será igual si es una pequeña llovizna o una gran tormenta.

Causas de la pluviofobia

Se trata de un tipo de fobia específica a este fenómeno físico, por lo que cualquier persona la puede desarrollar. No hace falta tener condiciones que predispongan a padecer este tipo de alteraciones psicológicas.

Suele desencadenarla una experiencia negativa sufrida en relación con lluvias torrenciales, inundaciones, tormentas severas, rayos o cualquier fenómeno meteorológico de este tipo especialmente fuerte. Así lo indica el doctor en Psicología, Arturo Bados.

En estos casos, la persona se siente muy vulnerable frente a la fuerza de la naturaleza. Así, aprendería una asociación entre determinados fenómenos naturales, en este caso relacionados con la lluvia, y la falta de control y el miedo. Así, esta asociación entraría en juego cada vez que anticipara o produjera el estímulo fóbico.

Tratamiento de la pluviofobia

Lo primero que hay que hacer cuando se padece pluviofobia es acudir a un especialista que valore el grado de afectación que se padece, las causas que la desencadenan y los síntomas y las reacciones que provoca para establecer cuál es la intervención más recomendada en cada caso.

Acudir a un psicologo

Generalmente, la intervención central se basa en una exposición con prevención de respuesta. Consisten en exponer a la persona de manera ficticia a las causas y a los hechos que desencadenan la fobia por espacios de tiempo breves marcados por el especialista, que se irán aumentando bajo su criterio. Con esta exposición se busca que se produzca la ansiedad y que la misma ansiedad empiece a reducirse dentro de la propia exposición, no dejando que la persona dé la respuesta de evitación hasta que esta bajada no se ha producido.

La pluviofobia es una de las fobias que más afectan a quienes la sufren puesto que es imposible aislarse del factor que la genera, es decir, de la lluvia, las tormentas y demás fenómenos meteorológicos. Por tanto, cuanto antes se le ponga solución, mucho mejor.

“El hombre que tiene miedo sin peligro inventa el peligro para justificar su miedo”.

-Alain Emile Chartier-

  • Olesen, J. (2018). Fear of Rain Phobia - Ombrophobia. Fearof.net
  • S.n. (2011). Ombrofobia: el extraño mal que hace que las personas tengan miedo a la lluvia. Publimetro