La representación de la obesidad en la televisión

Este artículo ha sido verificado y aprobado por Sergio De Dios González el 18 abril, 2018
Camila Thomas · 18 abril, 2018

La obesidad en la televisión no ha sido muy representada. En general, los personajes mostrados en la pequeña pantalla suelen acoplarse al cánon de belleza impuesto. En este sentido, los estudios nos advierten de que a largo plazo esta invisibilización de los cuerpos puede traducirse en acoso hacia personas que sufren sobrepeso.

En los últimos años, las productoras de series televisivas han comenzado a incluir personajes más diversos racial y étnicamente. Sin embargo, pocas veces esta diversidad ha incluido la representación de personas cuyo peso sea mayor al convencional.

¿Qué es la obesidad?

Tanto el sobrepeso como la obesidad se caracterizan por la acumulación masiva de tejido graso en el cuerpo. Este aumento de grasa necesariamente implica el aumento del peso corporal. En algunos casos es posible que el aumento de peso se deba a un desequilibrio hormonal, como problemas en la glándula tiroidea. Sin embargo, la causa del sobrepeso es, en general, un desequilibrio alimenticio.

Persona con obesidad midiéndose la barriga

Cuando se consumen más calorías de las que gasta, el organismo humano almacena las calorías sobrantes en forma de grasas. Por esta razón, los atletas pueden mantener dietas con un alto nivel de carbohidratos y grasas. Por otra parte, las personas que llevan un estilo de vida sedentario deben mantener dietas equilibradas con su consumo energético.

¡Cuidado! Los estudios nos advierten que el sobrepeso aumenta el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares. La obesidad también aumenta el riesgo de desarrollar diabetes, hipertensión, algunos tipos de cáncer o de sufrir embolias o infartos.

El aumento de peso se localiza en los países más industrializados. En estos países el ritmo de vida exige que las personas gasten poco tiempo cocinando o comiendo. Las personas que padecen de sobrepeso por causas alimenticias suelen preferir la comida rápida con un alto contenido de azúcares.

La belleza y la moda: sin lugar para el sobrepeso

A lo largo del tiempo, la noción de belleza ideal ha cambiado. A principios del s.XX las mujeres consideradas bellas tenían una figura de reloj de arena. Esta figura era conseguida a partir del uso de corsets muy estrechos. Después de las guerras mundiales, la belleza comenzó a pertenecer a mujeres delgadas y pálidas. Con la aparición del cine comercial, el estilo de las grandes estrellas se populariza. El cabello negro y corto al estilo Bob, y los pantalones comienzan a estar de moda. Las cejas oscuras en pieles pálidas y labios muy rojos trasforman el canon de belleza.

Durante todo el siglo XX, los cuerpos considerados bellos fueron cuerpos delgados. Tanto las mujeres como los hombres para los que se diseñaba la moda eran de peso bajo o medio. Es posible que esto haya sido así porque no había muchas posibilidades de aumentar de peso. Las naciones que participaron en las distintas guerras tuvieron periodos de fuerte escasez de alimentos y poco poder económico. Sin embargo, incluso cuando las personas comenzaron a aumentar de peso, el ideal de belleza se mantuvo igual. Las mujeres de cinturas pequeñas y muslos delgados representaron los cuerpos hermosos para la sociedad.

Así comenzó en la industria de la moda una negación de los cuerpos verdaderos. Las formas de los cuerpos normales fueron rechazadas por la industria. Los grandes diseñadores de moda, incluso en la actualidad, siguen creando ropa para personas que sólo existen en las pasarelas de las fashion weeks.

La belleza en la televisión

Como un reflejo de la industria de la moda, y acompañándola en todo momento, la televisión y el cine mantuvieron los mismos cánones de belleza. Incluso siendo industrias que apenas surgían, tanto el cine como la televisión influyeron de manera notable en la construcción de las sociedades. El material audiovisual ofrece ejemplos y roles a seguir para sus espectadores.

El cine ha evitó mostrar personajes cuyo peso variara de lo convencional. En este sentido, la obesidad fue invisibilizada justo como los grupos diversos racialmente. La obesidad ha sido una condición poco mostrada en el cine, y mucho menos representada en la televisión.

Las pocas veces en que aparecían personajes obesos en la televisión solían ser caricaturas, obsesionados por cambiar u objetos de burlas. Los obesos muchas veces también eran acosados y ridiculizados por su sobrepeso. Sin embargo, el siglo XXI ha visto cambios sutiles pero definitivos en la industria de la televisión.

La obesidad en la televisión ha sido poco mostrada en el cine, incluso durante épocas ha estado invisibilizada.

amigos

Personajes obesos, personajes reales

En la actualidad, la televisión poco a poco se va abriendo a la diversidad. Personajes racialmente diversos han aparecido en muchos programas. De esta manera, las series televisivas más populares cuentan con personajes más reales y que responden a estereotipos. Sin embargo, a pesar de este paso adelante, la obesidad en la televisión sigue siendo muy poco representada.

Aunque cada vez más las producciones se esfuerzan por presentar cuerpos reales, muchos grupos están en contra de mostrar la obesidad en la televisión. Desde medios de comunicación y difusión, como magazines virtuales, hasta grupos médicos. Las opiniones en contra de la obesidad y su representación se basan en argumentos de salud. Se dice que no es correcto mostrar personajes obesos bajo un luz positiva. En caso de ser así, esto daría una falsa sensación a los espectadores, haciéndoles creer que la obesidad es una condición ausente de peligros, normalizada e incluso deseable.

A pesar de esto, muchos productores opinan que mostrar la obesidad en la televisión es una oportunidad de mostrar inclusión. Mostrar personajes obesos es mostrar personajes reales, personas verdaderas. En este sentido, somos de una opinión: es importante mostrar la diversidad que las sociedades poseen, sólo así la igualdad podrá ser lograda.