El papel de las hormonas durante el embarazo

¿Qué papel juegan las hormonas durante el embarazo de la mujer? ¿Cuál es su relación con las conductas de apego al bebé una vez finalizado el proceso de parto? En este artículo daremos respuesta a estos interrogantes.
El papel de las hormonas durante el embarazo
Leticia Aguilar Iborra

Escrito y verificado por la psicóloga Leticia Aguilar Iborra el 15 marzo, 2021.

Última actualización: 15 marzo, 2021

Las hormonas durante el embarazo tienen un papel fundamental en la tarea psicológica que prepara a la mujer para ser madre. Uno de los cambios más obvios es que la mujer ya no podrá pensar solo en sí misma, sino en un “nosotros”. Por tanto, el papel de las hormonas durante el embarazo será fundamental para el desarrollo de las conductas de apego hacia el futuro hijo.

La oxitocina es una de las hormonas durante el embarazo clave en el parto y en el mantenimiento de las conductas de apego de la mujer hacia el bebé. Al rol de la oxitocina y otras hormonas durante el embarazo deben sumarse la percepción de los movimientos fetales y ciertos cambios neurológicos en el cerebro de la mujer.

Cambios y ajustes en el embarazo

Desde la infancia, proyectamos en el futuro miedos y deseos. Los niños suelen jugar a ser papás o mamás, adquiriendo estos juegos ciertos significados en la adultez. Los adultos que vayan a ser padres tendrán que hacer una serie de modificaciones en sus estilos de vida para dar cabida a un nuevo miembro.

Las hormonas durante el embarazo tienen mucho que decir en las conductas que consolidan el vínculo de apego. Una relación que se inicia cuando la mujer tiene noticia de estar embarazada. La noticia puede ser recibida con ciertos sentimientos ambivalentes como la felicidad por ser madre o inseguridad, miedo o rechazo.

Los nuevos medios, como la ultrasonografía y los estudios de ultrasonografía dinámica dan una nueva dimensión a esa realidad que se proyecta; estos aparatos nos dejan ver los movimientos del feto, su cara y su cuerpo en forma tridimensional.

La transición a la maternidad

Durante el primer trimestre del embarazo es normal que la mujer sienta cansancio, somnolencia y náusea, por no mencionar el vómito matutino. La hormona gonadotropina coriónica humana (HCG) puede ser la responsable de contribuir en estas náuseas y vómitos en el primer trimestre. Esta solo se forma en el organismo tras la construcción de la placenta y suele tener una concentración muy alta en sangre y orina en el primer trimestre en la mujer.

En muchos grupos culturales no se considera adecuado dar la noticia sobre el embarazo hasta llegar al tercer mes, ya que el primer trimestre es el mayor riesgo. Por ello, en muchos casos no es hasta el segundo trimestre cuando la embarazada se permite fantasear y pensar sobre el bebé, iniciándose las primeras conductas de tocarse el vientre, los posibles nombres, etc.

Cambios en el cerebro materno durante el embarazo

A medida que el embarazo avanza, el cerebro de la mujer sufre cambios. Estos cambios se deben a las hormonas durante el embarazo que modifican determinados procesos cerebrales y facilitan el desarrollo de la conducta materna y el vínculo de apego entre la madre y el futuro de bebé. Todos estos cambios van destinados en producir en la madre una gran sensibilidad que permita favorecer un entorno seguro al bebé.

Para el desarrollo de conductas de apego hacia el bebé, el cerebro materno durante el embarazo experimenta cambios neuronales. Es el ejemplo del desarrollo de redes neuronales en algunas áreas específicas como el hipocampo o el bulbo olfatorio. Áreas que están implicadas en el olor a la cría y su asociación emocional.

El papel de las hormonas durante el embarazo

Hacia el final del embarazo, la mujer, en condiciones normales, es plenamente consciente de su rol inminente como madre. Estoo deriva en la influencia de las siguientes hormonas durante el embarazo, con el objetivo de prepararse física y psicológicamente para el futuro parto y para el desarrollo del rol como futura madre.

Las hormonas durante el embarazo claves en los procesos de apego y conducta materna podrían resumirse en las siguientes:

Prolactina

Prepara el alvéolo mamario para la producción de leche. Reduce la respuesta al estrés y estimula el desarrollo y el mantenimiento de la conducta maternal. La prolactina además estimula el apetito para proveer al feto de nutrientes y energía extra para la madre, así como almacenamiento de energía en forma de grasa para la futura lactancia.

Progesterona y hormonas esteroides

Inhiben la respuesta al estrés para la prevención de un parto prematuro, impidiendo que la oxitocina se libere antes del parto. Además, la progesterona y las hormonas esteroides preparan los circuitos neuronales para el desarrollo y expresión de la conducta materna tras el parto.

Oxitocina y vasopresina

Son las responsables en el desarrollo de la conducta de cuidado hacia el bebé. La oxitocina disminuye la ansiedad, la tendencia a la obsesión y la reactividad al estrés. Durante el embarazo, es importante que los niveles de oxitocina se mantengan en reposo, pues un pico elevado de esta puede iniciar un parto prematuro.

El contacto con el bebé una vez ocurrido el parto produce una liberación de oxitocina, lo que aumenta las conductas de apego de esta hacia el bebé.

Por tanto, el embarazo no se constituye solo por los cambios físicos acontecidos, sino también por determinados cambios hormonales. Las hormonas durante el embarazo implican en la mujer determinados ajustes emocionales para ser partícipe de su propio proceso, favoreciendo, como se menciona en lo expuesto, las conductas de apego y el desarrollo de sistemas de crianza básicos para la protección del bebé.

Te podría interesar...
El embarazo: amar a alguien que aún no conoces
La Mente es MaravillosaLeerlo en La Mente es Maravillosa
El embarazo: amar a alguien que aún no conoces

El embarazo dura nueve meses, ahí donde un cordón umbilical une dos corazones, dos mundos en uno donde acontece algo maravilloso.



  • Barrera, David, Avila, Euclides, & Díaz, Lorenza. (2007). Papel inmunológico de la progesterona en el mantenimiento del embarazo. 
  • (2), 139-145. Recuperado en 15 de marzo de 2021, de
  • &pid=S0034-83762007000200008&lng=es&tlng=es. Lee HJ, Macbeth HA, Pagani J. Oxytocin: the great facilitator of life. Prog Neurobiol 2009; 88:127-151