¿Qué hacer cuando la ansiedad crece y las tareas pendientes también? - La Mente es Maravillosa

¿Qué hacer cuando la ansiedad crece y las tareas pendientes también?

Carolina López De Luis 17, Febrero 2017 en Psicología 3249 compartidos
Mujer controlada por una mano

La ansiedad me paraliza. Tengo muchas obligaciones que debería estar cumpliendo ahora mismo, pero no puedo y siento que no puedo avanzar. Cuantas más crece la lista de tareas pendientes, más me cuesta ponerme a ello. Así, saber que todo lo que tengo que hacer se me acumula me causa aún más preocupación.

Esto es algo muy común, a veces la ansiedad se presenta de una manera un tanto paradójica, y es que, tener una alta carga de trabajo puede agobiarnos hasta el punto de no saber por dónde y cómo empezar. Es la pesadilla que se muerde la cola, a más obligaciones, más ansiedad… y a más ansiedad, más dificultad para ponernos en marcha.

tipos de ansiedad

Una buena idea para dar el primer paso será cortar el círculo vicioso que nos envuelve en una espiral de estrés y preocupación sin salida. Relájate, respira hondo y organízate. Lo primero, ¿qué es lo más importante que tienes que hacer?. Una vez hagas una lista de prioridades para poder afrontar lo que te viene encima, ponte en marcha.

Tipos de ansiedad y estrategias de afrontamiento

En ocasiones es necesario no puedes esquivar a las situaciones estresantes y no te queda más remedio que afrontarlas. Así, te propongo que diseñes de manera inteligente dicho afrontamiento. Piensa que antes de abordar un problema de ansiedad grave, es importante que identifiques la forma en la que se presenta la ansiedad acudiendo a la consulta de un profesional.

Los síntomas de ansiedad pueden presentarse con diferente frecuencia, de una forma variada y ser desencadenados por diferentes factores. Por ejemplo, si los síntomas se presentan en forma de crisis repentinas en las que los síntomas aparecen de forma aguda y con intensidad podría tratarse de un trastorno de angustia.

En casos graves es posible que el profesional aborde el problema con tratamiento farmacológico con benzodiazepinas. Pero también hay otras terapias psicológicas que pueden ayudar a manejar situaciones estresantes y que provocan ansiedad. Como la psicoeducación para detectar síntomas como la ansiedad anticipatoria. También, el entrenamiento en técnicas de relajación o técnicas cognitivo-conductuales que ayudan a valorar el riesgo real de amenaza.

Trastorno de ansiedad generalizada

El trastorno de ansiedad generalizada se caracteriza por un estado de ansiedad y preocupación crónico, que dura más de seis meses. Además, la persona no lo puede controlar y lo percibe como excesivo, y se presenta y se manifiesta en forma de síntomas diversos:

  • Fatiga.
  • Irritabilidad.
  • Tensión muscular.
  • Insomnio.
  • Dificultad de concentración.
  • Inquietud.

emociones inútiles

Existe una capacidad reducida para afrontar las situaciones estresantes y una actitud hipervigilante que lleva a magnificar la importancia de sucesos menores, por lo que incluso eventos normales pueden causar una gran preocupación. Se ha relacionado la vulnerabilidad a este trastorno con la existencia de relaciones de apego inseguro durante la infancia.

Las personas que la padecen, utilizan la preocupación como estrategia de defensa para evitar efectos negativos intensos. Así, Preocupándose por amenazas poco realistas evitan tener que afrontar problemas más reales y que no quieren tener que hacer frente. La adquisición de estrategias para detectar las preocupaciones realistas y afrontar los problemas cotidianos se puede realizar con técnicas cognitivo-conductuales.

No dejes que la ansiedad te impida brillar

La ansiedad pueden ensombrecer nuestro potencial, frenarnos en nuestro desarrollo personal y profesional. A veces toca elegir, afrontar situaciones nuevas que supongan un desafío, pero que nos permiten alcanzar logros importantes. O lo que puede parecer más sencillo, quedarse en la zona de confort y así evitar la incertidumbre que tanto nos perturba.

No dejes que la ansiedad te impida conseguir todo aquello que desees. El miedo al fracaso es uno de los factores que pueden detenerte y vivir de una manera “cómoda”, sin arriesgar. Pero… ¿compensa? Probablemente no. Trabajar la tolerancia a la frustración, el afrontamiento de situaciones estresantes y la aparición de la ansiedad anticipatoria es crucial.

El arma secreta para lograr tus metas

El camino al éxito nunca es un camino de rosas, pero en ese camino podemos aprender de los obstáculos y superarlos. Una forma de afrontar los retos que se te presentan a lo largo de la vida rebajando la ansiedad, es marcarte unas metas realistas. Asumir tus limitaciones y potenciar tus habilidades puede llevarte tan lejos como desees.

Carolina López De Luis

Psicóloga, Máster y doctoranda en Neurociencias. Me apasiona estudiar los procesos neurológicos que subyacen a nuestro comportamiento, emociones y salud.

Ver perfil »