¿Por qué ahora hay más hijos que cortan relaciones con sus padres?

Cada vez más hijos cortan relaciones con sus padres, ya que encuentran que de este modo logran vivir más tranquilos. Sin embargo, no siempre esta es la mejor opción para tramitar diferencias, conflictos o desacuerdos.
¿Por qué ahora hay más hijos que cortan relaciones con sus padres?
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Escrito por Edith Sánchez

Última actualización: 01 mayo, 2022

Parece que cada vez son más los hijos que cortan relaciones con sus padres. De momento, no hay datos específicos. Sin embargo, en foros, consultorios y artículos de prensa se ha hablado de este fenómeno en aumento.

Al parecer, este fenómeno está presente en particular en los países de Occidente. Es más notorio en las naciones de altos ingresos.

Uno de los pocos estudios al respecto es una investigación que realizó el profesor Karl A. Pillemer, encargado de la cátedra de Desarrollo humano en la Universidad de Cornell. En ese estudio se evidencia que en la actualidad son muchas las personas que cortan relaciones con sus padres y con otros miembros de la familia. No se trata del distanciamiento normal que llega con la vida adulta, sino de un corte con el vínculo, suscitado por muy diversos motivos.

Necesitamos investigadores para encontrar mejores soluciones, tanto para las personas que desean reconciliarse como para ayudar a lidiar con personas en alejamientos permanentes”.

-Karl A. Pillemer-

Hijo enfadado con su padre

Hijos que cortan relaciones con sus padres

El profesor Pillemer notó que existía un vacío en las investigaciones sobre los hijos que cortan relaciones con sus padres y, en general, el alejamiento familiar en la actualidad. Por eso, realizó una amplia encuesta en 2020 en los Estados Unidos.

Los resultados indicaron que uno de cada cuatro estadounidenses había cortado los lazos con algún familiar. Esto quedó consignado en el libro de Karl A. Pillemer titulado La línea divisoria: familias fracturadas y cómo repararlas.

El punto es que en el Reino Unido se hizo una encuesta similar, y los resultados fueron muy parecidos: uno de cada cinco encuestados había roto algún vínculo familiar.

Más adelante se hicieron encuestas similares en Canadá y Australia. Los datos obtenidos fueron muy similares. En ambos países llegó a hablarse de una “epidemia” de rupturas familiares.

Por otro lado, está claro que proliferan los grupos de ayuda online para las personas que han decidido tomar distancia con sus familias. En muchos de ellos hay hijos que cortan relaciones con sus padres y no tienen intención de restaurarlas. No hay estudios similares en países fuera del mundo anglosajón.

¿Por qué ocurre el fenómeno?

Otro de los investigadores que se ha aproximado a este tema es el doctor Joshua Coleman. Según su apreciación, uno de los factores decisivos para que los hijos corten la relación con sus padres son los actos de violencia.

Lo usual es que haya episodios violentos del pasado que a veces se reproduzcan en el presente, dando como resultado la ruptura de los lazos familiares. Tales situaciones se refieren a violencia física, verbal, emocional o sexual.

De este modo, los hijos adultos no están dispuestos a tolerar de nuevo situaciones de abuso que experimentaron de niños. A la vez, ellos también pueden convertirse en agresores y esto precipita la ruptura.

Otro factor que están en la génesis de estas situaciones es el divorcio de los padres, seguido de la conformación de una nueva familia. Son muchas las personas que no logran adaptarse a esa situación y por eso deciden cortar con uno o ambos progenitores.

Madre simbolizando la características de los padres narcisistas

Los valores: un tema crucial

Se ha encontrado que los valores son otro de los factores que inciden en el fenómeno de los hijos que cortan relaciones con sus padres. Joshua Coleman ha mencionado que una de cada tres madres que permanecen alejadas de sus hijos mencionan este aspecto como uno de los más relevantes.

Esto coincide con las conclusiones a las que ha llegado Karl A. Pillemer. Este último señala que hay tres dimensiones en las cuales puede surgir esa distancia radical entre padres e hijos. Tales dimensiones son la diversidad sexual, las creencias religiosas y los estilos de vida alternativos. También incide, aunque un poco menos, la polarización política.

Muchos de los hijos que cortan relaciones con sus padres piensan que es una buena decisión “para todos”. En efecto, esto reduce los conflictos. Sin embargo, también son muchos los que experimentan esto como una pérdida y lamentan no haber logrado un entendimiento con su familia.

Quizás no se trate tanto de diferencias entre unos y otros, sino más bien de una falta de habilidad para tramitar los conflictos. El diálogo y el afecto también son una opción para gestionar los desacuerdos y sanar heridas. La ruptura no siempre es la mejor opción, aunque a veces sea inevitable.

Te podría interesar...
Distanciamiento familiar: cómo nos afecta tener lejos a quienes amamos
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Distanciamiento familiar: cómo nos afecta tener lejos a quienes amamos

El distanciamiento familiar ocasionado a raíz de temas laborales o en situaciones de pandemia tiene un gran efecto psicológico.



  • Meza Flores, J. P. (2008). Los sistemas de acuerdos como un parámetro de referencia diagnóstica para comprender las relaciones entre padres e hijos, un enfoque desde el análisis transaccional (Doctoral dissertation, Universidad de San Carlos de Guatemala).