¿Qué significa el color dorado en psicología?

El significado del color dorado está estrechamente relacionado con el sol, la luz y la prosperidad. Descubre aquí cómo se ha integrado en la vida de las personas.
¿Qué significa el color dorado en psicología?
Sara González Juárez

Escrito y verificado por la psicóloga Sara González Juárez.

Última actualización: 01 agosto, 2022

El significado del color dorado varía de una cultura a otra, pero en todas tiene un punto en común: su asociación con el metal precioso que le da su nombre, el oro. Tanto el material como el color son muy difíciles de ver en la naturaleza, lo que lo hace más preciado para el ser humano.

Es por eso que el color dorado se asocia al lujo y al poder, así como a lo divino y al sol. Aparece en mitos, simbología, arquitectura y religiones de muchos lugares del mundo, desde los sarcófagos de los faraones hasta la mítica ciudad del Dorado.

En este artículo tienes una revisión sobre las diferentes facetas que ha obtenido este color, así como su variante científica en cuanto al efecto que tiene sobre la mente humana. No te lo pierdas.

Características del dorado

La palabra dorado significa ‘cubierto con oro’ y proviene del latín aurum (oro). En realidad, este color es un matiz del amarillo y tiene una longitud de onda de 565-590 nanómetros. La luminosidad de este color dependerá del material, es decir, que solo será brillante si la superficie del mismo está pulida y es reflectante.

En cuanto al metal, es raro ver objetos de oro macizo. Lo más normal es mezclar una pequeña cantidad de oro con otros metales para darles su característico color amarillento. Por ejemplo, el color dorado tradicional de las joyas se obtiene mezclándolo con plata y el oro rojo se obtiene añadiéndolo al cobre.

Mueble dorado con lingotes de oro

Significado del color dorado

El dorado se asocia directamente al material: las representaciones abstractas de este color hacen alusión, de una forma u otra, al oro metálico. Es por eso que el principal significado del color dorado está relacionado con la riqueza, el poder, la abundancia, la ambición y el lujo.

A raíz del paralelismo con la prosperidad, el color dorado también se asocia a la longevidad, la felicidad y el éxito.

La fama y el mérito enlazan directamente con la evocación de éxito que proporciona el color dorado. Es por ello que medallas, premios y otras condecoraciones son, si no de oro, de un color dorado. También representa la fidelidad y la continuidad, como se plasma en los anillos de matrimonio.

Su paralelismo con la riqueza y el lujo desmesurados es quizá su acepción más llamativa en los tiempos actuales. Todo aquello que atrae dinero o riquezas lleva consigo la palabra “oro” o “dorado”: el petróleo es oro negro, la porcelana también. De hecho, cualquier objeto fabricado con oro aumenta de precio, en algunos casos sin importar su valor estético real, como las joyas o las prendas.

El dorado en diferentes ámbitos

Los humanos estamos expuestos a los colores desde que nacemos, y la mezcla entre lo perceptivo y lo cultural hace inevitable que los asociemos a multitud de conceptos. A continuación tienes un desglose del simbolismo del color dorado en diferentes ámbitos y culturas.

En la cultura

Las representaciones culturales de este color -en ropajes, decoración, arquitectura y demás- no difieren mucho entre ellas en cuanto a significado. Sin embargo, cada una de estas culturas añaden detalles propios a tener en cuenta:

  • Edad Media: era el color asociado al gremio de alquimistas. Esto se debe a  la búsqueda de la piedra filosofal y su incansable investigación para transformar cualquier material en oro.
  • Mesopotamia: símbolo de divinidad. Los edificios sagrados eran decorados con oro y piedras preciosas.
  • Antigua Roma: los emperadores se relacionaban a sí mismos con las divinidades, de manera que se rodeaban de oro. Era habitual que se tiñeran el pelo con polvo de oro. La luz dorada del sol otorgaba la sabiduría divina.
  • Judaísmo: al no poder representar a Dios de ninguna forma, utilizaban el oro en objetos y edificios cuando querían asociarlos a lo divino.
  • Antiguo Egipto: el dorado era el color que simbolizaba la permanencia en el tiempo y la reencarnación. Estaba directamente vinculado al Sol y se usaba en representaciones artísticas para representar el color de la carne de los dioses.
  • Antigua Grecia: se empleaba este color para representar la inmortalidad. Donde más a menudo se encuentra es en representaciones de Zeus.
  • Budismo: para esta religión, el dorado es el color de la humildad.

En el arte

En pintura, el uso del dorado siempre se ha vinculado con cuadros con motivos religiosos. Además, es un color que se combina habitualmente tonalidades marrones -por la tierra-, rojos y borgoñas. En ocasiones, se empleaba pan de oro para resaltar detalles sobre la divinidad, como los halos de los santos.

Es muy frecuente también el uso del color dorado en el Art Nouveau. Aunque no se utilizaba oro real, sino una mezcla de pigmentos acabó por convertirse en uno de los colores más icónicos de esta corriente artística. Su precursor fue Gustav Klimt.

Cuadro El beso de Gustav Klimt
El beso de Gustav Klimt

En el marketing

En el marketing no se deja nada al azar. En este ámbito, la acepción de ostentación y de riqueza desmesurada cobra su mayor sentido. El color dorado se usa para anunciar productos o servicios de lujo, que habitualmente cuestan mucho dinero.

No obstante, la publicidad en los medios cotidianos ha acabado por añadir una connotación negativa al color dorado, considerándolo demasiado llamativo y ostentoso para ser elegante. Puede llegar incluso a tener un tinte de vulgaridad.

Como vemos, el color dorado va directamente asociado a la prosperidad, la vida y lo imperturbable, cualidades que comparte el material. No sería raro que encontraras más significados para esta tonalidad en diferentes culturas y ámbitos, así que desde aquí te animamos a que satisfagas tu curiosidad.

Te podría interesar...
La depresión altera la forma en la que percibimos los colores
La Mente es Maravillosa
Leerlo en La Mente es Maravillosa
La depresión altera la forma en la que percibimos los colores

La depresión altera la forma en la que percibimos los colores. Tanto es así que nos cuesta detectar el contraste entre el blanco y el negro.



  • Clarke, T. y Costall, A. (2008). The Emotional Connotations of Color: A Qualitative Investigation. Color Research and application, 33(5): 406-410.
  • Domínguez, M. J. G. (2002). EL DORADO EN LA OBRA DE GUSTA V KLIMT: REMINISCENCIAS MEDIEVALES DE UN COLOR. Comunicación: revista Internacional de Comunicación Audiovisual, Publicidad y Estudios Culturales, (1), 313-332.
  • Gómez, A. P. (2016). La importancia del color en la arquitectura pública romana. Testimonios del empleo de" marmora" y pintura en algunos templos de la Bética. Cuadernos de Arqueología de la Universidad de Navarra24, 21-48.
  • Heller, E. (2004). Psicología del color. Cómo actúan los colores sobre los sentimientos y la razón. Editorial Gustavo Gill.
  • Rubio Jiménez, C. J. (2015). El lenguaje visual de los colores: historia, cultura y problemas en la traducción de las expresiones idiomáticas de colores.