Sexo durante el embarazo: todo lo que debes saber

El sexo durante el embarazo no es peligroso, a no ser que haya alguna complicación previa. En este artículo vamos a intentar responder a algunas dudas que puedan surgirte.
Sexo durante el embarazo: todo lo que debes saber
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez el 15 noviembre, 2021.

Última actualización: 15 noviembre, 2021

El sexo durante el embarazo es uno de esos grandes olvidados, pues parece que las mujeres no piensan (o no deberían pensar) en tener relaciones cuando están encinta. Pero, ¿es esto cierto? ¿Se pierde el deseo sexual durante estos meses?

Esta cuestión, al no tratarse demasiado en las conversaciones de la población general, es el caldo de cultivo perfecto para los mitos y las falsas creencias. Es por eso que muchas mujeres evitan el sexo durante este periodo, ya que temen perjudicar al sexo o a su relación de pareja.

No obstante, el embarazo no es más que una etapa con características propias. Mantener relaciones no solo es posible, sino que es beneficioso para ciertos aspectos. Si te ha picado la curiosidad o es tu caso, en este artículo tienes todo lo que necesitas saber.

Mujer embarazada con su marido

¿Se puede tener sexo durante el embarazo?

La respuesta es que sí. De hecho, muchas mujeres tienen un repunte del deseo cuando pasan las complicaciones del primer trimestre. Además, el sexo durante el embarazo tiene una serie de ventajas:

  • Aumenta el flujo de sangre en el útero: la corriente sanguínea se acelera durante el sexo, lo que oxigena mejor los tejidos, incluido el útero.
  • Durante el orgasmo, el perineo se contrae, fortaleciéndose: esto es un factor de prevención ante las pérdidas de orina en el futuro. Tener un perineo fuerte también es beneficioso para el momento del parto.
  • Aumento de las endorfinas: el incremento de estas hormonas, liberadas durante el orgasmo, crea una sensación de felicidad que es beneficiosa también para el feto.

En cualquier caso, no existe una respuesta considerada “normal” en cuanto al deseo durante el embarazo. Al igual que en cualquier otro momento de la vida, cada persona vive el sexo de una determinada manera y ninguna de ellas es inválida.

Mitos sobre el sexo durante el embarazo

Es normal que en esta etapa aparezcan dudas y preocupaciones, en especial si se trata sobre el bienestar de la madre y el feto. Uno de los mitos más conocidos que nacen de este miedo es que la penetración puede dañar al feto. Nada más lejos: el bebé está protegido por el líquido amniótico y los fuertes músculos del cuello del útero.

Las relaciones sexuales tampoco aumentan el riesgo de tener un parto prematuro. Lo que sí puede ocurrir es que el orgasmo o la penetración induzcan las contracciones de Braxton Hicks, pero no se trata de un inicio del parto.

Las contracciones de Braxton Hicksson son contracciones leves que algunas mujeres experimentan al final de su embarazo. Sin embargo, estas no indican ni inducen el parto.

Otra de las creencias erróneas que suelen circular entre la población es que el sexo durante el embarazo aumenta las probabilidades de un aborto espontáneo. Esto no es así: los abortos se producen por complicaciones en el desarrollo del feto y no por tener sexo.

Pareja en la cama

Cuestiones a tener en cuenta

El embarazo es una etapa en la que el cuerpo sufre grandes modificaciones, tanto fisiológicas como anatómicas. Por eso, y aunque el sexo no sea algo a evitar, cada persona tendrá que evaluar si es peligroso o no para su caso particular.

Es cierto que pueden surgir algunas complicaciones en esta etapa a causa del sexo. Por eso, aquí tienes un resumen de las más relevantes:

  • Evita las relaciones sexuales si tienes sangrado vaginal sin razón aparente.
  • También si estás perdiendo líquido amniótico.
  • Si tu pareja tiene alguna enfermedad que se contagia por vía sexual, usa siempre preservativo. Si son relaciones no monógamas, también.
  • Si el cuello uterino se abre de forma prematura se deben evitar las relaciones.
  • También hay riesgo si hay una placenta previa o esta cubre parcial o totalmente la abertura cervical.
  • No es recomendable practicar sexo si tienes antecedentes de parto prematuro.

Por otro lado, muchas personas se preguntan cuál es la posición ideal para tener relaciones durante el embarazo. De nuevo, esta es una cuestión que tiene que responder cada pareja de forma individual, pues lo ideal es ajustar las relaciones a los cambios que experimenta el cuerpo en esta etapa.

Y, por supuesto, si no tienes interés en tener sexo durante el embarazo, es tan válido como buscar la manera de hacerlo. La intimidad en la pareja toma muchas formas, y el sexo no debería ser un determinante único para obtenerla. En cualquier caso, ante cualquier duda, acude a tu médico de confianza, pues es el más cualificado para indicarte qué consideraciones debes tener durante el embarazo.

Te podría interesar...
Mi pareja quiere tener sexo, pero yo no: ¿qué hago?
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
Mi pareja quiere tener sexo, pero yo no: ¿qué hago?

Si tu pareja quiere tener sexo, pero tú no, entra y descubre algunas alternativas que te ayudarán a gestionar la situación.



  • González Labrador, I., & Miyar Pieiga, E. (2001). Sexualidad femenina durante la gestación. Revista cubana de medicina general integral17(5), 497-501.
  • Navero, S. P., Merino, G. A., Orta, M. T. A., Iglesias, V. J., Ballesteros, E. M. O., & Figueroa, M. J. R. (2011). Características y modificaciones de la sexualidad durante el embarazo. NURE investigación: Revista Científica de enfermería, (50), 3.
  • Raines, D. A., & Cooper, D. B. (2017). Braxton Hicks Contractions.