Raymond Cattell y su teoría de la personalidad

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 18 agosto, 2018
Edith Sánchez · 18 agosto, 2018

Raymond Cattell nació en Inglaterra a comienzos del siglo XX. De mayor, su trayectoria profesional haría de este inglés uno de los teóricos de la personalidad más importantes en la historia de la psicología. Sus aportes fueron decisivos en la llamada teoría de los rasgos y han tenido aplicación práctica en un test que lleva su nombre.

Aunque Raymond Cattell estudió inicialmente química, tras licenciarse comenzó a interesarse por la psicología. Durante 30 años fue profesor en la Universidad de Illinois y durante 20 en la Universidad de Hawai. También fue un investigador incansable del comportamiento humano y el fundador del Institute for Personality and Ability Testing (IPAT).

Raymond Cattell definió 16 aspectos básicos de la personalidad. Cada uno de ellos fue identificado con una letra. A partir de estos creó su famoso test, que aún hoy en día se aplica con diferentes propósitos. Veamos cuáles son los factores de personalidad definidos por este extraordinario teórico.

La psicología es un campo peliagudo, en la que incluso notables autoridades se han movido en círculos, describiendo cosas que todo el mundo conoce con palabras que ninguno entiende”.

-Raymond Cattell-

Factores A, B, C y E en la teoría de Raymond Cattell

Los factores A, B y C en la teoría de la personalidad de Raymond Cattell corresponden a: afectividad, razonamiento, estabilidad y dominancia. La afectividad, según su teoría, representaría el grado de contacto que una persona establece con otros individuos.

El razonamiento tendría que ver con la capacidad intelectual. En este sentido, cuanto más profundo y acertado sea el pensamiento abstracto de un individuo, más inteligente decimos que es.

Por su parte, la estabilidad hace referencia a la capacidad de adaptación en la teoría de Raymond Cattell. Corresponde a la habilidad de las personas para no dejarse perturbar por los estímulos del medio, junto a la disposición y capacidad para comprenderlos y apropiarse de ellos.

La dominancia es el grado de autonomía o sumisión de una persona. En este sentido, las personas más dominantes suelen ser competitivas, agresivas y seguras de sí mismas. Las menos dominantes serían más frágiles y se subordinarían con facilidad a otros.

puzzle simbolizando las teorías de Raymond Cattell

Los factores F, G, H e I

Los factores F, G, H e I corresponden a: impulsividad, conformidad grupal, atrevimiento y sensibilidad. Cattell relaciona a la impulsividad se relaciona con la espontaneidad y la expresividad. Cuanto más impulsiva una persona, más entusiasta serían. Cuanto menos impulsiva, más prudente, reservada y pesimista.

Para Raymond Cattell, la conformidad grupal se refiere al grado de aceptación de las normas sociales que muestran los individuos. Las más conformes serían personas que se tornan moralistas. Los más inconformes, rebeldes o revolucionarios.

En cuanto al atrevimiento, estaría relacionado con la capacidad de asumir riesgos y actuar bajo presión. Quienes no tienen un alto nivel en esta dimensión tenderían a buscar lo seguro y predecible.

Por su parte, la sensibilidad aludiría al predominio de los aspectos emocionales frente a los racionales en la conducta. Una persona altamente sensible tendería a dejarse dominar por sus sentimientos. Alguien con baja sensibilidad tendería a ser realista y práctico.

Hoja con corazón simbolizando las teorías de Raymond Cattell

Los factores L, M, N y O

Los factores L, M, N y O corresponden a: suspicacia, imaginación, astucia y culpabilidad. La suspicacia tendría que ver con el grado de confianza o desconfianza hacia los demás. La imaginación, por su parte, sería la capacidad de una persona para sumergirse en su pensamiento y en su mundo interno.

El factor N, o astucia, se relaciona con la destreza para analizar la realidad, identificando aquellos rasgos que permitan obtener algo positivo de los demás. Por lo tanto, los más astutos serían también calculadores y fríos. Los menos astutos son sinceros, espontáneos y directos.

El último factor, culpabilidad, se refiere a la capacidad de una persona para responsabilizarse de sus actos de una manera realista. Quienes puntúan alto en este factor serían personas que tienden a sufrir y a culparse por todo. Quienes puntúan bajo tendrían una excelente opinión de sí mismos y serían más indulgentes con sus errores.

cuerpo con nubes simbolizando las teorías de Raymond Cattell

Los factores Q 1, Q2, Q3 y Q4

Los factores Q, del 1 al 4, son: Rebeldía, Autosuficiencia, Autocontrol y Tensión. La rebeldía tiene que ver con la apertura al cambio y la capacidad para transformar las situaciones. La autosuficiencia está relacionada con el grado de independencia personal.

Por su parte, el autocontrol tiene que ver con el nivel de tendencia que tiene un individuo para comportarse socialmente de forma ideal. Y la tensión se refiere al grado de ansiedad que experimenta un sujeto en su vida cotidiana.

Mujer con borrón en la mente

Todos estos factores son los que mediría el test de Raymond Cattell. Las puntuaciones en estos factores nos permitirían trazar el perfil de personalidad de la persona que ha respondido al test. Actualmente dicho test se utiliza con mucha frecuencia para la selección de personal que hacen los departamentos de recursos humanos.

Cloninger, S. C., Molina, A. S. F., & Salinas, M. E. O. (2003). Teorías de la personalidad. México: Pearson Educación.