Según la ciencia, la depresión es diferente en hombres y mujeres

La prevalencia de la depresión es más alta en mujeres; sin embargo, según nos revelan varios estudios, en los hombres esta condición psicológica puede tener peores consecuencias.
Según la ciencia, la depresión es diferente en hombres y mujeres
Valeria Sabater

Escrito y verificado por la psicóloga Valeria Sabater el 15 agosto, 2021.

Última actualización: 15 agosto, 2021

La depresión es diferente en hombres y en mujeres. Si bien el sufrimiento, la angustia y el dolor emocional es el mismo en cualquier persona, la manera de manejar los síntomas, e incluso de actuar ante dicha condición, suele diferir. Sabemos, por ejemplo, que la probabilidad de suicidio en los hombres es mayor.

Ahora conocemos mucho mejor cómo se desarrolla una depresión. El hecho de estar asociada a la mujer hizo que muchos hombres fueran reacios a la hora de buscar ayuda. De hecho, aún son muchos los que interiorizan el malestar o buscan camuflarlo con conductas contraproducentes, como el consumo de alcohol.

En la actualidad, ya podemos identificar la sintomatología propia en cada sexo y esto, nos permite comprender mejor esta realidad para poder actuar con mayor eficacia. Lo más importante, sin duda, es que la propia persona tome conciencia de su problema y dé el paso para solicitar apoyo.

Por término medio, los hombres evidencian los síntomas de la depresión a través de una mayor irritabilidad y mal humor. Incluso es común que tiendan somatizar mucho más.

Mujer pensando en que la depresión es diferentes en hombres y mujeres

La depresión es diferente en hombres y mujeres: claves particulares

En primer lugar, podríamos decir que el factor social y cultural ha hecho que la depresión se viva de manera diferente en cada sexo. Si bien es cierto que la valoración de la salud mental va abriéndose camino poco a poco en nuestra sociedad, hay espacios en los que sigue siendo un tema tabú. La vergüenza y el temor a la crítica o la incomprensión del entorno sigue estando muy presente.

Ahora bien, la segunda pregunta sería, si la depresión es diferente en hombres y mujeres… ¿El origen es siempre social? ¿Es la reticencia del hombre a pedir ayuda lo que los diferencia? La respuesta es no. Existen factores biológicos que vale la pena conocer.

La depresión tiene mayor prevalencia en las mujeres

Trabajos de investigación, como los realizados en la Universidad de Ottawa, señalan que la incidencia en la mujer es de un  5,8%, frente a un 3,5% en los hombres. La diferencia es significativa. Es importante señalar que, durante la infancia, los trastornos depresivos son más comunes en los niños que en las niñas y que, llegada la tercera edad la incidencia es más equivalente.

Sin embargo… ¿qué explica esa mayor tasa de depresiones en las mujeres? Las causas suelen ser las siguientes:

  • La mayor prevalencia de la depresión en mujeres correlaciona a menudo con los cambios hormonales.
  •  Se cree que puede existir una confluencia de cambios hormonales y del neurodesarrollo muy particulares durante la transición a la pubertad que puede influir en esa mayor vulnerabilidad del género femenino a la depresión.
  • Por otro lado, factores como el embarazo, los abortos espontáneos, los problemas de fertilidad, la depresión postparto y las alteraciones asociadas también a la perimenopausia y la propia menopausia son factores muy importantes.

Los desencadenantes, otra particularidad

Es importante matizar que cada persona es única y que no siempre están claros los desencadenantes de una depresión. Por lo general, hay variables sociales, ambientales, personales y también genéticas. Ahora bien, por término medio se suele observar que en la mujer abundan los factores internalizantes, mientras que en los hombres son comunes los externalizantes.

¿A qué nos referimos con variables internalizantes y externalizantes? Los primeros se vinculan con las relaciones interpersonales. Las malas relaciones con la familia, la pareja, los compañeros de trabajo o los hijos son a menudo causa de depresión en las mujeres. Por otro lado, factores como la violencia ejercida en la relación de pareja es otro hecho de gran impacto.

En lo que se refiere a los hombres, un factor externalizante es la pérdida de trabajo, los problemas económicos, no poder alcanzar los objetivos propuestos o no lograr desarrollarse en su carrera profesional.

La depresión es diferente en hombres y mujeres: síntomas

Sabemos que, tal y como nos indican diferentes estudios, como el realizado en la Universidad de Wisconsin, la depresión es diferente en hombres y en mujeres. Conocer esos elementos que les diferencian en cuanto a sintomatología nos puede servir de ayuda para comprender esa particularidad en cada sexo.

Son los siguientes:

  • Mientras las mujeres suelen evidenciar mayor apatía, angustia y tristeza, en los hombres destaca el mal humor y la irritabilidad.
  • Los hombres evidencian mayores comportamientos “escapistas”. Es decir, pueden ir al gimnasio para no pensar o recurrir a conductas de riesgo para sentir emociones fuertes.
  • Algo particular en las mujeres es que ellas son más tendentes a buscar ayuda y apoyos en su entorno. Ellos en cambio, pueden negar su situación y las alteraciones en su estado de ánimo. En muchos casos, es común que los hombres con depresión caigan en conductas adictivas.

Ronald Levant, expresidente de la Asociación Americana de Psicología (APA) acuñó el término alexitimia masculina para definir la dificultad que suelen presentar algunos hombres a la hora de entender su estado de ánimo y de expresarlo. Este factor podría ser un densencadenante común en la depresión.

Hombre despierto por preocupaciones debido a que la depresión es diferentes en hombres y mujeres

Los hombres presentan una mayor tasas de suicidios

El factor más problemático que nos encontramos es sin duda la tasa de suicidios tan elevada en el sexo masculino. Es una evidencia y una realidad que deberíamos tener más presente. Por lo general, detrás de estas personas hay una depresión mayor no tratada, no identificada o mal asistida. Esto nos obliga a desarrollar adecuadas medidas de concienciación y de prevención.

Las campañas de salud mental también deben estar focalizadas hacia los hombres, normalizando el hecho y la importancia de solicitar ayuda experta. Necesitamos que los profesionales de atención primaria identifiquen de manera temprana esta realidad, esa que a menudo se esconde tras las cefaleas, problemas digestivos o en las alteraciones del sueño.

Los entornos de trabajo también deberían plantearse la necesidad de crear departamentos y equipos multidisciplinares de salud laboral. En esencia, sabemos que aunque la depresión es diferente en hombres y mujeres, son los primeros los que llegan a extremos más problemáticos. La mujer, no obstante, también necesita de una asistencia más destacada en todo lo relativo al embarazo, las pérdidas gestacionales, los postpartos, etc.

Si conocemos cómo se manifiesta la depresión en la vida de las personas y atendemos las particularidades de cada género, seguramente desarrollaremos estrategias de atención más eficaces. Ese es el objetivo.

Te podría interesar...
Desilusión y depresión duelen igual, pero no son lo mismo
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
Desilusión y depresión duelen igual, pero no son lo mismo

Desilusión y depresión se viven a menudo de una manera similar, sin embargo, son dos realidades muy diferentes. Lo analizamos.



  • Albert P. R. (2015). Why is depression more prevalent in women?. Journal of psychiatry & neuroscience : JPN40(4), 219–221. https://doi.org/10.1503/jpn.150205
  • Salk, R. H., Hyde, J. S., & Abramson, L. Y. (2017). Gender differences in depression in representative national samples: Meta-analyses of diagnoses and symptoms. Psychological bulletin143(8), 783–822. https://doi.org/10.1037/bul0000102