¿Puede existir la amistad entre un hombre y una mujer?

Arantxa Alvaro Fariñas · 19 abril, 2016
Este artículo ha sido verificado y aprobado por el psicólogo Sergio De Dios González el 12 marzo, 2018
La amistad entre un hombre y una mujer no tiene por qué derivar siempre en un encuentro sexual o en una relación afectiva. Sin embargo, cultural y socialmente se nos ha abocado a dar por cierta esta idea.

Todos conocemos películas como Cuando Harry encontró a Sally o series como Friends. En estas conocidas producciones nos plantean una idea casi recurrente: que la amistad entre un hombre y una mujer es algo casi imposible. De hecho, no es más que un simple periodo de transición hacia una relación.

Ahora bien, en la realidad vemos que este hecho no siempre se cumple. Hombres y mujeres podemos interactuar sin que tenga por qué surgir un encuentro sexual o el inicio de un vínculo afectivo. Sin embargo, son muchas las personas que siguen manteniendo una idea algo llamativa: que una mujer y un hombre sean amigos es casi imposible por las diferencias psicológicas que existen entre ambos.

Asimismo, tal y como nos sostienen diversos estudios, cuando que se trata de amistades más sólidas y duraderas,  las diferencias son siempre más constructivas. Ello no implica sin duda que en ocasiones se sortee lo que se conoce como la friendzone.

¿Qué dicen las investigaciones? ¿De verdad puede existir la amistad entre un hombre y una mujer? ¿Son casos aislados?

“La amistad es más difícil y más rara que el amor. Por eso hay que salvarla como sea”.

-Alberto Moravia-

Estudios sobre la amistad entre un hombre y una mujer

El eterno dilema sobre la posible amistad o no entre un hombre y una mujer fue analizado por varios científicos de la Universidad de Wisconsin-Eau Claire, en Estados Unidos, para saber qué verdad existe en ese dilema.

  • El estudio reunió a 88 parejas de estudiantes universitarios y se les hizo una serie de preguntas, tanto de manera privada como en presencia del otro. Las preguntas versaron sobre los sentimientos románticos que tenían o pudieran haber tenido hacia el amigo con el que acudieron al estudio.

Las respuestas obtenidas fueron clasificadas en tres categorías: ninguna atracción, moderadamente atraído y extremadamente atraído, diferenciando también entre atracción, estima y deseo.

perfil de una pareja

Por otro lado, para tener una visión global, también se realizó un historial completo sobre la interacción de cada participante con personas del otro sexo:

  • Las circunstancias en las que los amigos se habían conocido (trabajo, colegio, amigos comunes etc.)
  • El l tiempo que había durado la amistad.
  • Las emociones involucradas, etc.

Los resultados del estudio sobre la amistad entre un hombre y una mujer

Lo más sorprendente de los resultados obtenidos en el estudio es que la percepción sobre la relación cambia mucho en función del género. Así, hombres y mujeres juzgan desde distintos parámetros la relación que sostienen entre ellos.

  • Según las conclusiones que se alcanzaron con el estudio, los hombres sienten mucha más atracción hacia sus amigas y tienen más probabilidades de pensar que sus amigas se sienten atraídas por ellos.
  • Por otro lado, según revela el estudio, las mujeres, en general, se encuentran en un punto opuesto al de los hombres de los que son amigas. Es decir, ellas sienten poca o ninguna atracción por sus amigos hombres y suponen que esa falta de atracción es mutua.

Las causas de nuestra forma de pensar en cuanto a la amistad

La socióloga de la Universidad de Cardiff y autora de Girls, Boys and Junior Sexualities, realizó un estudio para averiguar las motivaciones de niños y adolescentes en su comportamiento diario, al margen de la opinión de los adultos.

  • La idea generalizada es que si tienes novia triunfas. Pensemos en que, la cultura del noviazgo está tan extendida, que los adolescentes parecen obligados a buscar pareja a edades cada vez más tempranas, cuando realmente están descubriendo su propia sexualidad.
  • Los adolescentes reciben también una gran influencia de su círculo de amigos y compañeros del colegio, en los que se considera tener pareja como una señal de estatus y popularidad. No tener pareja puede dar lugar, en algunos casos, a un estigma social y provocar cierta marginación.
pareja

En realidad, no se trata de que exista una gran influencia de los medios de comunicación de masas y un bombardeo continuo de publicidad. Más bien nos encontramos ante el hecho de que los comportamientos relativos a tener pareja sirven para reforzar la imagen que ofrecemos a los demás, dando así un «ideal» de poder o estatus.

No obstante, es esencial vivir la amistad entre personas de distinto sexo igual que vivimos y aceptamos las del mismo sexo, de forma sana y honesta. Es importante dejarse llevar y disfrutar con nuestros amigos y de todos los buenos momentos que pasamos con ellos, apreciar de verdad todo lo que nos aporta cada uno de ellos.

¿Tú qué crees? ¿Puede existir amistad entre un hombre y una mujer?

  • Bell, R. R. (1981). Friendships of women and men. Psychology of Women Quarterly, 5, 402-417.
  • Buss, D. M. (1994). The evolution of desire: Strategies of human mating. New York: Basic Books.
  • Monsour, M., Beard, C., Harris, B., & Kurzweil, N. (1994). Challenges confronting cross-sex friendships: Much ado about nothing? Sex Roles, 31, 55-77.
  • Rusbult, C. E. (1980). Satisfaction and commitment in friendships. Representative Research in Social Psychology, 11, 96-105.
  • Rusbult, C. E., & Buunk, B. P. (1993). Commitment processes in close relationships: An interdependence analysis. Journal of Social and Personal Relationships, 10, 175-204.