¿Por qué no te hace gracia la comedia de moda y a tus amigos sí?

¿Cuáles son los efectos del humor sobre nuestro cerebro? ¿Por qué es tan apreciado? ¿Qué hace que produzca sobre nuestra mente un efecto parecido al que producen los estiramientos moderados sobre la musculatura? ¡En este artículo te lo contamos!
¿Por qué no te hace gracia la comedia de moda y a tus amigos sí?
Sergio De Dios González

Revisado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González.

Última actualización: 08 noviembre, 2022

¿Cuántas veces te han recomendado una comedia y, al verla, descubres que no te hace ninguna gracia? Y es que el humor, a nivel neurológico, es una cuestión complicada de entender -de hecho, uno de los grandes retos de la inteligencia artificial es entender los chistes-. De todas formas, en este artículo intentaremos responder a por qué a tus amigos les hace gracia la comedia de moda y a ti no.

Antes de nada, conviene establecer una serie de reglas y normas que se cumplen en todo tipo de comedias. La primera es que el humor suele ser un elemento espontáneo que se ve potenciado por la anticipación. Otro factor a tener en cuenta es que la risa también es contagiosa. Al fin y al cabo, es mucho más fácil reírnos de algo cuando estamos acompañados que cuando estamos solos.

De hecho, la comedia puede tener un efecto variable en función de la persona con la que estemos. Un estudio publicado en el 2015 evidencia que es posible identificar si dos personas son amigas solo por su manera de reír. El experimento se realizó con 966 personas de 24 culturas distintas, por lo que el humor se descubre como un código universal que atraviesa todo tipo de fronteras.

Así que si te estás lamentando porque la comedia que te recomendaron no te resulta tan divertida, prueba a verla acompañado de algún ser querido. Y es que la risa y el humor tiene un alto componente de identificación y complicidad. Verás cómo algún chiste que no te resulta gracioso termina haciéndote reír porque a tu acompañante le resultó divertido.

Mujer riéndose viendo la tele con un hombre aburrido

¿Qué es el humor?

Deteniéndonos en los conceptos más básicos, conviene establecer una definición de lo que es el humor. Ha habido muchos escritores, humoristas y pensadores que han tratado de referenciarlo de manera precisa con palabras, por lo que no hablamos de una cuestión sencilla. Tanto Borges como Schopenhauer coinciden en que el humor es “poner una cosa allí dónde no va”.

Aunque se trate de una definición muy abstracta, otros eruditos del tema, como el neurocientífico Scott Weems, coinciden totalmente. En el caso del autor del libro Ja! La ciencia de cuándo reímos y por qué (2014), este entiende el humor como un conflicto en el cerebro que forma parte de nuestra comprensión del mundo.

Y es que la comedia tiene un elevado componente de sorpresa. Todo chiste comienza con una situación inicial que nos resulta reconocible, mientras que su remate consiste en una sorpresa, en un desarrollo inesperado que no cumple nuestras expectativas.

En el momento que alguien empieza a contarnos una historia, nuestro cerebro empieza a barajar distintos finales, incluso asignándoles una probabilidad. Lo curioso es que, cuando no se producen ninguno de esos finales, el cerebro puede reírse. Así, el humor está muy ligado a la sorpresa.

Además, la risa acompaña a una sensación placentera, por lo que nuestro cerebro va a querer más. De hecho, se puede comparar la respuesta que provoca el humor en el cerebro con la de nuestra comida favorita o ciertas sustancias adictivas, como las drogas.

¿Por qué nos hace gracia un chiste?

Junto a esta ruptura en la situación comunicativa, la comedia juega con muchos otros factores para tener éxito o no. Uno de ellos es la empatía. Al fin y al cabo, nos resultan mucho más graciosos los chistes que hacen referencia a situaciones cotidianas en las que podemos sentirnos identificados. Por eso no a todos nos gustan los mismos humoristas, ya que no empatizamos del mismo modo con todos.

Otro factor a tener en cuenta es que el humor es un mecanismo que utilizamos en todo tipo de interacciones sociales. Ya sea para identificarnos con un amigo o para romper el hielo en una situación tensa, el humor se destapa como una forma de mostrar descontento o agrado respecto a una situación.

Dicho de otro modo, el uso que hacemos del humor y su grado depende de cada persona, ya que el sentido del humor es un compendio de las experiencias, valores y rasgos que nos definen como persona. Por eso hay comedias que les gustan a unos espectadores y a otros no. Eso que se dice de que el humor es subjetivo, es totalmente cierto.

No es algo que ocurra con el drama, por ejemplo, ya que tiene un componente intersubjetivo en el que coincidimos la gran mayoría de la población. Que alguien pierda a un ser querido es un drama, estemos en la época en la que estemos y en el punto del planeta en el que nos encontremos.

Compañero de trabajo con ataque de risa

Beneficios de la comedia y el humor

Más allá de comprender las razones por las que una comedia nos hace gracia o no, cabe subrayar los innegables beneficios del humor en nuestra salud física y mental:

  • Reduce el estrés.
  • Eleva el estado de ánimo.
  • Mejora el funcionamiento del cerebro.
  • Disminuye la presión arterial elevada.
  • Fomenta la relajación.
  • Impulsa el sistema inmunológico.
  • Aumenta nuestra capacidad para luchar contra la enfermedad.
  • Reduce la probabilidad de sufrir accidentes cerebrovasculares.

La comedia y el humor también tienen un elevado componente social. Además, está socialmente aceptado que el sentido del humor está asociado a la inteligencia. Y también nos ayuda a mejorar todo tipo de relaciones interpersonales.

Dicen que la risa es la distancia más corta entre dos personas. Distintos estudios han evidenciado que la sonrisa mejora nuestro atractivo físico, mientras que el sentido del humor mejora nuestro atractivo personal. Además de que la comedia une a las personas, las risas y las sonrisas se disfrutan más cuando se comparten con los demás.

Te podría interesar...
El humor es no tener miedo a pensar
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
El humor es no tener miedo a pensar

Nunca he visto a un fanático con sentido del humor, ni a nadie con sentido del humor que sea un fanático.