¿Qué tenemos en la cabeza?

Sandra Monteverde Ghuisolfi · 11 junio, 2014

El cerebro humano es uno de los órganos más complejos del cuerpo humano por tanto es de los más estudiados y el menos conocido; por esa razón sigue considerándose un misterio en muchos aspectos. Aquí va la recopilación de una serie de curiosidades del cerebro humano; algunas son conocidas, otras no tanto, pero todas son sumamente importantes a la hora de valorar lo que llevamos dentro de esa caja que portamos por encima de los hombros (literalmente).

Comencemos por un tema netamente morfológico: el cerebro se divide en dos hemisferios, el derecho y el izquierdo que controlan las partes del cuerpo que les corresponden del lado opuesto al que se encuentran, o sea que si movemos la mano derecha, la orden proviene del lado izquierdo. A grandes rasgos la parte derecha es la creadora y la izquierda la analítica y la mayoría de los hombres usa el hemisferio izquierdo para procesar la información (lo que justifica que algunos no puedan hacer dos cosas  la vez), en cambio las mujeres usan los dos hemisferios por igual.

En cuanto a las capas desde adentro hacia afuera, tenemos tres: el procencéfalo (el famoso cerebro reptílico que controla sentidos, pensamientos, emociones básicas, funciones motoras, etc.) el mesencéfalo (desde donde opera la conciencia y se controlan los reflejos visuales y el sistema auditivo) y el rombencéfalo (que se ocupa de la coordinación, del sentido analítico y de las abstracciones).

El 20 % de todo el aire que respiramos, va directamente a oxigenar a nuestro cerebro, ya que éste cuenta con más de cien mil vasos sanguíneos (si los unimos, podríamos dar la vuelta al mundo casi cuatro veces). En cuanto a la cantidad de neuronas (las células nerviosas), ésta puede alcanzar la friolera de cien mil millones (un 1 seguido de ocho ceros).

Hemos oído infinidad de veces que los seres humanos usamos solo entre un 10 y un 12 % de nuestro cerebro, pues eso es un Mito, ya que a cada función le corresponde un trocito de nuestro encéfalo, por lo que todo depende de la actividad que se realice.

Otro Mito es el del tamaño; un cerebro normal, común y corriente pesa alrededor de 1360 gramos (hablamos de promedios) y sin embargo el encéfalo de Einstein (que fue donado a la ciencia aunque estuvo “desaparecido” por más de 23 años y apareció cortado en 240 secciones) pesaba 1230 gramos; al respecto de este súper-cerebro se han detectado algunas “anomalías” en la conformación de su corteza en las que se sustentan varias teorías acerca de su inteligencia.

Si un niño aprende un segundo idioma antes de cumplir los cinco años, está comprobado que el cerebro se desarrolla de una manera diferente. La materia gris, que está compuesta por la acumulación de los cuerpos de las neuronas es más densa, no así la materia blanca que está hecha de los filamentos de dichas células nerviosas que no sufre variaciones.

La capacidad de almacenamiento cerebral es realmente asombrosa, ya que si fuera un disco duro como los de los ordenadores, podría albergar nada menos que 4 terabytes de información (el equivalente a unos 850 discos de DVD o unos 80 de Blue Ray)

En cuanto a otro de los “dichos” con referencias netamente cerebrales acerca de que las mujeres son mas emocionales y los hombres más racionales, hay que reconocer que tiene algo de cierto, aunque no es una constante. Físicamente hablando, hay ciertas propensiones, ya que los hombres tienen más alargado el lóbulo parietal inferior que controla entre otras cosas la habilidad matemática y las mujeres poseen un sistema límbico más voluminoso, que es el que se dedica a las emociones.

Cuéntame tu opinión, aporta más datos, critícame, en fin… ¡usa eso que llevas en la cabeza! y exprésate. ¡Por favor!

Foto cortesía de: solarseven.