¿Qué es la ecpatía? - La Mente es Maravillosa

¿Qué es la ecpatía?

Fátima Servián Franco 3 octubre, 2017 en Psicología 31 compartidos
Perfiles de dos personas

La ecpatía es un nuevo término complementario a la empatía, que permite el apropiado manejo del contagio emocional y de los sentimientos inducidos. Este concepto fue propuesto por el doctor y catedrático en Psiquiatría J.L. González para definir el proceso voluntario de exclusión de sentimientos, actitudes, pensamientos y motivaciones inducidas por otros

La ecpatía no es lo mismo que la indiferencia o dureza afectiva característica de las personas carentes de empatía, sino que es una maniobra o acción mental positiva compensadora de la empatía, no su mera carencia. Esta acción mental compensatoria nos protege de la inundación afectiva e impide que las emociones ajenas nos arrastren: un riesgo que corren las personas excesivamente empáticas.

Desde este punto de vista, no hay que confundir ponernos en el lugar del otro con instalarnos en el lugar del otro. De alguna manera, este viaje empático es necesario para la compresión, pero también puede ser realmente peligroso cuando nos quedamos atrapados en el otro.

Ecpatía contra la manipulación

Aunque pensemos que hay personas especialistas en inducir y contagiar emociones, la realidad es que no estamos indefensos ante ellas: tenemos o podemos adquirir las herramientas suficientes para que este “secuestro” emocional no se produzca. Un secuestro emocional que muchas veces está más en la especial sensibilidad del secuestrado que la intención del secuestrador de que el otro se mantenga en este estado. En este sentido, no tenemos que confundir el contagio emocional con la empatía.

La empatía trata con la información valiosa que recibimos de otros. Si solo tenemos en cuenta los puntos de vista, deseos y emociones de lo demás, la convivencia se vuelve desastrosa. Sin embargo, la empatía se queda incompleta sin la capacidad de gestionar el contagio emocional y compensarlo a través de otra cualidad mental.

Personas tapándose los oídos practicando la ecpatía

Mientras la empatía comporta “ponerse en el lugar del otro”, la ecpatía comportaría “ponerse en el propio lugar”, y bien es sabido que ambas cualidades son necesarias. Siendo esta última la acción mental que nos protege de la manipulación  o de la inundación emocional por parte de los otros, impidiendo que las emociones ajenas nos arrastren.

El punto justo en las emociones está entre la empatía y la ecpatía

Daniel Goleman, autor del libro Inteligencia Emocional, dice que la empatía es básicamente la capacidad de comprender las emociones de los demás en las circunstancias de los demás.  Sin embargo, también señala que, en un nivel más profundo, se trata de definir, comprender y reaccionar ante las preocupaciones y necesidades que subyacen en las respuestas y las reacciones emocionales de los demás.

La ecpatía es lo opuesto y a la vez complementario a la empatía. Este proceso voluntario nos sirve para frenar la sobredosis de contagio emocional en situaciones tales como en el cuidado de personas enfermas o en crisis humanitarias, para que no nos termine bloqueando el dolor y también para poder evitar la manipulación mental o incluso la histeria de masas.

Amigas en el campo

Por tanto, no todo contagio emocional es bueno y a modo de conclusión para nuestra salud emocional, lo ideal sería regular la capacidad empática no solo en el sentido de potenciar la capacidad de comprensión, sino también en el sentido de impedir o limitar la extensión de esta experiencia cuando esta puede ser perjudicial para la persona que la vive, para la persona que es empática.

Referencias bibliográficas

Bravo, A. (2004). La Ética y el Deseo en la Medicina”, en Ensayos Históricos y Filosóficos de la Medicina, varios autores, Ed. UADY. 1995 Bravo A, Pérez J. La relación médico paciente. Artículo para el curso Fac Med UADY Penelas López C. El manejo de las situaciones conflictivas. Las habilidades sociales en la práctica médica. http://www. aegris. org/PDFS/SITUACION ES_CONFLICTIVAS. pdf González de Rivera Revuelta JL. Empatía y Ecpatia”, Psquis25(6), 243-245.

De Rivera, J. L. G. (2005). Empatía y ecpatía. Avances en Salud Mental Relacional4(2).

Figley, C. R. (1995). Compassion fatigue: Toward a new understanding of the costs of caring.

Mestre Escrivá, V., Samper García, P., & Frías Navarro, M. D. (2002). Procesos cognitivos y emocionales predictores de la conducta prosocial y agresiva: la empatía como factor modulador. Psicothema14 (2).

Fátima Servián Franco

Psicóloga General Sanitaria. Profesora colaboradora en la Universidad Internacional de Valencia y directora del centro de Psicología, Renacer.

Ver perfil »
Te puede gustar